El maracuyá vietnamita es distinto al colombiano

Aunque el maracuyá siempre se ha considerado una fruta exótica, es una de las especies exóticas "más reconocibles". En diciembre, la demanda de esta fruta aumenta, aunque es un mercado estable durante todo el año. Cada vez es más difícil para las tiendas especializadas distinguirse con el maracuyá, pues la mayoría de los supermercados lo ofrecen en su surtido estándar. Ive Lambert, de Starfruit, una compañía belga que se especializa en el comercio de exóticos, señala que estas tiendas especializadas y los supermercados de alta gama todavía se pueden distinguir vendiendo maracuyá vietnamita.

El maracuyá está siendo suministrado actualmente por Asia y América del Sur. "En este momento, estamos importando, tanto vía marítima como aérea, principalmente desde Colombia, y únicamente mediante transporte aéreo desde Vietnam", dice Ive. El suministro de Zimbabwe se ha retrasado por la lluvia. Esto significa que, en diciembre, habrá un suministro limitado de este producto. La situación política en Zimbabue también puede tener un impacto en las exportaciones, a pesar de que el cambio en el gobierno parece estar avanzando pacíficamente.



Preparados para un diciembre concurrido
El suministro desde Colombia alcanza su pico entre junio y septiembre. "Tradicionalmente, la demanda es menor, ya que existe una gran variedad de frutas de verano disponibles. Hay una temporada local y, a menudo, los precios son bajos en ese momento". Hacia el final del año, los precios de los frutos rojos comienzan a subir porque la oferta cambia a los productos de importación. "Entonces, el maracuyá es relativamente barato de nuevo, y el mercado funciona mejor".

El suministro desde Colombia comienza a disminuir a mediados de noviembre. Los productores aguantan el producto un poco más para garantizar que haya suficientes volúmenes disponibles en diciembre. "En ese momento la demanda suele ser muy alta. Es por eso que ya hemos visto un aumento en los precios". En el último mes del año hay una enorme demanda de maracuyá. "Esto también se debe a que es un exótico más familiar y los consumidores saben qué hacer con él. Esta fruta ya no es se considera tan exótica”. Ivi lo compara con el mango. Hace veinte años, esta fruta se clasificaba como exótica, pero hoy en día es un producto básico. "Esto mismo está pasando con el maracuyá".



El producto vietnamita es distinto
En los últimos años, han surgido nuevos países de origen. "Estos países, como Vietnam, están ganando terreno", cuenta Ive. "La fruta de ese país tiene una gran calidad y sólo se transporta por avión. Son algo más pequeños, pero tienen una apariencia atractiva. Tienen un sabor más fuerte y diferente al maracuyá colombiano". Solía haber una gran diferencia de precio entre el maracuyá vietnamita y los de otros países, pero a lo largo de los años, esta brecha de precios se ha reducido.



"Todos los supermercados venden maracuyá colombiano, o una variedad de otro país. Para las tiendas de barrio, tiendas especializadas y supermercados de alta gama, el maracuyá vietnamita es una oportunidad para destacarse". Hay una clara diferencia entre los exóticos de estos dos países.

Starfruit también está trabajando en la introducción de una gama de productos exóticos ecológicos, y en la expansión de su gama de productos exóticos de Comercio Justo. "No es tan fácil como parece", admite Ive. "Estamos trabajando arduamente para llevarlo cabo". Sin embargo, esto todavía no se contempla para el maracuyá. Aunque hay un pequeño volumen de productos de Comercio Justo disponibles, hay muy poca demanda. "Esperamos tener pronto una gama ecológica de exóticos disponibles, pero incluirá mangos, cocos, piñas, plátanos y granadas". 


Para más información:
Starfruit
Ive Lambert
ive@starfruit.be
www.starfruit.be


Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2018