144 plantas por metro cuadrado

Cultivo en cilindros en lugar de en canaletas

En lugar de cultivar hierbas y hortalizas de hoja en canaletas verticales con NFT, el desarrollador alemán Marco Tidona decidió cultivarlas en unos tambores cilíndricos llamados "Aponix", en los que caben unas 144 plantas por cada metro cuadrado si se cultiva hasta una altura de 2,30 metros.



Bloques de Lego
En este sistema, desarrollado por la empresa alemana Manticore, se pueden cultivar de manera hidropónica todo tipo de hierbas y hortalizas de hoja. "Su mayor ventaja es que no hay que construir estructuras complicadas", asegura Marco Tidona. "El sistema está inspirado en los bloques de Lego, y los cilindros se pueden ensamblar unos encima de otros para apilarlos hasta la altura que desee. Al ser completamente modular, es muy fácil de instalar y de ampliar".

El desarrollo de Aponix comenzó en 2014. Desde entonces, ha continuado gracias a varios productores, se ha probado en el Staatliche Lehr-Uni Versuchsanstalt für Gartenbau Heidelberg, en Alemania, y está listo para comercializarse desde el año pasado. "Estamos pensando, por ejemplo, en colocarlo en los invernaderos de los tejados", comenta Tidona. "Son viveros pequeños y descentralizados en los que se puede cultivar de forma intensiva". Además, el sistema es tan bonito que se han colocado prototipos en las salas de visitas de diversos viveros de todo el mundo.



La producción puede multiplicarse gracias a estos cilindros, ya que, en cada metro cuadrado de espacio, caben 144 plantas hasta una altura de 2,30 metros y con macetas de 5x5 cm. Cada 15 centímetros, se pueden añadir 12 plantas más. "Hemos calculado que hacen falta entre 525 y 630 m² para producir 1.000 lechugas diarias", explica Tidona, "incluyendo un margen de error y una densidad de plantación bastante generosos. Por supuesto, se puede aumentar la densidad, pero supone riesgos, especialmente al principio, hasta que le hayan pillado el tranquillo". El sistema también se puede iluminar e incluso rotar para que todas las plantas reciban la misma cantidad de luz.



Irrigación
Las raíces de las plantas quedan colgando por la parte interior del cilindro, y se riegan mediante una boquilla de aspersión. El fertilizante también se puede aplicar uniformemente de dentro a fuera con una especie de aspersor inverso. Cada hueco para las plantas tiene forma de ala para que el agua fluya hacia las raíces, y también se pueden colocar las boquillas en el interior para crear una neblina uniforme por dentro.

Más información:
Marco Tidona
Manticore
Correo e.: hello@aponix.eu

Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2018