Ajo contra las infecciones crónicas

Una investigación que ha llevado a cabo un equipo de científicos de la Universidad de Copenhague (Dinamarca) revela que el ajo tiene la capacidad de luchar contra bacterias resistentes como terapia para combatir infecciones crónicas, como la fibrosis quística, o las heridas que sufren los pacientes diabéticos.

El trabajo ha sido llevado a cabo por un equipo liderado por Michael Givskov, un científico que lleva desde 2005 analizando los efectos del ajo sobre las bacterias. Estos investigadores identificaron al responsable de esta acción antibacteriana en el año 2012. Se trata de un compuesto sulfuroso activo llamado ajoene que es capaz de destruir componentes importantes en los sistemas de comunicación de las bacterias, que implican moléculas reguladora de ARN. Además, también ataca a la capa protectora que recubre al microorganismo, llamada biopelícula.

El nuevo estudio, publicado en la revista Scientific Reports, examina más de cerca y documenta la capacidad del ajoene para inhibir pequeñas moléculas de ARN reguladoras en dos tipos de bacterias, staphylococcus aureus y pseudomonas aeruginosa. La sustancia procedente del ajo puede combatirlas a ambas a la vez, por lo que podría emplearse como refuerzo de los antibióticos.

"Realmente creemos que este método puede llevar al tratamiento de esos pacientes que de lo contrario tienen pocas perspectivas", afirma Tim Holm, uno de los miembros del equipo. "Tenemos los conocimientos suficientes para seguir desarrollando el medicamento a base de ajo y probarlo en los pacientes". En caso de que los ensayos clínicos tengan buenos resultados, se podrá empezar a comercializar el fármaco.


Fuente: Universidad de Copenhague

Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2018