Los arándanos IQF y los desafíos comunes para los procesadores

De todos los productos congelados, el segmento de los arándanos congelados por congelación rápida individual (IQF) se prevé que sea el que más rápido crezca en los próximos años debido a la floreciente demanda por parte de la industria panadera y confitera. No obstante el procesamiento de arándanos IQF acarrea sus desafíos para los procesadores y superarlos marcará la diferencia de calidad en el mercado.



Los desafíos más comunes en el congelamiento de arándanos son la estética, el rendimiento y la deshidratación.

Uno de los aspectos que mayor desafío presentan a la hora de congelar arándanos es evitar que la superficie se agriete y se queme. Esto puede ocurrir cuando el tiempo de congelación es demasiado lento o cuando se utilizan cintas transportadoras de malla metálica. Otro de los desafíos a los que se enfrentan los procesadores es minimizar la deshidratación manteniendo un alto nivel de rendimiento y rentabilidad.

¿Cómo superar los desafíos más comunes?
Para obtener un buen resultado final con los arándanos IQF, la fase de preprocesamiento es muy importante. Muchos procesadores se concentran únicamente en la fase de congelación y descuidan la importancia del pretratamiento, como aseguran desde Octofrost.

El pretratamiento típico de los arándanos es el enfriamiento previo y desaguado, poniendo gran énfasis en que el desaguado sea efectivo para evitar el exceso de agua en la superficie del producto. El lavado es una práctica habitual para los arándanos cultivados, mientras que los arándanos silvestres rara vez se lavan. La retirada de los tallos mediante tambores es otra práctica habitual.

Concluida la fase de pretratamiento, los arándanos están listos para el proceso de IQF. Escoger el equipo de congelación adecuado es otro desafío porque la naturaleza delicada de los arándanos dificulta preservar la apariencia natural de las berries después de la congelación.

El congelador OctoFrost cuenta con varias características técnicas específicas que contribuyen a una apariencia natural, una baja deshidratación y un alto rendimiento de los arándanos IQF. Con la ayuda de ventiladores de velocidad ajustable, la máquina de OctoFrost crea un flujo de aire óptimo para cada zona de congelación, lo cual se traduce en una congelación superficial delicada pero rápida. Además, las placas perforadas de OctoFrost desempeñan un papel importante en la prevención de grietas o quemaduras superficiales en los arándanos.

El resultado son unos arándanos con una buena separación y un aspecto natural, los cuales son más fáciles de vender, a menudo a un precio elevado.

El congelador OctoFrost está diseñado con numerosas zonas de congelación, cada una de ellas con una velocidad ajustable del ventilador. Esta característica crea una aerodinámica única que conduce a una formación de nieve significativamente menor. Menos nieve equivale a menos hidratación del producto, lo que significa un rendimiento más alto y más beneficios para el procesador.

Además, la velocidad de los ventiladores OctoFrost se puede ajustar con los convertidores de frecuencia, lo cual permite un flujo de aire totalmente adaptado a cada tipo de producto en cada una de las zonas de congelación. Esta característica deriva en un ahorro energético de hasta el 30%.


Más información:
Alexander Azrour
Octofrost
sales@octofrost.com

Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2018