Una delegación ecuatoriana se interesa por la agricultura almeriense

La ministra de Industria y Productividad de Ecuador, Eva García Fabre y la secretaria técnica del proyecto Toda una vida, adscrito a la presidencia de la República, Irina Cabezas, visitaron la provincia de Almería para conocer a fondo su modelo de agricultura intensiva, considerado por el gobierno del país andino como una referencia de primer orden para su desarrollo agrario y socioeconómico. La visita de la delegación ecuatoriana, que formó parte del encuentro de máximo nivel entre los gobiernos de Ecuador y España celebrado recientemente, ha sido fruto de los contactos previos que Agrupaejido estableció meses atrás en el ámbito institucional, empresarial y agrícola en Ecuador.



Después de la visita, Eva García Fabre, dejó constancia de su altísima valoración respecto a la visita en general al modelo agrícola almeriense, dejando constancia que la experiencia de empresas como Agrupaejido puede ser de gran utilidad para un país como Ecuador.

Ejerciendo como anfitriona, la comercializadora almeriense, organizó un recorrido por los elementos esenciales de la cadena hortofrutícola almeriense, subrayando aquellos aspectos en los que las autoridades ecuatorianas habían manifestado previamente un especial interés, en relación directa con sus proyectos estratégicos más importantes. Por eso, no sólo se prestó atención en la visita a cuestiones estrictamente agrícolas o comerciales, sino también a cuestiones como las componentes sociales del modelo o el papel de la investigación pública.

Después del acto institucional, en el que la ministra García Fabre y la secretaria técnica Irina Cabezas compartieron con el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez y otras autoridades andaluzas y almerienses, la delegación ecuatoriana visitó el centro de Agrupaejido en el Polígono de la Redonda, coincidiendo con la hora de la subasta, lo que permitió a los visitantes conocer de cerca este elemento esencial en la comercialización hortofrutícola almeriense. Fueron recibidos por el presidente de Agrupaejido, Cecilio Guillén, quien explicó las claves de la subasta y el papel que desempeña para los mercados y para los agricultores un centro de este tipo, que es, así mismo, la esencia de la empresa. También se dieron cita en la alhóndiga de Agrupaejido el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, José Manuel Ortiz Bono y el alcalde de El Ejido Francisco Góngora, quienes cambiaron impresiones con los mandatario de Ecuador.



A continuación, la delegación ecuatoriana se desplazó al Centro Ifapa de La Mojonera, donde fue recibida por su director Salvador Parra y por el delegado territorial. En este centro, la ministra García Fabra y la secretaria técnica del proyecto Toda una Vida pudieron conocer las principales líneas de investigación que desarrolla esta entidad en Almería y, por extensión, en el resto de la Comunidad. Desde la azotea del edificio científico del Ifapa almeriense, los integrantes de la delegación disfrutaron de una visión general de las fincas experimentales del centro, pero también de una elocuente perspectiva del famoso “mar de plástico” de Almería.

El siguiente hito de la visita fue el núcleo de La Mojonera, donde les esperaba el director general de Agrupaejido, Alex Guillén, con el objetivo de conocer de cerca una vivienda que formó parte de las actuaciones realizadas en los años sesenta por el Instituto Nacional de Colonización. El interés por este fenómeno se sustenta en las posibles coincidencias con el proyecto denominado Agroviviendas, que actualmente planea el gobierno de Ecuador.



El invernadero tuvo, lógicamente, una importancia especial en la visita. Así, la delegación ecuatoriana visitó un invernadero dedicado al cultivo de pimiento california en la zona de Las Norias, vinculado a la actividad de Agrupaejido. Técnicos y agricultores explicaron las principales características de un invernadero tipo Almería bastante evolucionado, en el que pudieron conocer de cerca la aplicación de técnicas de control biológico, los niveles de seguridad alimentaria, las condiciones climáticas del interior, la conformación de los suelos o la importancia de la fertirrigación.

La última etapa del periplo tuvo como escenario el centro de confección y sede central de Agrupaejido, sito en La Mojonera. Alex Guillén acompañó a los miembros de la delegación en un recorrido por las líneas de manipulado en pleno funcionamiento y otros elementos esenciales en la postcosecha hortofrutícola. La tecnificación del proceso y la capacidad de atender a los mercados más exigentes constituyeron algunos de los contenidos que más interés despertaron.

Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2018