Alanar es una de las empresas registradas

Los productores turcos de cerezas podrán exportar a China

Varios productores y exportadores turcos acaban de registrarse oficialmente para exportar a China durante 2017. Este registro significa que las nueve empresas tienen autorización para impulsar su producto en el mercado chino. Una de las empresas registradas es Alanar. "Nuestro campo de cerezos se encuentra en la región de Afyon, que es una región entre media y tardía. También poseemos instalaciones de envasado en Alaşehir, que también están registradas. Pronto, comenzaremos a cosechar las cerezas Royal King y Regina, que después se exportarán a China", explica Yavuz Taner, de Alanar.



Las empresas han sido seleccionadas tanto por comités chinos como turcos tras una concienzuda evaluación. En los dos últimos años, los comités han determinado si estas empresas turcas eran capaces de cumplir los prerrequisitos para exportar a China. No solo se han especificado los requisitos en cuanto a los estándares fitosanitarios, sino también en lo relativo a lo que los clientes y consumidores chinos buscan en el producto turco.

"La Royal King es una variedad tardía con una textura crujiente, un color oscuro y niveles Brix elevados. Es una variedad hermana de la cereza Regina. Estas cerezas son las mejores para el mercado chino; nos asesoraron sobre los requisitos del consumidor. Nuestras cerezas son adecuadas para la exportación en avión y en contenedor marítimo, y ahora se están preparando conforme a los protocolos chinos".



Según Taner, había dos opciones para exportar cereza a China. Una era que la empresa exportara el producto en avión. Alanar podía enviar también por mar, lo que se demora unos 30 días. Para ambas opciones, es necesario el tratamiento de frío o cold treatment, que consiste en enfriar las cerezas a 1 ºC durante 16 días.

A pesar de que Alanar planea enviar su producto a Shanghái, la empresa no está limitada a un destino concreto, ya que el registro concede pleno acceso a china. El protocolo de exportación se centra sobre todo en ciertos tipos de plagas y enfermedades. "La principal preocupación de las aduanas chinas es la mosca mediterránea de la fruta. Sin embargo, la región de Afyon está totalmente libre de esta mosca de la fruta. La región está siendo investigada ahora por los inspectores turcos, quienes remiten sus hallazgos al Gobierno chino. A su debido tiempo, puede que el tratamiento de frío ya no sea necesario, ya que este tratamiento está destinado a eliminar los insectos. Sin embargo, probablemente tendrán que pasar hasta tres años antes de que se pueda demostrar lo anterior a las autoridades chinas", argumenta Taner.



Las nueve empresas turcas han sido seleccionadas por su tamaño. Muchas de las empresas son productoras y también envasadoras, por lo que ofrecen un paquete ideal. La principal competencia de China procede de los Estados Unidos y Chile, que exportan cerezas durante el invierno. Sin embargo, a Taner no le preocupa la competencia estadounidense.

"Cuando empezamos a exportar cerezas turcas a Europa en los 90, los Estados Unidos eran nuestro mayor competidor también, pero hoy en día ya no supone ninguna competencia. Fuimos capaces de abastecer a europa con cerezas de una calidad similar a las estadounidenses, pero a menor coste. Nuestras variedades y nuestros métodos de cultivo y preparación no son tan distintos de los estadounidenses. El principal reto va a ser la logística, pues los Estados Unidos están más cerca de China que Turquía. Aparte de eso, podemos proporcionar cerezas con igual calidad que las de los Estados Unidos y Chile".

Taner añade que es difícil de predecir los precios de exportación. "No obstante, somos muy competitivos en Hong Kong, así que creo que seremos igual de competitivos en China. El 2017 va a ser un año de prueba para nosotros. No esperamos mucho, pero vamos a intentar trabajar con envíos aéreos, envíos marítimos y tratamientos de frío. Vamos a tener que tomar nota de las reacciones de los clientes, los consumidores y las autoridades chinas".



El volumen de exportación solo está limitado por la producción turca. Llegado el momento, Taner prevé producir miles de toneladas. Gran parte de los planes de futuro dependen del volumen que los envasadores puedan procesar. A medida que aumente la capacidad de las plantas de envasado, también lo harán los volúmenes de exportación. La mayoría de los equipos están actualizados, pues, en su mayor parte, la exportación turca a Europa debe cumplir con una serie de protocolos similares. Las principales diferencias en China son pequeñas incorporaciones al protocolo con respecto al control de plagas.

"Espero que tengamos éxito con las cerezas para poder continuar con los higos en los próximos años. Ya estamos exportando higos a los consumidores de Hong Kong. En las ferias celebradas en Hong Kong, en torno al 50% de los visitantes que se acercaron a nuestros puestos eran de China continental".

"Los higos podrían ser un segundo producto estupendo para este mercado, tras lo cual es posible que se abriera a otros productos turcos. Lo estoy deseando. Los exportadores turcos tendrán que aprender y adaptar su sistema para ser aptos para exportar a China, un tema importante para los productores. Con motivo del mercado chino, Alanar va a plantar más superficie de cerezos, al menos 300 hectáreas, en los tres próximos años. Muchas empresas invertirán en campos de cerezos modernos, gracias a China".

Más información:
Hamdi Taner
Alanar (Turquía)
Tel.: +90 224 211 03 25
Fax: +90 224 211 18 25
Gsm: +90 533 302 93 83
Email: m.taner@alanar.com.tr
www.alanar.com.tr


Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2018