Anuncios

Ofertas de trabajomás »

Especialesmás »

Top 5 - ayer

Top 5 - semana pasada

Top 5 - mes pasado

Noticias adicionalesmás »



Carine de Clercq
"El contenido de residuos era diez veces más alto en el pasado"

Para evitar que las patatas, las frutas y las hortalizas tengan un alto contenido de residuos, los productos frescos deben someterse regularmente a pruebas mediante la legislación y la reglamentación europeas. El laboratorio de residuos Primoris en Zwijnaarde, Bélgica, analiza los productos frescos, aunque la empresa no sólo lo hace en Bélgica.

"Trabajamos de la manera que se espera de nosotros de acuerdo con la legislación europea", dice la Directora Ejecutiva Carine de Clercq. "Tenemos largas listas que describen cómo se deben preparar las muestras por producto. Tomemos, por ejemplo, los plátanos. Esa pieza de fruta tiene que ser examinada con su piel. 'Pero no se come la piel, ¿verdad?', podrías pensar, y llevarías razón, pero debido a que los LMR (Límites Máximos de Residuos) son un valor límite basado en buenas prácticas agrarias, la piel, por lo tanto, también debe ser analizada".


Carine de Clercq.

Límite máximo de residuos
Los LMR son los residuos máximos legalmente permitidos de una sustancia en o sobre los alimentos, como en el caso del plátano. Este límite se determina mediante una serie de pruebas de campo. Primoris examina si el contenido de residuos permanece dentro de las normas legales para varias partes. "Lo hacemos para toda la cadena alimentaria, como organizaciones de productores, organizaciones de investigación, empresas comerciales, procesadores, retailers y organizaciones de consumidores", continúa Carine. "Cuando un importador importa un mango o maracuyá de América Latina, esa persona tiene que asegurarse de que el producto cumple con los requisitos. Si no lo hace, podría resultar en una multa, un retiro del producto o la destrucción del mismo”.

Diez veces más alto
Para prevenir una reclamación u otros problemas en el país de origen, es mejor hacer que los productos frescos sean probados para detectar residuos en su origen. Hace dieciséis años, Primoris fue fundada en Bélgica, y otras ramas le siguieron en todo el mundo. En 2010, Primoris abrió un laboratorio de residuos en Bulgaria. "Estas actividades se han ampliado recientemente en microbiología-virología. Especialmente la determinación del virus Norovirus y Hepatitis A es nuevo en los Balcanes. Contaminaciones similares del virus son el resultado de una higiene más pobre, como con la cosecha manual de berries. Hace cinco años, Primoris puso en marcha un laboratorio de residuos en Colombia. Mucha fruta se exporta a Europa desde este país. Al analizar en la fuente, se evitan problemas en el país de llegada. El ajuste de la producción primaria, es decir, la orientación a los productores, basada en el contenido de residuos, es más rápida debido a la interacción con el laboratorio, que está cerca. Tanto el laboratorio en Bulgaria como en Colombia están acreditados por Belac”.

Gracias a una legislación más estricta y a las inspecciones, el contenido de residuos en Europa occidental ha disminuido drásticamente en las últimas décadas. "En el pasado, los valores de los contenidos de residuos eran diez veces más altos", dice. "Sobre todo los supermercados son más estrictos cuando se trata de hacer cumplir las regulaciones, y a menudo tienen aún más requisitos. Estos no están científicamente probados, pero dan al consumidor la sensación de protección adicional, como, por ejemplo, un máximo de cuatro residuos en una manzana, o el 70 por ciento del LMR". Según Carine, la mayoría de los excedentes se producen en los productos importados a Europa. "Eso tiene sentido. Los productos de importación tienen que cumplir con la legislación europea, aunque el plaguicida usado sea reconocido en el país de origen".



