Resumen del mercado global del calabacín

La situación de mercado de los calabacines en Europa está marcada por la nieve y las heladas que se han sufrido en el sur del continente, las cuales han provocado escasez en muchos países y cuantiosas pérdidas en España e Italia. En Estados Unidos, el frío también ha hecho mella y se esperan volúmenes menores.

Incremento sustancial de los precios en Italia
La situación afecta, principalmente, a las regiones de Sicilia, Lacio, Apulia, Piamonte, Campania, Véneto, Calabria y Emilia-Romaña. En el pasado, el consumo alcanzaba su pico en verano, pero gracias a la oferta de cultivos de invernadero, el consumo se ha incrementado todo el año. El cultivo de invernadero se concentra, sobre todo, en Sicilia y Lacio. La superficie cultivada de Piamonte es estable, con 750 hectáreas, de las cuales el 80% están a campo abierto y el 20% bajo túneles.

Como resultado de la ola de frío de este mes, que ha afectado sobre todo al sur del país, se ha producido una caída pronunciada en el suministro de hortalizas. El sur de Italia ha perdido una media del 70% de la producción, con picos de hasta el 90%. Esto, como es obvio, tiene consecuencias para los consumidores, quienes tienen que pagar precios más altos. En el sureste de Sicilia, el 60% de la producción de calabacín se ha perdido. Además, la superficie se ha reducido, por lo que los precios han subido más todavía.

Entre el 30 de diciembre y el 13 de enero, ya se habían registrado fuertes aumentos de los precios. En el mercado mayorista de Bolonia, el precio ha subido un 43% (de 2,60 a 3,71 €/kg). En Turín, el precio también ha pasado de 0,95-2,75 €/kg a 3,25-7,05 €/kg el 19 de enero. En Fondi, el precio ha subido de 2,35-3 €/kg a 3,20-5,60 €/kg.



Estantes vacíos en Reino Unido
Las imágenes de estantes vacíos de calabacines en los supermercados británicos son muy comunes. Como resultado del severo invierno que está pasando España, la oferta se ha paralizado prácticamente, por lo que se ha visto afectado el abastecimiento de los supermercados. Los altos precios de esta hortaliza incluso han motivado el robo de tres palés en un almacén de Londres. "Si tenemos en cuenta que los tres palés tienen un valor de 11.000 libras y que el producto se puede vender deprisa, comprenderemos que para los delincuentes resulta atractivo robar hortalizas para sacar dinero rápido", explica un comerciante.

El producto español es caro en Bélgica
Bélgica está importando calabacines en estos momentos. Según un importador español, los calabacines españoles son muy escasos por el frío que está haciendo en el país,por lo que los precios se han disparado. El lunes 16 de enero, alcanzaron los 24 euros por caja de 5 kilos. Los precios ya llevaban altos algún tiempo, en especial por la falta de producto provocada por el virus de Nueva Delhi.

Incertidumbre en Países Bajos y Bélgica
Según el servicio de estadísticas holandés, CBS, la superficie dedicada a los calabacines en Países Bajos ha aumentado de forma considerable en los últimos años, de 150 hectáreas en 2000 a 306 en 2015. La productividad se ha incrementado de forma acorde en el mismo periodo, de 11 millones a 18,4 millones de kilos. En Flandes, la superficie de calabacín es mayor, en torno a 400 hectáreas.

La cosecha holandesa comienza en los invernaderos, aunque la mayoría de los cultivos están en campo abierto. El año pasado, parte del cultivo en campo abierto se vio afectado por las lluvias y el granizo en junio, pero después hubo muchas plantaciones nuevas. El tiempo cálido y el aumento de la superficie en otoño se tradujeron en grandes cifras de producción. Los precios comenzaron a bajar a mediados de verano.

Este año, la superficie de calabacín bajo invernadero es bastante similar a la del año pasado, pero la cifra siempre es variable. Es relativamente fácil empezar a plantar en un invernadero de alquiler y los actuales informes sobre la crisis del calabacín bien podrían dar lugar a un nuevo aumento de la superficie de cultivo. El año pasado, creció la superficie dedicada al calabacín amarillo, una especialidad, pero tras los decepcionantes resultados, volvió a disminuir. La superficie de invernadero plantada con calabacines redondos parece mantenerse bastante estable.

Francia
A comienzos de esta semana, los calabacines plantados por los agricultores franceses han obtenido entre 2,94 y 4,81 euros. Además de la producción nacional, también hay suministro de países como España, Italia, Turquía, Marruecos y Estados Unidos. El 16 de enero, los precios de los calabacines importados se mantuvieron en los siguientes niveles:

España                              2,60-4,20 euros
Marruecos                         2,25-3,50 euros
Italia                                 2,60-4,05 euros
Turquía                             2,10-3 euros
EE. UU. (solo ecológico)      3,16-3,38 euros

A Israel le basta con la producción nacional
El mercado israelí sigue escapando de los inestables movimientos de precios de los últimos años. Esto se debe a la demanda relativamente pequeña de calabacines en el sector israelí. Los agricultores locales todavía pueden satisfacer la demanda. La mayoría de las cosechas se cultivan en invernaderos o bajo mallas, por lo que las condiciones meteorológicas tienen un efecto limitado sobre la producción. El precio oscila entre 1,10 y 1,50 euros por kilo en los supermercados. Por lo genera, el volumen de exportación es nulo. Tan solo durante el pico de la temporada, en primavera y otoño, existe un exceso de producción que se exporta a la Franja de Gaza o a Jordania.

Rusia importa de Irán
Los calabacines son un producto con demanda en Rusia, pero no es parte esencial del menú ruso. La demanda alcanza su máximo en primavera y verano, cuando los calabacines se emplean en platos veraniegos. "La pasta de calabacín, que se suele consumir en agosto y septiembre, es bastante común", explica un comerciante. En los meses de verano hay suministro del sur del país. En los meses de invierno, se importa el producto de varios países, entre ellos Irán. "Nuestros clientes nos piden calabacines de tamaño medio y de color verde claro", afirma un comerciante.

China no exporta calabacines frescos
El norte de China abastece al mercado de calabacines en verano, mientras que en invierno la oferta procede del sur del país. El grueso del cultivo se produce en explotaciones pequeñas y a campo abierto. el porcentaje de cultivos de invernadero va en aumento, pero sigue siendo limitado. Este tipo de cultivo se encuentra, principalmente, en la región de Shandong. Ahora mismo, el tiempo es estable y los meses de invierno son suaves, por lo que la producción también es estable. China no exporta calabacines frescos, sino que este producto cruza la frontera procesado o congelado.

Frío también en Estados Unidos
Estados Unidos también se enfrenta a bajas temperaturas, por lo que, entre otras cosas, hay menos producción de calabacín de lo habitual, según un comerciante. También indica que la producción mexicana ha disminuido. El importador combina el suministro de Honduras con el de la República Dominicana, cuyas temporadas van de noviembre a mayo.


Fecha de publicación: 20/01/2017

 


 

Otras noticias en este sector:

24/02/2017 Resumen del mercado global del melón y la sandía
17/02/2017 Resumen del mercado global de la banana
03/02/2017 Resumen del mercado global de la fruta de hueso
27/01/2017 Resumen del mercado global del jengibre
16/01/2017 Resumen del mercado europeo de la patata
13/01/2017 Resumen del mercado global del kiwi
13/01/2017 Resumen del mercado europeo de la patata
06/01/2017 Resumen del mercado global de la patata