Anuncios

Ofertas de trabajomás »

Especialesmás »

Top 5 - ayer

Top 5 - semana pasada

Top 5 - mes pasado

Noticias adicionalesmás »



Costa Rica: El sector bananero tiene 140 años de experiencia

Hace algunos días tuvo lugar en Miami el VII Congreso Internacional del Banano. Su organizador fue la Corporación Bananera Nacional -Corbana-, bajo cuyo liderazgo el Congreso se ha colocado como el más importante en el mundo para el sector.

Su éxito ha sido convocar a todos los participantes en la cadena de valor -producción y venta- de la fruta. Casi 600 asistentes de 40 países, incluyendo oficiales de gobiernos, científicos, empresarios, proveedores y compradores, colmaron por tres días, las sesiones magistrales, los talleres y áreas de exhibición de muy diversos proyectos y tecnologías relevantes a la actividad. Por razones de seguridad y protección fitosanitaria para el cultivo en Costa Rica, el Congreso se realiza fuera del país, en sedes ubicadas en territorios no productores de la fruta.

140 años de experiencia
El sector bananero ha sido punta de lanza y catapulta para el comercio exterior costarricense. Desde la primera exportación de fruta fresca a Nueva York, registrada en febrero de 1880, gradualmente ha evolucionado y hoy coloca a Costa Rica como uno de los líderes globales en la actividad -por volumen, calidad y productividad-.

Por la escala y características de su logística de transporte, su exportación beneficia al resto de los exportadores nacionales que utilizan la vía marítima, pues permite precios más competitivos, mayores frecuencias y destinos. Nuestro sector bananero exportó en 2016, 121 millones de cajas de fruta. Representa el 38,6% de la producción nacional agrícola; emplea directa e indirectamente casi al 12% de la población económicamente activa -en especial en las zonas rurales más vulnerables y escasas de opciones laborales-; y es el responsable del 36,7% del valor total de las exportaciones agrícolas, cifra que en el año 2016 representó $998 millones.

Retos y riesgos
Como toda actividad productiva, la bananera enfrenta retos y riesgos. Atraídos por los resultados de largo plazo del mercado bananero, varios países implementan políticas públicas dinámicas para aumentar sus productividades y áreas de siembra -sucede en Centro y Suramérica, en África tropical y en Asia-.

En 2019 caducará el Mecanismo de Estabilización de Banano que acota a un volumen definido anualmente la preferencia arancelaria que tiene el banano costarricense en el mercado europeo, el más lucrativo y apetecido, y casi coincidentemente se espera que el Reino Unido deje la Unión Europea. Los anteriores son retos comerciales que auguran competencia más dura y que requieren la atención tanto del sector como de las autoridades.

En paralelo, el sector convive con los riesgos fitosanitarios, tanto de enfermedades ya conocidas como de un ácaro altamente destructivo y resistente a las moléculas disponibles para atacarlo, aún no presente en las plantaciones americanas, pero cuya amenaza es enorme, y cuya expansión en otras regiones del mundo ya causa pérdidas masivas que Costa Rica está determinada a evitar.

Oportunidades
Los retos en lo comercial como en lo fitosanitario, son y serán enfrentadas por el sector con creatividad, unidad e innovación. El conocimiento y la experiencia acumulados, el modelo público-privado con que opera, así como la capacidad de transformación del sector, son los elementos clave para seguir adelante.

Estoy convencido de que lo más difícil de gestionar, para este y el resto de nuestros sectores productivos, es la transformación y riesgos asociados. La diversidad de retos y oportunidades a gestionar, su velocidad, complejidad, naturaleza e implicaciones, merecen gran atención y dedicación.

Hoy el sector bananero debe adaptarse y aprovechar la automatización y la robótica en la producción y comercialización; las tecnologías móviles y digitales y su amplio potencial; el comercio electrónico y los cambios en el modelo de negocios del sector; las biotecnologías y su impacto en la resistencia de las variedades y adaptabilidad al cambio climático; el imperativo de agregar mucho más valor en una lógica de “economía circular” -aprovechamiento de todo material orgánico generado-; o los paquetes de nuevas tecnologías disponibles para aumentar productividad.

Fuente: elfinancierocr.com

Fecha de publicación: 06/11/2017

 


 

Otras noticias en este sector:

21/11/2017 En Puerto Rico no hay plátanos
21/11/2017 Ecuador: El sector bananero comparecerá en la Asamblea Nacional
21/11/2017 Canarias y Costa Rica coordinan esfuerzos en favor de sus bananeros
21/11/2017 Perú: Piden tomar como ejemplo la cadena de banano orgánico
20/11/2017 Desigualdad entre hombres y mujeres en el sector bananero
17/11/2017 La primera banana Cavendish del mundo resistente al mal de Panamá
17/11/2017 México: Acuerdan el precio sugerido para el plátano
16/11/2017 Cuba: En Las Tunas hay escasez de plátano tras el paso de Irma
16/11/2017 Ecuador: Los bananeros marcharon en protesta
16/11/2017 Un proyecto que podría terminar con las bananas excesivamente maduras
16/11/2017 Nuevo dispositivo para conocer la madurez de las bananas con el móvil
15/11/2017 España: El Congreso aprueba las ayudas al transporte para el plátano de Canarias
14/11/2017 El Foro Mundial de la Banana discute las amenazas del TR4
14/11/2017 España: La importación de banana crece por encima de lo establecido
13/11/2017 El manual para el empleo bananero de Ecuador puede adaptarse a otros países
10/11/2017 Ecuador: El ministerio y los bananeros establecen una hoja de ruta
10/11/2017 "Las cajas estándar de bananas son cada vez menos comunes"
09/11/2017 España: Piden una compensación al transporte del plátano canario ante la "competencia desleal"
09/11/2017 Ecuador: Los bananeros no siempre reciben el precio fijo
08/11/2017 La banana es un alimento "hiper-optimizado"