No hay peligro
Aunque no es necesariamente peligroso, el 2,2 por ciento de las frutas, hortalizas y granos superó sus límites máximos de residuos en Bélgica en 2016. "La mayoría de los excedentes de productos belgas se encuentran en hierbas frescas, frutos rojos, zanahoria y tubérculos", dice Carine. "Estos son a menudo pequeños cultivos, para los cuales se reconocen pocos plaguicidas. Es importante saber que un superávit de LMR no significa automáticamente que haya un problema de toxicidad. Un LMR es un límite para las buenas prácticas agrarias, y por lo general está por debajo del límite de toxicidad en un factor de 10 a 100. Para los plaguicidas no reconocidos, hay un límite de 0,01 mg/kg o partes por millón (ppm) en Europa. Para comparar: sería tanto como un listón de 40 centímetros a través de la circunferencia del mundo. Eso es muy poco, pero fácilmente rastreable por laboratorios especializados".

Futuro
La tecnología para analizar los residuos ha dado grandes pasos en los últimos diez años. "Teniendo en cuenta que nuestra alimentación se está volviendo cada vez más global, y el aumento de las importaciones, es necesario como laboratorio, no sólo para encontrar los plaguicidas reconocidos en nuestro propio país o en la UE. Los plaguicidas utilizados a nivel mundial también son importantes para analizar. Mientras que un laboratorio de residuos encontró 50 plaguicidas con un límite inferior de 1 ppm en el pasado, los laboratorios de hoy en día analizan 500 residuos hasta 0,01 ppm. Según Carine, no todos los plaguicidas son fáciles de analizar. “Depende de las características químicas de la molécula", continúa. "Moléculas como el glifosato, etefón o paraquat requieren más esfuerzo tecnológico. Pero los desarrolladores de equipos de análisis constantemente aseguran mejoras".

La mujer detrás de Primoris, también espera que la interpretación de los resultados analizados cambie en los próximos años. "Cada residuo se prueba ahora por LMR por separado. En el futuro, veremos el efecto de todos los residuos combinados con más frecuencia. Esto es principalmente importante para los residuos que funcionan de manera similar, y que muestran un efecto sinérgico. También se evaluará el efecto de los residuos con otras sustancias nocivas combinadas (micotoxinas, metales pesados, antibióticos). La solicitud no se llevará a cabo en los próximos años, pero los proyectos científicos en la actualidad están en curso a nivel europeo. De esta manera, la inocuidad de los alimentos no se juzgará por categoría de sustancias nocivas, sino en función de todas las sustancias nocivas combinadas".


Para más información:
Primoris
Carine de Clercq

Fecha de publicación: 11/10/2017

 


 

Otras noticias en este sector:

23/10/2017 Demuestran los efectos antitumorales de la hoja de mango
16/10/2017 Los análisis confirman que las espinacas de Bonduelle no estaban contaminadas
13/10/2017 Fresas más dulces con menos azúcar
11/10/2017 España: Casi la mitad de los consumidores demanda alimentos más saludables
11/10/2017 España: Tecnología de desinfección para el sector alimentario
06/10/2017 República Dominicana enfrenta la prevalencia de trips en las exportaciones de hortalizas
05/10/2017 Italia: Retiran un lote de espinacas posiblemente contaminadas
02/10/2017 China aplaza dos años la nueva inspección sanitaria de alimentos bajo riesgo
02/10/2017 India: Exportador de uva advierte de los nuevos LMR para el mercado chino
28/09/2017 Los productores de papaya trabajan para recuperar la confianza de los consumidores
22/09/2017 Se recomienda a África adoptar variedades genéticas para aumentar la seguridad alimentaria
22/09/2017 Se reporta una muerte relacionada con el brote de salmonela en papaya en California
21/09/2017 Sudáfrica: La fruta de hueso y la granada se preparan para las nuevas regulaciones de la UE
14/09/2017 España: Estas son las comunidades que más gastan en frutas y hortalizas
14/09/2017 Descubren que tres hortalizas pueden ayudar a evitar la obesidad
12/09/2017 Lavado con microburbujas y desinfectantes para la seguridad de las hortalizas de hoja
08/09/2017 La UE proporciona 150 millones de euros para fruta escolar
08/09/2017 Lavado de lechugas y hortalizas con ultrasonidos para ahorrar recursos
07/09/2017 Un estudio relaciona las muertes en la India con los pesticidas, no con el lichi
07/09/2017 Aumenta la demanda de productos exentos de residuos