Chile comercializará una nueva variedad de ciruela la próxima temporada

Luego de 10 años de trabajo, en mayo pasado, Sweet Pekeetah pasó a formar parte oficialmente de la lista de 40 variedades de ciruelos japoneses que en la actualidad se encuentran inscritas en el Servicio Agrícola y Ganadero.

La variedad, que fue desarrollada por el Laboratorio de Mejoramiento Genético y Calidad de Fruta de la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile, debería comenzar a comercializarse masivamente a partir de la próxima temporada.

“Estamos haciendo pruebas. La variedad ya está protegida y actualmente está siendo evaluada en diez empresas de distintas zonas, con el fin de que luego analicemos los detalles del manejo”, dice Rodrigo Infante, director del Laboratorio de Mejoramiento Genético y Calidad de Fruta de la Universidad de Chile.

El experto comenta que esta es la primera vez que trabajan con ciruelos —antes desarrollaron cuatro variedades de nectarinos y una de durazno, las cuales se comercializan en Chile. De hecho, tres de ellas cuentan con patente en Estados Unidos—, debido a que vieron una oportunidad de mercado interesante.

“Nuestro diagnóstico fue que había poca oferta de ciruelas con buenas características sensoriales, es decir, que fueran ricas de comer” sostiene.

A diferencia de otras variedades como Black kat, Angeleno y RR1, Sweet Pekeetah es de maduración extra tardía (desde mediados a fines de marzo), por lo que tiene un mayor contenido de azúcares.

“Alcanza un contenido de sólidos solubles de 20% y una acidez equilibrada”, especifica Infante.

Añade que se adapta bien a los suelos y clima de las regiones Metropolitana, de O´Higgins y del Maule, no así más al norte. Esto debido a que requiere de una acumulación de horas frío cercana a las 850.
El fruto que entrega la planta, y que apunta directamente al mercado en fresco, es de piel morada, con un cubrimiento de 90% de color, y un calibre que va de mediano a grande.

“Se obtienen frutos de 150 gramos. El árbol no es muy vigoroso y muestra un equilibrio entre lo productivo y vegetativo”, complementa Rodrigo Infante.

La mirada comercial
“Me gustaría verla en un huerto comercial bien manejado, porque promete un gran potencial. Sobre todo porque tiene un sabor único y un color de pulpa muy interesante. En sabor, la pondría a la altura de variedades como Sweet Mary”, señala Harold Faille, gerente de carozos de Comercial Greenvic S.A, quien además ha participado en su evaluación.

El ejecutivo es de los que cree que Sweet Pekeetah podría competir perfectamente con Constanza, una variedad muy apetecida por los productores chilenos —debido a que su fruto tiene mayor duración y se cosecha tardíamente—, pero a la que no tienen acceso.

“Una ciruela con 20 grados brix es muy dulce, equivalente a una uva o cereza, lo que no es común. El resto de las ciruelas están entre 12 y 15 grados brix, por lo que Sweet Pekeetah aparece como muy atractiva. También tiene una crocancia que la hace especial”, destaca Jordi Casas, gerente técnico de la exportadora Frusan.

Cabe destacar que Sweet Pekeetah se cosecha a mediados de marzo, periodo en que la competencia en el mercado internacional de las ciruelas se reduce bastante. De hecho, el peak de la temporada se produce en los primeros días de febrero, cuando salen al mercado variedades como Angeleno y otras.

Además, cuenta con todas las características que se requieren para entrar a Asia, mercado que se abrió la temporada pasada.

“Necesitábamos un producto que viajero, y todo indica que este nicho tiene un gran potencial”, señala Rodrigo Infante.

En esa línea, es importante señalar que Sweet Pekeetah ha demostrado tener una poscosecha de hasta 70 días, periodo en el cual mantiene en perfecto estado su crocancia y jugosidad.

Jordi Casas, quien también fue parte evaluadora de esta nueva variedad, destaca su capacidad de poscosecha.

“Al revisar las cajas después de 70 días de almacenaje, las ciruelas se mantenían en buenas condiciones. Esto permite comercializarla en cualquier mercado y venderla en el período cuando haya menos fruta”, señala.

Más características
Otro aspecto que destacan los expertos es que al ser de floración tardía (lo hace a fines de septiembre, junto con la ciruela europea D’Agen, que apunta mayormente al mercado industrial), Sweet Pekeetah se escapa de muchas de las heladas que se producen en el país y que habitualmente afectan la floración de los ciruelos japoneses.

No obstante, el hecho de que esta variedad sea de floración tardía también plantea un desafío técnico.

“Se necesitan variedades que la polinicen y que también sean tardías. Hemos visto que es polinizada por el ciruelo europeo, y que el fruto crece normalmente sin que exista fecundación del óvulo”, comenta Rodrigo Infante.

Por lo mismo, coinciden los expertos, los productores deben tener especial cuidado con el manejo de las abejas y procurar que haya polen para polinizar la planta, debido a que en esa época no abunda.

“Es positivo que florezca un mes más tarde que las otras, pero es necesario averiguar qué otra variedad florece en ese momento para que la polinice. Hay antecedentes de que la ciruela para deshidratado florece un mes más tarde”, complementa Jordi Casas.

Respecto de la resistencia a enfermedades, como Pseudomonas syringae, es importante tener en cuenta que Sweet Pekeetah se comporta de forma similar a otras variedades.

Mirada al futuro
Tras desarrollar esta nueva variedad de ciruelo japonés, la intención de los investigadores de la Universidad de Chile es seguir explorando en ciruelos.

“Buscamos seguir desarrollando variedades en esa línea, con buenas características sensoriales y que apunten al mercado asiático. La idea es encontrar alternativas tempranas, para tener toda la temporada un mismo producto”, dice Rodrigo Infante.


Fuente: elmercurio.com

Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2018