Resumen del mercado global de la fresa

Las fresas siguen siendo la fruta de primavera y verano por excelencia. Y es que, pese a todos los esfuerzos por garantizar un suministro durante todo el año, parece que, en muchos países, el pico de la demanda se sigue produciendo en los meses de primavera y verano. El tiempo primaveral de la pasada semana en el norte de Europa y las altas temperaturas registradas en Huelva han dado algo más de producción. Las temporadas de Marruecos e Israel llegarán a su fin en las próximas semanas. Ambos países pueden estar satisfechos con los resultados logrados, aunque la demanda de fresas marroquíes es un poco menor. En Francia, Bélgica y Países Bajos, están llegando al mercado las primeras fresas nacionales. En Estados Unidos, los productores de California se están beneficiando del buen tiempo; la producción está aumentando y las condiciones del mercado son favorables.

La temporada se adelanta en Francia
La primera cosecha de los invernaderos de Dordoña ya están en el mercado. Un productor señala que ya ha cosechado 3 toneladas desde comienzos del mes. La campaña ha empezado unas semanas antes de lo habitual. La demanda de estas fresas tempranas es buena, las cuales se pueden ofrecer al mismo tiempo que las de Lot y Garona y la Bretaña. Durante diez años, Dordoña ha ocupado el segundo puesto, por detrás de Lot y Garona, en la clasificación de los departamentos que más fresas producen. Según las estimaciones, la cosecha de esta temporada ascenderá a 45.000 toneladas, comparable a la del año pasado. Todavía falta un poco para que arranque la producción en campo abierto, lo cual se prevé para principios del próximo mes.

Tradicionalmente, la temporada de la fresa comienza a últimos de abril, pero este año se ha adelantado dos meses. Las cálidas temperaturas han propiciado el crecimiento de las fresas, pero los métodos de cultivo y la variedad también son factores decisivos.



Las temperaturas estivales estimulan la producción en España
La semana pasada, el mercurio subió hasta los 28 grados centígrados en algunas partes de Huelva. Estas altas temperaturas sin precedentes han estimulado el proceso de producción. Como resultado, esta semana ha habido más oferta, lo cual se ha traducido directamente en una caída de los precios de entre un 10 y un 15 por ciento. No obstante, las temperaturas han bajado de nuevo esta semana acompañadas de precipitaciones. La semana que viene, se prevé un volumen de producción similar al de hace dos semanas. Marzo es un mes importante para los productores españoles, pues pueden sacar partido de una suculenta cuota de mercado en Europa, ya que Italia, Francia y Holanda todavía no entran con fuerza en este mes.

Según las últimas cifras, la superficie dedicada a las fresas en Huelva asciende a 5.800 hectáreas, pero esta superficie sigue estando bajo presión. En la actualidad, las fresas están perdiendo terreno en favor de los arándanos y las frambuesas, razón por la cual las medias de precios van mejorando en las últimas campañas. Esta es una tendencia que se observa desde 2014 y que ha estado motivada por una serie de malas temporadas consecutivas, con sobreproducción, y precios bajos.

En estos momentos se encuentran en producción todas la variedades del programa Fresas Nuevos Materiales, que son Primoris, Rábida y Rociera. Rociera se presenta como la gran revelación de este año, que ya ocupa el 15% de la producción de todas las fresas de este programa de Huelva, después de su año de prueba la campaña pasada. Su calidad está siendo destacable se prevé que siga creciendo en superficie.

Italia teme que se solapen las campañas
Según las estadísticas, las familias italianas gastaron una media de 14,40 euros el año pasado en la compra de 4,14 kilos de fresas. La superficie de cultivo se ha incrementado un 3% este año con respecto al anterior, y ya suma 3.640 hectáreas. Hay 144 hectáreas en el noroeste (Piamonte), 551 hectáreas en el noreste (Emilia Romaña y Véneto), 2.224 hectáreas en el sur (Basilicata, Campania, Calabria, Sicilia) y 488 hectáreas en el resto de zonas. Entre 2009 y 2017, la cuota productora de Basilicata ha subido del 14% al 24%.

Dependiendo de la región, las variedades más demandadas son Sabrosa, Melissa, Marisol, Sabrina, Nabila, Fortuna y Camarosa. Alrededor del 88% de las exportaciones permanecen en Europa, siendo Alemania, Austria y Suiza los principales mercados. El año pasado, las exportaciones crecieron un 6% en comparación con la temporada anterior.

El suministro está llegando poco a poco. La cosecha en la zona de Metaponto está avanzando gradualmente. En Salerno, se ha retrasado por la bajada de las temperaturas hacia finales de la semana anterior, lo cual ha provocado que la fruta madure más despacio. Este retraso en el suministro y la alta demanda están dando lugar a precios altos. El mes que viene será crucial, pues habrá oferta de Basilicata y España, y también llegará al mercado la producción de los invernaderos del norte de Italia. Debido al frío de enero, la temporada se ha retrasado y se corre el riesgo de que las campañas se solapen.

Disminuye la demanda de fresas de Marruecos
La temporada está acabando en este país del norte de África. El pico de la temporada se produce en diciembre y enero, por lo que ya ha pasado. A pesar de que la calidad es buena y los precios son favorables, la demanda ha sido menor esta temporada, como informa un exportador. Según él, las altas temperaturas en la campaña 2016 provocaron daños y eso ha pasado factura a la calidad. El exportador expide gran parte de su producción al mercado ruso. Pese a la inestabilidad de la situación en el país, parece que el mercado es bueno y hay menos competencia que en años anteriores.

