Bolivia: Walipinis, los invernaderos bajo tierra

Los Walipinis son una suerte de invernaderos que pasan desapercibidos en el clima extremo del Altiplano de Bolivia, pero que, bajo tierra, esconden frondosos huertos, impropios de un paisaje tan árido, con días calurosos y noches heladas, vientos fuertes y agua escasa, en el que gran parte de la vegetación no sobrevive.

Estas construcciones, cuyo nombre, en aymara, significa "muy bueno" o "muy bien", ideadas hace unos 25 años por el cooperante suizo Peter Iselli, consiguen crear en su interior una burbuja de temperaturas suaves y constantes donde sembrar frutas y hortalizas. Sus paredes subterráneas de tierra ayudan a retener el calor y la humedad, algo que minimiza el consumo de agua, que en esta zona es un recurso muy escaso.

Abandonados por Iselli y rescatados por el ingeniero agrónomo Héctor Vélez, que lleva más de 17 años al frente de un proyecto de ecogranja financiado por la familia Gemio, estos Walipinis son, desde el punto de vista técnico, según N+1, comparados con los invernaderos convencionales, más baratos y eficaces, informa en un artículo la BBC.

Con este tipo de construcción subterránea, los productores se ahorran mucho dinero en la compra de materiales para levantar una estructura externa, que además en el Altiplano hay que reemplazar con frecuencia a causa de los fuertes vientos y la gran radiación solar que corroe los materiales. Pero los Walipini no son una solución mágica, y aunque no requieren una gran inversión económica, los costes son elevados: además de agua, exigen tiempo y bastante trabajo. La principal inversión inicial es en mano de obra para crear el hoyo en la tierra.


Fuente: periodistadigital.com

Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2018