El cordel para invernadero, omnipresente pero desconocido

Cualquiera pensaría que los cordeles que se usan para colgar y enderezar los cultivos son los productos más sencillos y discretos que se puede encontrar dentro de un invernadero. Pero ¿sabía que, para que usted pueda colocarlos en su invernadero, se ha tenido que investigar muchísimo?



"Los cordeles para la horticultura tienen que cumplir una serie de requisitos muy técnicos; no es tan sencillo como podría parecer", explica Henrique Ribas, de la empresa portuguesa Exporplás, que lleva casi 35 años fabricando cuerdas, hilos y cordeles sintéticos. "Hemos invertido mucho tiempo y capital en investigar y desarrollar cordeles que resistan el desgaste que supone utilizarlos de forma continuada en los invernaderos. Nuestra empresa cuenta con un sistema de extrusión muy avanzado, con el que podemos fabricar cordeles con precisión, calidad y el máximo detalle".

Uno de estos aspectos tan precisos es su capacidad de caída libre. "Los cordeles para los invernaderos tienen que ser lo bastante flexibles como para enrollarse alrededor de un gancho de metal y, al mismo tiempo, lo bastante blandos como para caer formando una línea recta hacia abajo y sin doblarse. Para encontrar un equilibrio perfecto entre estas propiedades, hace falta una gran cantidad de I+D", asegura el fabricante.



Asimismo, la resistencia al desgaste, la fuerza y el grosor son otras de las propiedades más importantes de los cordeles de invernadero, además de su estabilidad ultravioleta. "En los invernaderos, los cordeles están expuestos a condiciones extremas de luz y radiación que pueden deteriorar las fibras. Nuestro cordel Expert Horti Twine está disponible en distintos grados de estabilidad ultravioleta para proporcionar una solución más segura para cada uno de los climas del mundo".



Los cordeles de Exporplás se utilizan sobre todo en los cultivos de tomates, pimientos, pepinos y berenjenas. "Los tenemos en diversos grosores y colores, y los que más se venden son los blancos, los verdes, los azules, los amarillos y los negros", enumera.



Exporplás exporta cordeles a 50 países de todo el mundo gracias a su amplia red de distribuidores y proveedores. "Tenemos suficiente capacidad para aumentar nuestra producción, por lo que estamos dispuestos a establecer nuevas relaciones con otros distribuidores. Si desea más información, no dude en ponerse en contacto con nosotros", concluye.


Más información:
Exporplás
Henrique Ribas
Correo e.: henriqueribas@exporplas.pt
Tel.: +351 256 790 340
www.exporplas.pt



Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2018