Los altos precios en campo dificultan la exportación

España: Aún falta mucho limón Primofiori por recolectar y las ventas son demasiado lentas

"Estresante", es la palabra que mejor define para varios exportadores de limón españoles consultados por la campaña actual, que se caracteriza por precios muy altos en campo, ventas lentas, y mucha fruta en los árboles esperando ha ser vendida.

De hecho, se calcula que hay en torno a unas 300.000 toneladas de limón Primofiori todavía por recolectar, teniendo en cuenta que a 1 de febrero quedaban unas 445.000 toneladas, una cantidad realmente importante para tales fechas. El limón,todavía en los árboles, tiene generalmente un estado de madurez muy avanzado y calibres ya muy grandes y en continuo engorde debido a las constantes lluvias durante las últimas semanas.



"La situación es muy preocupante, porque el limón está madurando muy rápido debido a la combinación de lluvias con días de sol y buenas temperaturas, algo que puede derivar en algunos problemas de calidad si no lo vendemos pronto. Todavía queda mucho limón Primofiori por vender y la variedad Verna ya está lista para cosechar, ya que también se ha adelantado su madurez", explica un productor y exportador murciano.

Los altos precios del Primofiori en campo han dificultado a los exportadores su venta en el centro y norte de Europa. Ailimpo ha calificado los meses de enero y febrero como "muy apáticos" en ventas, con poca continuidad. Además, está habiendo una mayor competencia de Turquía en países del Este, donde todavía no demandan limón español, ya que sus precios de venta están muy por encima del limón turco este año. La tensión política con Rusia puede ser un causante de que Turquía envíe menos a este mercado y opte más por Europa.

Los precios del Primofiori en campo rondan los 50 céntimos el kilo y el Verna, que ya está listo para cosechar, cotiza entre los 80 y 90 céntimos el kilo en campo, aunque sus operaciones son prácticamente nulas, ya que los exportadores mayoritariamente prefieren esperar al máximo a cosechar Verna. Se espera una producción de Verna un 40% inferior al año pasado de acuerdo con Ailimpo, teniendo en cuenta que la de 2017 fue una cosecha récord.

"Los precios de venta del limón están entre 1,00 y 1,20 euros el kilo, por lo que los márgenes son ajustados. Está siendo muy difícil vender generalmente en toda Europa, si bien donde más se nota es en los mercados abiertos como Perpiñán y Rotterdam, entre otros", señala otro productor y comercializador. Por otra parte, las exportaciones a países terceros tampoco están siendo importantes este año en comparación con otros años. "Fuera de Europa no estamos enviando a más destinos que Estados Unidos, Canadá o Noruega. Confiamos que estos mercados adquieran todavía más importancia en los próximos años", añade.

La situación es de incertidumbre en el sector, aunque Ailimpo apunta a que a partir de estos días puede despegar un poco la demanda.






Fecha de publicación :
Author:
©



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2018