Mayor volumen y precio estable en Israel
La temporada casi ha acabado. Todavía hay oferta de variedades tardías, pero los volúmenes son más reducidos. La temporada comenzó en noviembre y suele durar hasta primavera, en función de las condiciones meteorológicas del invierno. Este año, el invierno ha sido suave y eso se ha traducido en una gran producción durante los meses de máxima demanda. Se estima que el total de la cosecha alcanzará 300.000 toneladas, un aumento significativo con respecto a años previos.

Los precios en el mercado interno se han mantenido estables en una media de 6 a 7 euros por kilo, menos que en años anteriores. La mayor parte de las fresas se comercializan en el mercado interno, aunque también existen programas de exportación a pequeña escala dirigida a Reino Unido y Rusia. Las condiciones de mercado son especialmente buenas a comienzo de la temporada, cuando la oferta española todavía está por llegar. La superficie de cultivo total asciende a 400 hectáreas, la mayoría de las cuales están cubiertas por túneles e invernaderos. Debido a las condiciones meteorológicas, la superficie ha menguado un poco, aunque también se están desarrollando nuevas variedades más resistentes al clima.

Ucrania prefiere la producción propia
La temporada de la fresa comienza, por lo general, semanas antes que en otros países de Europa del Este. Tradicionalmente, comienza a mediados de abril, por lo que todavía es pronto para ofrecer estimaciones sobre la temporada que se aproxima. Un comerciante explica que las fresas no se importan cuando no es temporada. Hace unos años se hicieron algunas pruebas que fracasaron, pues los consumidores prefieren esperar al inicio de la temporada nacional. Sin embargo, está previsto que aumenten las exportaciones en la próxima campaña. Al parecer, la demanda es fuerte en países como Bielorrusia y Polonia.

Suecia espera hasta el verano
En verano, se consumen muchas fresas, pero ahora apenas hay demanda de frutas de verano. La mayor parte de la demanda proviene en estos momentos de la empresas de catering y de los restaurantes. Un importante importador señala que se prefieren las fresas holandesas en el sector horeca, porque la fruta es "más sana y más fuerte". Los consumidores apenas demandan fresas, principalmente porque no están dispuestos a pagar los precios actuales. No obstante, si las compran, suelen decantarse por las fresas españolas o italianas.

Las temperaturas primaverales estimulan la demanda en Bélgica
El mercado de la fresa está cambiando deprisa, con fluctuaciones en el mercado casi a diario. La producción nacional sigue siendo baja y los precios son altos. Las temperaturas primaverales de esta semana han estimulado la demanda. Además, hay menor oferta de otras berries, como frambuesas y arándanos, lo cual estimula todavía más la demanda de fresas. En el mercado predominan, sobre todo, las fresas españolas. Debido a las altas temperaturas registradas en Huelva la semana pasada, se ha redoblado la oferta, pero los días posteriores, más frescos, la han vuelto a reducir.

Dado que a principios de esta semana el volumen ha sido mayor, los precios se han visto bajo presión. El 13 de marzo, el precio era de 30 a 40 céntimos más alto que una semana atrás. Apenas existe competencia con las fresas nacionales. Estas fresas son caras y atraen a un tipo distinto de cliente.

Mercado estable en Países Bajos
Al contrario que otras berries, que están registrando tasas de crecimiento de doble dígito, la demanda de fresa es estable o crece ligeramente. En la actualidad, la gran mayoría de la oferta procede de España, pero las primeras fresas holandesas y belgas de invernadero también están de vuelta en el mercado. Aunque las fresas de Egipto, Israel, Marruecos y España se consideraban antes "bombas de agua", estos países han ido reemplazando gradualmente las variedades antiguas por otras más sabrosas. La temporada española ha comenzado muy despacio este año por el frío, aunque más tarde, con el aumento de las temperaturas, los volúmenes se han incrementado. No obstante, las fresas españolas no compiten con la producción nacional, pues están en una categoría de precio diferente. En Países Bajos, la superficie de invernadero destinada a la producción de fresa se ha incrementado de forma acusada en los últimos años, sobre todo debido al crecimiento de los productores actuales. Entre abril y junio suele ser el periodo de pico de producción para las fresas holandesas, pero dado que los mayores productores han plantado cada vez más variedades que entran en plena producción entre mayo y septiembre, la oferta se va concentrando menos en primavera.

Cada semana, más fresas de California
La lluvia ha tenido poco efecto sobre las fresas, pero la producción de California crece cada semana que pasa. El tiempo ha mejorado y eso ha sido positivo para la oferta. Aunque esta muestra un buen desarrollo, el volumen disponible es algo menor al del año pasado. La lluvia y las menores temperaturas son la causa.

También hay oferta de Florida y México, pero según un productor de California, esas fresas tienen problemas de calidad por las altas temperaturas. "Eso nos ha ayudado a colocar más fresas de California en los lineales", celebra.




Fecha de publicación: 17/03/2017

 


 

Otras noticias en este sector:

24/03/2017 Resumen del mercado global de la pera
10/03/2017 Resumen del mercado global de la mandarina
03/03/2017 Resumen del mercado global de la cebolla
24/02/2017 Resumen del mercado global del melón y la sandía
17/02/2017 Resumen del mercado global de la banana
03/02/2017 Resumen del mercado global de la fruta de hueso