Suecia: lo ecológico es secundario, pero sigue siendo importante

"Los productos ecológicos no son una prioridad en Suecia. Incluso hemos considerado dejar la marca tal como está". Anita Falknek, directora general de KRAV, la organización sueca de certificación ecológica, hizo esta singular declaración el 15 de noviembre en la Feria de Alimentos Ecológicos Nórdicos en Malmö. La marca local Från Sverige casi ha superado a la marca KRAV, un logro impresionante teniendo en cuenta que esta se lanzó hace sólo dos años.

El sector ecológico sueco es probablemente uno de los mejores del mundo, pero esto no tiene mucho impacto entre los suecos. "Los consumidores suecos dan importancia a la procedencia de sus alimentos. Les gustan menos los productos que vienen de lejos porque es más difícil rastrear su origen, por esto prefieren los alimentos locales", dijo Falknek en su presentación en la feria más grande de Escandinavia para alimentos ecológicos y naturales. "En primer lugar, están buscando alimentos saludables. Por esta razón al mercado de productos vegetarianos, veganos y "sin" le está yendo muy bien. Además, el hecho de que los alimentos cumplan con los altos estándares de bienestar animal y ambientales, para muchos, es otro detalle importante. Aunque estas características se suelen reflejar en lo ecológico, el sector no siempre se identifica con todas. Los consumidores tampoco asocian estas cualidades inmediatamente a los productos ecológicos".

La marca local supera a la ecológica
Al principio, KRAV se negó a este desarrollo. "La legislación de la UE tiene muchas restricciones, lo que afecta a todo el sector ecológico sueco", cuenta Falknek. En la última reunión de las partes interesadas de KRAV, esto fue una razón para retirarse de las regulaciones ecológicas de la UE. Esta reunión fue convocada para discutir los cambios recientes en el mercado.

Falknek aseguró a los miembros del público presentes en la feria, que KRAV, por el momento, seguiría siendo de orientación ecológica. Sin embargo, ella les instó a mantenerse alerta a otros desarrollos del mercado. "En este momento, hay demasiadas marcas compitiendo por la atención del mismo grupo de consumidores. Suecia se queja del exceso de estas". En ese sentido, KRAV tiene que reconocer que la nueva marca Från Sverige ("de Suecia") está mejorando. Esta marca garantiza que sus productos son locales. "La preferencia por productos locales se ve claramente en el hecho de que, en dos años, la marca Från Sverige ha pasado de cero certificaciones a 8.000", dice la directora general. "KRAV lleva activa en el mercado desde 1985. De hecho, Från Sverige todavía tiene que dejar su huella y ganarse el reconocimiento. "El 98% de los consumidores sabe lo que significa la marca KRAV. Eso es difícil de superar".

El repollo no es suficiente
"Lo local es lo nuevo ecológico", dijo Lars Persson, de la cooperativa sueca SydGrön, en la edición anterior de Primeur. La demanda creciente de productos locales se hace evidente en las inversiones que está realizando esta cooperativa en el área del almacenamiento de repollo. "Pero los suecos no pueden vivir sólo de repollo", dijo Roelant Komen, de Fairtrasa Holland, en la Feria de Alimentos Ecológicos Nórdicos. "Preferirían no tener una dieta durante todo el año basada en el repollo". Según este comerciante, los escandinavos son conscientes de la diferencia entre ecológico y local. "Entre una selección de productos exóticos en estantes de frutas y hortalizas suecas, una variedad común es menos popular que una ecológica. En este grupo de productos la procedencia no es un problema, pues no se cultivan localmente. En este caso, les gusta recurrir a las marcas ecológicas. A los ojos de los consumidores suecos, un producto exótico ecológico es una opción aceptable en su búsqueda de la sostenibilidad".

Espacio para los exóticos ecológicos
Michaela de Leonardis, de BioTropic, reconoce que los consumidores suecos prefieren los productos locales a los ecológicos. Sin embargo, existe una diferencia entre lo que quieren y lo que pueden obtener. Este especialista en productos exóticos comprende perfectamente que los países escandinavos dependen, en gran medida, de la importación de frutas y hortalizas para satisfacer la demanda interna. En palabras de Sven Henze, de Bio Freshi: "Si comparas el suministro promedio de un supermercado ICA con cualquier retailer holandés, es evidente que hay un gran espacio para los productos extranjeros, particularmente para los ecológicos".


Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2018