Resumen del mercado global de la papaya

Pasado el tradicional boom de diciembre en el mercado de exóticos en Europa, el mercado recupera la calma en las primeras semanas del año. La demanda es limitada en muchos países europeos, aunque los comerciantes holandeses informan de que la situación es complicada por el retraso de la oferta. La papaya Formosa está funcionando especialmente bien en Europa. Para Brasil, Europa es el destino de exportación más importante para esta variedad. En los Estados Unidos se habla de escasez, aunque se prevé que la oferta aumente de nuevo en las próximas semanas. España aspira a convertirse en el proveedor para Europa si encuentra las variedades perfectas.

Sudáfrica demanda calibres grandes
En algunas partes de Limpopo, la producción de papaya alcanzó su máximo en diciembre y enero, algo inusual, pues la producción suele disminuir en los calurosos meses de verano del hemisferio sur. Los calibres son pequeños por la combinación de un invierno frío y un verano caluroso, lo cual acelera la maduración de la fruta.

Como resultado, hay demanda de calibres grandes, que alcanzan precios por encima de los 100 ZAR (6,76 EUR) la caja. Los calibres más pequeños cotizan en torno a 52 ZAR (3,50 EUR) la caja y 15 ZAR (1 EUR) la bandeja. La demanda es buena en varios mercados. En Ciudad del Cabo, por ejemplo, hay un buen mercado para los calibres grandes, por la presencia del gran sector de catering de la ciudad.

Está previsto que la oferta caiga en los meses de febrero y marzo, lo que, tradicionalmente, se traduce en escasez en el mercado. De abril en adelante, la oferta se recuperará cuando los calibres más grandes cultivados en los meses de verano lleguen al mercado. Los cultivos se encuentran principalmente en el norte del país, donde hizo un tiempo seco en los meses de diciembre y enero, según varios productores.




El sector español busca variedades que mejoren las actuales
España está haciéndose un sitio como productor y proveedor de papaya en Europa y el futuro es de momento prometedor para este cultivo que se oferta como un producto de proximidad. Y es que, España dispone de las costas de Málaga, Granada, Almería y Murcia, así como las islas Canarias principalmente, con características micro climáticas idóneas para la producción de frutas exóticas.

Con una previsión de cosecha de unas 2000 toneladas este año, Anecoop acapara más de la mitad de la papaya que se produce en España. La cooperativa de segundo grado ha pasado de tener 8 socios productores desde que empezó en 2016 a 35 socios para este año. Por otro lado destaca la producción de la Asociación de Productores de Papaya del Mediterráneo, o el Papayal, que cuenta con unas 400 toneladas.

La mayor parte de los agricultores de papaya utilizan invernaderos que anteriormente empleaban para el cultivo de hortalizas, encontrando en este producto exótico una mayor rentabilidad. De momento los productores españoles trabajan con la variedad Intenzza principalmente, que es la que mejores cualidades productivas y gustativas reúne cultivándose en España, además de otras variedades como Sweet Sense o Caballero. El sector está centrando sus inversiones en la investigación y búsqueda de nuevas variedades que mejoren las cualidades de Intenzza, con variedades que se adapten totalmente a la climatología y características de suelo de España. Con esto, los productores de papaya españoles buscan poder suministrar a sus clientes europeos un producto exótico de proximidad más fresco que la papaya de ultramar.


Alemania: las papayas enviadas por aire dominan el mercado
La papaya Formosa es en estos momentos líder absoluto en el mercado alemán. Esta variedad se exporta principalmente desde Brasil y domina tanto en la venta al por mayor como en la venta al detalle. También se encuentran algunas papayas Solo y Golden. En cuanto a relación calidad-precio, las cotizaciones son muy estables, como lo es la oferta.

Las papayas que se envían por aire son las que dominan el mercado. También hay algunas papayas que llegan por mar, pero los comerciantes apuntan que su calidad no es tan fiable por la duración del viaje. Por último, los comerciantes confirman que, pese a que las papayas todavía no juegan en la misma liga que los mangos, la demanda ha estado aumentando considerablemente desde hace unos años.

Francia: el año comienza con calma
No hay mucho producto disponible. El mercado de la papaya está muy tranquilo, pero es normal para enero o febrero. Las ventas de papaya son particularmente destacables en diciembre. Los comerciantes franceses opinan que es probable que el producto sea siempre una fruta exótica en Europa. Se dice que las condiciones meteorológicas en las regiones de cultivo son buenas.

Las oportunidades de crecimiento en Bélgica son limitadas
El mercado también está calmado en Bélgica, pues la mayoría de las ventas se concentran en diciembre. En el mercado de la papaya aún se espera un ligero crecimiento, pero con muchas limitaciones. Las papayas nunca tendrán tanta demanda como los mangos y los aguacates porque a muchas personas no les agradan. El sabor de los mangos gusta a 9 de cada 10 personas, pero en el caso de las papayas la situación es casi la opuesta, según un comerciante. El cultivo funciona bien. En términos generales, suele haber producción todo el año. Las lluvias fuertes pueden complicar las cosas, pero no es lo que ha sucedido esta temporada. Los productores no se han visto afectados por los huracanes.

