Suiza: Las importaciones son necesarias porque la cosecha de manzanas es insatisfactoria

Estaba claro que la cosecha de manzanas sería modesta debido a las heladas tardías que se produjeron a finales de abril de este año. No obstante, se desconocía hasta qué punto sería modesta. Ahora ya se conocen las cifras definitivas. "Llevo trabajando en este sector 26 años, pero nunca había experimentado una situación así", reconoce Marc Wermelinger, director gerente de Swisscofel, la asociación suiza del comercio de frutas, hortalizas y patatas.

A finales de noviembre, había almacenadas casi 40.000 toneladas de manzanas, en torno a un 35% menos que hace un año. Por tanto, las existencias están claramente por debajo de las 57.000-60.000 toneladas, cantidad a la que aspira el sector frutícola. "Esta oferta desaparecerá rápidamente; pronto, muchas variedades ya no estarán disponibles", explica Wermelinger.

Algunas variedades como Elstar, Rubinette o Cox Orange ya se han agotado. Las manzanas Boskoop ya han tenido que importarse a un precio elevado. Las apreciadas variedades Golden Delicious y Gala siguen estando disponibles en cantidades mayores. No obstante, las manzanas que hay disponibles ahora no durarán hasta la próxima cosecha.


Existencias de manzanas hasta el 30 de noviembre de 2017. Imagen: LID

Según Wermelinger, las manzanas suizas podrían agotarse a mediados de abril. Para evitarlo, el sector quiere importar manzanas para completar la oferta local. Con manzanas de segunda categoría, por ejemplo, para la gama económica de los retailers, de las que actualmente hay muy pocas. "Las manzanas que se han cosechado este año han tenido una calidad excelente, de primera categoría", subraya Wermelinger.

El sector frutícola ya ha presentado una solicitud ante la Oficina Federal de Agricultura para aplicar una cuota de importación de 6.000 toneladas para el periodo de enero a marzo de 2018. El sector de la manzana está a la espera de la decisión del Gobierno federal. La legislación que regula dichas importaciones no contempla este contingente hasta abril y tan solo un nivel máximo de 2.500 toneladas. "El año 2017 ha sido absolutamente excepcional y requiere de medidas extraordinarias", argumenta Wermelinger.

Si el Gobierno rechaza la importación suplementaria prematura, los comerciantes podrían presionar para la apertura total de las fronteras en cuanto las existencias comiencen a agotarse. Esto, a su vez, despertará los temores entre los fruticultores de que se importen demasiadas manzanas baratas de ultramar y que las ventas de las manzanas suizas se debiliten.

"Nuestro objetivo es importar únicamente las cantidades que el mercado suizo precise", añade Wermelinger. La situación actual es extremadamente complicada para el negocio y para los productores. "Comercializar un cultivo pequeño es igual de exigente que comercializar uno grande".

Fuente: LID

Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2018