Raúl Dastres, presidente de Valle Maule:

"Las últimas tres temporadas de arándanos chilenos han "desteñido" en calidad"

"Nuestra visión puede ser catalogada de alarmante -dice Raúl Dastres, presidente de Valle Maule-, pero no somos exagerados o pesimistas, sino que queremos generar una alerta en el sector. Chile no está logrando un buen nivel de calidad en el mercado internacional, y la creciente competencia global está captando cada año mayor interés, en desmedro de la posición y valoración de Chile".

A su juicio, las últimas tres temporadas los arándanos chilenos han "desteñido" en calidad, al menos en un período importante de la temporada, y "la imagen que está quedando es que la oferta chilena no es confiable. Esto no se refiere a una empresa en particular, ni a una variedad específica. Esto engloba a toda la oferta de Chile", agrega.

Valle Maule (valle-maule.cl), explica, es una de las empresas con mayor tradición en la producción de arándanos, con huertos de más de 25 años y exportaciones a diversos mercados por cerca de dos décadas, tanto de su propia fruta, como la de productores asociados. Se trata de una empresa formada por productores que cuenta con representantes en los principales mercados, y que incorporó hace algunos años a dos socios extranjeros, importantes distribuidores en Europa y Asia.

Las causas de la situación de desmedro de la oferta chilena, señala, son una combinación de factores, nada fáciles de manejar en conjunto: "La existencia de muchos huertos en mala condición o con variedades inapropiadas; un clima complejo, con condiciones más extremas e impredecibles; decisiones "poco criteriosas" de algunos exportadores; pobre gestión de cosecha, y varios otros".

Agrega que el estándar de calidad que pide el mercado se ha vuelto más exigente, como consecuencia de la oferta creciente de mejor fruta de Perú, México, Marruecos, Sudáfrica y otros, "mientras Chile sufre un deterioro".

Según explica, esto no se soluciona solo con un cambio varietal, como algunos plantean. "Se trata de hacer bien las cosas en forma integral, partiendo por ser responsables en la decisión de qué exportamos. El recambio varietal es importante, pero nunca suficiente, y hay al menos dos dificultades que hacen inconveniente basar la mejora solo en ello: primero, hoy es bastante difícil recuperar la inversión en una plantación de arándanos, y segundo, es un proceso muy lento como país, que tomará muchos años hasta que represente un porcentaje mayoritario de nuestra oferta".

Momento de decisiones
"Estamos convencidos de que Chile perderá muchas hectáreas, y que se llegará a un nuevo equilibrio en unos años más. Quien quiera salir airoso de este terremoto, debe tomar decisiones frías y bien evaluadas, y asegurarse de realizar una muy buena gestión", dice.

Agrega que los productores deben seleccionar qué huertos dejar y cuáles abandonar o reemplazar, además de mejorar su gestión, partiendo por la cosecha. "Los exportadores deben embarcar solo la fruta que hay certeza suficiente de que llegará bien, y sincerar los resultados al productor, tanto de calidad como de venta".

Asimismo, "los productores que quieren ser exportadores, deben hacerlo en serio, e involucrarse en una gestión comercial profunda, ordenada y sincronizada con el mercado y la industria. Si todo esto no se hace masivamente en Chile, el futuro no será nada fácil".


Fuente: El Mercurio

Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2018