"La escasez de agua podría acabar con el sector bananero"

El agua será uno de los mayores desafíos para el futuro de la agricultura. "El setenta por ciento del uso global de agua es para la agricultura", dice Manfred Pulm, de Greenyard. "El uso del agua está aumentando debido a la creciente población mundial, y eso está llevando a la escasez".

Se usa mucha agua en la producción de bananas para regar las plantaciones. Con algunos ajustes sencillos y pequeñas inversiones en técnicas, el uso del agua puede reducirse. Manfred señala que los pequeños productores tienen un conocimiento limitado del riego. Pone un ejemplo de un agricultor que siempre riega los martes y jueves, ya sea en la temporada de lluvia o no. "Con menos uso de energía y agua, los rendimientos pueden aumentar. No todas las técnicas son factibles para los pequeños productores, pero tener información sobre las aguas subterráneas lo haría posible".


Manfred Pulm, Greenyard (en el centro).

Debido a ajustes similares, se cultiva fruta menos estresada. "La fruta estresada tiene una vida útil más corta", continúa Manfred. "La cadena de suministro se beneficia cuando se comercializa fruta menos estresada". No siempre es fácil convencer a los productores. Los resultados de un productor que invierte o cambia su método de producción son de gran importancia.

Sin embargo, el tema no solo concierne a las compañías de producción, sino también al medioambiente en general y las consecuencias para el agua potable. "También piensa en el cambio climático. En muchas regiones, los patrones de lluvia ya han cambiado". Otra cuestión es el aumento del nivel de agua salada en las zonas costeras. "La mejor manera de permitir que los productores se adapten es ofrecer un buen precio", explica Manfred. "En los últimos años, sin embargo, hemos visto que los precios han caído para los productores".



Luis Pocasangre, asociado a la Universidad EARTH en Costa Rica, ha visto el mismo problema. "En Brasil, los costes de riego ascienden a más de 3.000 dólares por hectárea", dice. "En las Islas Canarias, el riego cuesta 7.000 dólares por hectárea. La escasez de agua puede afectar al sector". Implora por un "banco de agua", que la recolecte a través de varios sistemas y la venda a precios elevados, para que se puedan usar técnicas de riego más avanzadas.

Jan 't Lam, de The Rainforest Alliance, aboga por una 'agricultura climáticamente inteligente'. "Hay que adaptarse a las nuevas circunstancias para utilizar métodos de producción sostenibles". Las certificaciones se actualizan según las condiciones cambiantes, y también se han enfocado en proteger el ecosistema, salud de los suelos y la biodiversidad. "No sólo afecta al perímetro de la compañía, tenemos que enfocarnos en todo el panorama".


Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2018