Anuncios

Ofertas de trabajomás »

Especialesmás »

Top 5 - ayer

Top 5 - semana pasada

Top 5 - mes pasado

Noticias adicionalesmás »



Italia: De sequía a inundaciones

La tormenta que golpeó Liborio, en la noche del sábado 9 al domingo 10 de septiembre, causó desplazamientos y siete muertes.
 
Al menos 200 milímetros de agua cayeron sobre la ciudad y sus alrededores. Coldiretti estimó que los daños a las instalaciones, equipos y reservas agrícolas son de 3 millones de euros. Todo empeoró por el hecho de que, después de una prolongada falta de lluvia, el suelo se vuelve incapaz de manejar el flujo de agua, lo que lleva a desbordamientos, inundaciones y deslizamientos de tierra.


Vista aérea de Livorno el domingo por la mañana
 
Un productor de patata de la Toscana, informó de que estaban muy asustados, pero la peor parte ha terminado, ahora están evaluando el daño y tendrán más información en los próximos días. Comenta que todos están bien, y que ahora tienen que remangarse las mangas y trabajar duro.


El 11 de septiembre, el mal tiempo se movió hacia el sur golpeando Campania, Sicilia y Calabria, que reportaron daños, inundaciones, caída de árboles y deslizamientos de tierra. Cayeron fuertes lluvias en el área de Salerno. Las áreas más afectadas son Agro Nocerino Sarnese y Costiera Amalfitana. Las inundaciones también causaron problemas en la circulación del tren entre Nápoles y Salerno.

Un mayorista de Campania dice que la situación es grave, especialmente para las hortalizas, ya que sus proveedores de Lucania y Puglia reportan campos inundados. Comenta que esperaban lluvia, pero no tan violenta. Todavía no saben cuánto producto ha resultado dañado, pero es posible que tengan que importar más de lo que se había planteado inicialmente.


Irpinia.

En Avellino y en la zona entre Montoro y Foriono, un deslizamiento de lodo, generado en una zona deforestada por incendios este verano, afortunadamente, no causó el daño inicialmente temido. Hasta ahora, la situación está bajo control, a pesar de que el viento levantó las cubiertas de unos cuantos invernaderos y dañó algunas estructuras, pero estaban advertidos y preparados, según informa un productor de cebolla.


Línea de chubascos
 
A pesar de la alarmante noticia, la zona de Policoro (Basilicata) también reporta más daños causados por el viento, que por la lluvia. En Metaponto, la lluvia, que cayó poco más de una hora, fue realmente buena para el suelo, y los trasplantes ahora pueden ser llevados a cabo.

Fecha de publicación: 12/09/2017

 


 

Otras noticias en este sector:

20/11/2017 Aumenta la probabilidad de que se produzca La Niña Costera
20/11/2017 El sector iraní del dátil se libra de los daños por el terremoto
17/11/2017 España: Baleares confirma 547 casos de "Xylella fastidiosa"
16/11/2017 Ya es oficial: Fin a la era Mugabe
15/11/2017 España: Arde una nave repleta de ajos en Córdoba
09/11/2017 "No tiene sentido verse obligado a compartir ideas con los competidores"
09/11/2017 Las autoridades filipinas buscan a los responsables del incendio en la plantación de banana
09/11/2017 Destapan un gran fraude relacionado con la agricultura ecológica en Sicilia
09/11/2017 Los cortes de carreteras en Cataluña se saldan con algunos atrasos en envíos de frutas y hortalizas
09/11/2017 Brasil: Clima lluvioso en la zona sur y sudeste
09/11/2017 Argentina: El granizo afectó a más de 2.400 hectáreas de frutales
03/11/2017 Ecuador: Incautan 1 t de cocaína que ocultaban bajo tierra en fincas bananeras
31/10/2017 España: Fallece un joven en una cámara de atmósfera controlada destinada a peras
31/10/2017 España: Se incendian una nave agrícola y varios invernaderos en Almería
31/10/2017 NZ: Los demandantes del caso del kiwi discuten sobre deber de protección
31/10/2017 La gente se reúne para solidarizarse con los agricultores sudafricanos
30/10/2017 Informan de una estafa que afecta a Antonio Ruggiero Spa
27/10/2017 España: Cae una banda que robaba cítricos por encargo en Málaga
26/10/2017 Oferta limitada de lechuga debido a la ola de calor en California
25/10/2017 Los aguacates son la nueva tapadera para el tráfico de cocaína