España: La futura ley de agricultura perseguirá la venta a pérdidas

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha animado a la organización agraria Unión de Pequeños Agricultores (UPA) a que denuncie las prácticas comerciales desleales como la venta a pérdidas, tal y como ya vienen haciendo con el fin de conseguir un mayor equilibrio en la cadena de valor.

Este aspecto es precisamente uno de los que se desarrolla de forma destacada en la Ley de Agricultura y Ganadería de Andalucía, que se tramitará próximamente en el Parlamento, según ha indicado la Consejería en una nota. Así lo ha señalado Sánchez Haro en su intervención este lunes en Rota en la inauguración del II Congreso provincial de UPA Cádiz, que en esta edición cuenta con el lema 'Sin productores y productoras no hay alimentos'.

El consejero ha detallado que en la futura Ley de Agricultura y Ganadería no sólo se busca una mayor colaboración entre todos los eslabones (producción, industria y distribución), sino también perseguir las prácticas abusivas como la venta a pérdidas.

Por ejemplo se prevén sanciones para operadores que compren por debajo del coste de producción y se incrementarán los controles para comprobar si la calidad del producto se corresponde con lo que refleja la etiqueta y la normativa, ha añadido.

Por otro lado, el consejero ha destacado que, con la modificación del Reglamento Omnibus (en el que se incluyen los cuatro reglamentos principales de la PAC, la Política Agrícola Común), se consigue integrar muchas de las enmiendas impulsadas desde Andalucía y que defendieron los eurodiputados socialistas españoles. Estas modificaciones resultan muy positivas, como las exoneraciones en determinadas condiciones de las normas de competencia de las organizaciones de productores, por lo que permitirá fortalecer al eslabón más débil de la cadena agroalimentaria.

Otro aspecto resaltable es el incremento del pago adicional a los jóvenes, pasando del 25 al 50 por ciento de su pago básico. Una medida muy positiva para el relevo generacional y que "debemos aprovechar", ha explicado el consejero.

También contempla esta ley la posibilidad de decidir cada año a qué sectores se destinan las ayudas asociadas, lo que permite dar respuesta a situaciones coyunturales de sectores vulnerables, o la modificación de la definición de pastos permanentes, de manera que el Estado pueda reconocer tales al monte mediterráneo y a la dehesa.

En definitiva, el nuevo Reglamento Omnibus incluye modificaciones de gran interés para el sector agrario andaluz, pero su aplicación dependerá en gran medida del Gobierno central, ha señalado Sánchez Haro, que ha solicitado la colaboración de UPA para exigir al Gobierno de Rajoy que sea "valiente y ágil, y no niegue a los agricultores y ganaderos andaluces las medidas positivas que aporta esta modificación de los reglamentos de la PAC".


Fuente: Europa Press

Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2018