Países Bajos: mercado complicado para las papayas Formosa
La demanda de papayas Formosa, una de las variedades más comunes, es muy alta en este momento. Debido a la inestabilidad de las condiciones meteorológicas y al retraso de varios envíos, en la actualidad el mercado es muy complicado. Según los importadores, la papaya es una fruta exótica que está ganando cada vez más popularidad entre los consumidores. El consumo está creciendo de forma pronunciada en toda Europa. Está previsto que la situación de mercado mejore dentro de unas semanas.


Las papayas siguen siendo una fruta exótica en Israel
En la actualidad, las papayas cuestan 3,30 euros por kilo en los supermercados israelíes, y las papayas premium ecológicas son todavía más caras, pues alcanzan hasta 5 euros por kilo. Los precios son los mismos para las importadas, aunque la oferta de esta fruta es más inestable y los volúmenes son pequeños. Hay periodos en los que no se importa ninguna papaya.

Las papayas todavía se consideran una fruta exótica en el mercado israelí, pese a que cada vez es más conocida. El consumo se mantiene bajo y, como resultado, el mercado es pequeño. No obstante, existe un nicho de mercado en la cocina tailandesa y en las tiendas de especialidades tailandesas. Esta demanda la satisfacen varios productores locales, que completan su oferta con las importaciones.

En la mayor parte de Israel, el clima no es adecuado para el cultivo de esta fruta. Se ha intentado importar variedades adaptadas a veranos calurosos e inviernos relativamente frescos, pero, por ahora, sin ningún éxito. Por consiguiente, el foco se ha centrado en el desarrollo de nuevas variedades. En Israel es posible cultivar esta fruta tropical gracias, en parte, al uso de invernaderos y mallas. Esta forma de cultivo se puede encontrar sobre todo en las zonas de litoral, donde los productores ya cuentan con años de experiencia en el cultivo de banana, que requiere técnicas similares. Pese a ello, la superficie no superará las 10 hectáreas en total.

EE. UU.: poca oferta y buena demanda
El volumen de papayas mexicanas está disminuyendo, pero se espera llegar pronto a un punto de inflexión. "La oferta de papayas es limitada", afirma un comerciante. "Nuestros volúmenes volverán a subir en las próximas semanas". En enero, hubo menos producción disponible, lo que coincidió con un aumento de la cosecha en la primera mitad de la temporada. Las papaya se importan de las regiones mexicanas de Colima, Campeche, San Luis y Veracruz.

La demanda de esta fruta tropical sigue creciendo en Estados Unidos. "El consumo va a subir conforme lo hagan las temperaturas", explica un comerciante. "La mayoría de los estadounidenses consideran que la papaya es un producto tropical para la primavera y el verano". El mayor reto para el crecimiento de la categoría es alentar a los consumidores a probar una papaya.

Los comerciantes no tienen ninguna queja desde el punto de vista del precio. A diferencia del año pasado, cuando el mercado se hundió en enero por el exceso de oferta, el precio ha sido más alto este año a causa de la escasez que ha habido en el mercado. Para el resto del año se espera también un volumen estable. Los costes de transporte influyen en el sector.

Brasil aumenta la exportación a Europa
La papaya Formosa ya ha tenido algunos meses buenos en comparación con otras variedades. Con la excepción de mayo y junio, todos los meses se han importado mayores volúmenes. De media, el precio también ha sido más alto en noviembre con respecto a otras variedades. Aunque Brasil es conocido como uno de los mayores productores de papaya, tan solo se exporta una pequeña cantidad del volumen total. La mayoría de la cosecha se queda en el mercado nacional. La mayor parte de las papayas destinadas a la exportación se cultivan en las regiones de Espirito Santo y Rio do Grande do Norte. En torno al 60% del volumen cultivado allí se envía a Europa, principalmente la variedad Formosa, cuya demanda va en aumento. Además, estas regiones disfrutan de una ventaja logística gracias a su proximidad a los grandes puertos. Europa es el mercado más importante para las papayas durante el otoño y el invierno del hemisferio norte. Entre 2011 y 2016, las exportaciones a Europa se incrementaron un 40%.

En el norte, incluidos Espirito Santo y el sur de Bahía, se han detectado problemas de hongos, pese a lo poco que ha llovido este mes. La mayor incidencia de enfermedades ha coincidido principalmente con una menor disponibilidad de recursos precosecha. Este problema ha afectado sobre todo a los productores de papaya hawaiana.

México promociona las papayas como "fruta estratégica"
En el marco de un plan gubernamental para conseguir que la economía no dependa tanto de un solo bloque comercial y vender a una gama más amplia de mercados, son varios los productos los que se han calificado de "estratégicos". Además de los arándanos, las piñas y las moras, figuran en esta lista las papayas. En los últimos años, ya se ha invertido en la producción de estos cultivos en Colima, que es ya el segundo mayor productor de esta fruta en México, con una cuota del 18%. Según las cifras, la producción en Colima ha crecido un 13,4% entre 2010 y 2016, de 51.375 toneladas en 2010 a 108.996 toneladas en 2016. El rendimiento por hectárea también ha mejorado un 1,8%.


Fecha de publicación: 02/02/2018

 


 

Otras noticias en este sector:

10/08/2018 Resumen del mercado global de la uva
13/07/2018 Resumen del mercado global del melón y la sandía
06/07/2018 El resumen del mercado global del tomate revela estabilidad
29/06/2018 Resumen del mercado global de la naranja