Las hierbas aromáticas IQF son una tendencia al alza

Las hierbas aromáticas como la menta, el cilantro, la salvia, la albahaca, la hierba limón y el romero han sido productos con una cuota de importación muy marginal durante muchos años, pero el rápido incremento de la demanda y del cultivo han convertido a estos productos en una verdadera tendencia en el mercado, como explican desde Octofrost Group.



La demanda de hierbas aromáticas es constante, pero ha crecido gradualmente en los últimos 30 años, mientras que los últimos 2 o 3 años se ha observado una rápida solicitud en el mercado, en particular de hierbas de cultivo ecológico. La menta, el cilantro, el romero y la salvia parecen ser las estrellas de la categoría, pues su demanda se incrementa durante todo el año.

"Normalmente, las hierbas se conservan mediante un proceso de secado, pero para conservar la frescura y todas las cualidades de las plantas, la técnica de la congelación rápida de manera individual (IQF) ha estado ganando terreno. Con el fin de conseguir hierbas IQF de buena calidad, los procesadores tienen que tener en cuenta que la solución es contar con equipos de procesamiento de alto nivel, pues congelar hierbas aromáticas puede ser bastante complicado por el riesgo que existe de congelar el producto más de lo necesario", advierte Octofrost en una nota de prensa.

Después de cosechar las hierbas, se tienen que lavar y, solo entonces, someter el proceso de congelación rápida de manera individual. Por lo general, las hierbas se transportan en recipientes llenos de agua, que luego se drenan con la ayuda de un sistema de bombeo que hace pasar el producto por tres limpiezas consecutivas.

Para fijar el color, el sabor y los nutrientes, se recomienda congelar los productos mediante IQF horas después de la cosecha.

Elección del equipamiento de IQF correcto
"Los procesadores de hierbas aromáticas encuentran complicado el proceso de IQF de estos productos porque su naturaleza frágil hace que corran un riesgo considerable de sobrepasar la zona de congelación. Esto se traduciría en un resultado de congelación de calidad pobre y en mucha pérdida de producto".

OctoFrost asegura que su túnel de congelación IQF resuelve este problema gracias a la velocidad ajustable de los ventiladores y a la aerodinámica óptima del interior del congelador.

"OctoFrost ofrece diferentes zonas de congelación que, combinadas con la velocidad ajustable de los ventiladores, crea la aerodinámica correcta dentro del túnel y hace que el producto se comporte como un fluido. De esta forma, el producto se fluidiza por completo, se congela rápidamente y mantiene una separación perfecta".


Más información:
OctoFrost Group 

Fecha de publicación: 18/12/2017

 


 

Otras noticias en este sector:

27/11/2017 "La demanda de menta está creciendo"
24/11/2017 Especialidades de hierbas aromáticas en un vivero holandés
20/11/2017 "Potencial en Europa del Este y Rusia para la menta fresca de Kenia"