Los productores prefieren el mercado de exportación

México espera una mayor cosecha de aguacate

Las últimas estimaciones del USDA de la cosecha mexicana de aguacate para el año 2017/2018 están entre 1,8 y 1,9 millones de toneladas. En general, dado que hubo condiciones climáticas favorables, se espera una buena producción. Además, según las fuentes, la implementación de medidas fitosanitarias está contribuyendo a un mejor rendimiento.

La producción ha aumentado en comparación con el año anterior. Se menciona un volumen de 1,7 millones de toneladas para 2016/2017. Los productores atribuyen el menor rendimiento, entre otras cosas, a las lluvias de invierno, con un volumen 20% menor que en 2015/2016 cuando la cosecha llegó a 12,9 millones de toneladas.

Las nuevas técnicas aumentan los rendimientos
Dentro del sector, se están realizando inversiones en mejoras tecnológicas, para asegurar que los aguacates estén libres de residuos químicos u orgánicos. Con una participación del 80%, Michoacán es el líder del mercado en la producción de aguacates mexicanos. Sin embargo, la mayor parte del cultivo se extiende entre plantaciones más pequeñas de cinco a diez hectáreas. Muchos productores ven las ventajas de las nuevas técnicas, a pesar del aumento de los costes debido al valor decreciente del peso frente al dólar estadounidense. Los rendimientos son de ocho a diez toneladas por hectárea. Dependiendo de la técnica que se use, los volúmenes pueden ser más altos.

Los productores de Michoacán venden sus aguacates principalmente en el mercado spot, donde se acuerda un precio por kg. Los costes adicionales, como el envasado y el transporte, están a cargo de los almacenes de envasado que compran los cultivos. Estos almacenes son incluso responsables de suministrar un equipo de recolectores. El Hass se cultiva en la mayoría de las provincias. Esta variedad es, gracias a su vida útil más larga, adecuada para la exportación a destinos lejanos. Otras variedades, como Fuerte, Criollo, Bacon, Pinkerton, Gwen y Reed se cultivan en menos escala.



Expansión ilegal de la superficie cultivada
En los periódicos locales, se está informando sobre la deforestación, entre otras cosas, por la expansión ilegal de la superficie cultivada de aguacate. Mientras las organizaciones niegan esta afirmación, la rentabilidad de los aguacates en el mercado global es un motivo tentador para la expansión ilegal de acres. En 2016/2017, la superficie total se estimó en 220.334 hectáreas, un aumento del 7,3% en comparación con la temporada anterior. Se espera que esta crezca en la próxima temporada ya que los productores en un número creciente de estados en México están mostrando interés en el cultivo de aguacates. La buena demanda, tanto a nivel nacional como internacional, está contribuyendo a esta tendencia.

El consumo interno depende del volumen de exportación. Los productores con acceso a los mercados internacionales envían tantos aguacates como sea posible a los mercados donde se pagan los mejores precios. En 2016/2017, el consumo interno fue de 656.000 toneladas. Esto se debió a que los precios altos hicieron que el producto fuera menos accesible. Un año después, fue de 760.000 toneladas, gracias a una mayor producción, aunque la cifra final depende de la oferta y los precios. El aguacate es un producto básico para los hogares mexicanos. Por habitante, se consumen entre 6,5 y 7 kg de aguacate por año. Los precios fueron más altos en 2016/2017 en comparación con el año anterior. Esta tendencia creciente no se ha detenido, gracias a la gran demanda y al menor volumen disponible.

Aceite de aguacate y guacamole
Las exportaciones siguen siendo la fuerza impulsora detrás de las ganancias de los productores, a pesar de que se estén creando otros nichos. Por ejemplo, el mercado del aceite de aguacate en la industria cosmética, donde la percepción de los consumidores es que los subproductos de aguacate son caros.

Sin embargo, el mercado de guacamole está creciendo. Anualmente, se exportan alrededor de 170.000 toneladas de este producto. Los mercados importantes son los EE. UU., Europa, Oriente Medio y Asia. Aunque no hay estadísticas oficiales que muestren el aumento de esta tendencia.

En 2017/2018, las exportaciones de aguacates frescos aumentarán a 1 millón de toneladas y, por lo tanto, seguirán las buenas demandas internacionales. Como la moneda mexicana está devaluando, las exportaciones son cada vez más atractivas. Sin embargo, en 2016/2017, se exportó un 9% menos de aguacates que en 2015/2016, debido al clima. En ese año, se exportaron algo menos de 900.000 toneladas. La porción más grande, con diferencia, estaba destinada a los EE. UU. Este país sigue siendo el mercado más importante, con casi el 80% de las exportaciones. Japón y Canadá son nichos de mercado estratégicos. Japón ocupa el 8-9% de las exportaciones, mientras que Canadá del 6-7%. De los 300 almacenes de envasados en Michoacán, 37 productores tienen un certificado de exportación para el mercado estadounidense. Las superficies de producción en México restantes se enfocan en otros mercados de exportación, como Japón, Canadá, Francia y España.



Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2018