¿Por qué está el paraguayo quitando cuota al melocotón?

El paraguayo ha pasado en solo diez años de ser un cultivo minoritario a ocupar una rol importante en la gama de fruta de hueso gracias a las mejoras en obtención de variedades cada vez más atractivas.

De acuerdo con Thomas Chevaillier, del departamento técnico y comercial de PSB Producción Vegetal, de la familia Buffat, son tres los parámetros principales que se tienen en cuenta en la obtención de variedades de paraguayo. El color juega quizá el rol más importante, debe ser lo más llamativo posible, ya que las ventas los compradores rechazan las variedades con colores pálidos , entre blanco y amarillento. Por otra parte, el sabor y el aroma deben ser intensos. Los paraguayos deben tener ese gusto sub-ácido característico. Destaca además la necesidad de que los pedúnculos de los paraguayos resistan bien la recolección y que no causen el desgarro de la piel del fruto, dejando aperturas que se convierten en un foco de bacterias y hongos. Por último, es indispensable que los frutos cierren bien en la parte inferior del fruto, en la zona del pístilo, evitando el rajado que le resta un alto valor comercial.

Variedad Samantha, de recolección a partir del 20 de mayo en Murcia y el 5 de junio en Lérida.


Volviendo atrás en la historia, en el siglo XIX, se plantaron en España y norte de África los primeros paraguayos, procedentes de China. “Eran variedades con buen sabor pero poco productivas y con una gran apertura pistilar. Estos frutos han tardado muchos años en poderse comercializar debido a su mal aspecto en comparación con los melocotones, que tenían un color más atractivo y tamaño más grande”, cuenta Thomas. “Con el paso de los años, gracias al trabajo de los obtentores, se fueron perfeccionando las variedades y suprimiendo poco a poco los problemas de coloración y tamaño, aunque no se logró solucionar el problema de la apertura pistilar. No es hasta hace 10 años que llegaron al mercado las primeras variedades completamente cerradas en su base, sin problemas de desgarre en el pedúnculo, sabrosas y con coloración atractiva, como hicimos con nuestro programa de obtención”.

Variedad Filoe, de PSB, de recolección a partir del 15 de julio en Murcia y el 25 de julio en Lérida.


A partir de entonces empezó a plantarse paraguayo en altísimas cantidades en España, sobre todo para su exportación al mercado ruso, que se convirtió en el principal consumidor. España sigue siendo la mayor productora de paraguayos con diferencia, seguida de muy lejos por Italia y Francia. Desde la instauración del veto a los exportadores europeos, el sector del paraguayo español ha experimentado una importante transformación varietal.


Variedad Samantha


“Se han arrancado muchas variedades que dan frutos con apertura pistilar para plantar variedades mejoradas y más atractivas con tal de poder introducirlas en Europa, y se está consiguiendo”, afirma Thomas Chevaillier. Con la mejora de la selección varietal y por tanto de la calidad de los paraguayos, se ha incrementado el consumo en muchos países europeos como Francia, además de por supuesto, España. "Los franceses no solían consumir paraguayo, ya que por lo general es un mercado conservador en el que se prefieren los melocotones tradicionales y sobretodo locales. Pues bien, en 2017 el consumo de paraguayo aumentó un 17% en Francia respecto al año anterior, en detrimento del melocotón. Los consumidores están dándose cuenta de que es un fruto muy fácil de comer sin ensuciarse y cuya calidad gustativa no suele decepcionar, a diferencia del melocotón o la nectarina”, señala.


Variedad Zumba a la izquierda, una de las más tempranas, y Contesa a la derecha, con recolección 10 días más tarde que Samantha.


PSB empezó sacando al mercado programas de variedades tempranas en las zonas de Murcia, Valencia y norte de África, pero ahora ya disponen de mucho mercado en zonas más tardías como Lérida. “Estamos orgullosos de nuestro programa de variedades que siguen los mismos criterios de selección de fruta con cierre pistilar absoluto, buen sabor y coloración y que no desgarran en la zona del pedúnculo al recolectarse. Empezamos con variedades a principios de mayo como Zumba y continuamos con Samantha. Luego disponemos de la variedad Contessa, con recolección 10 días más tarde que Samantha y por tanto más calibre, y de carne crujiente. El año pasado lanzamos Nirvana y Filoe, más tardías y con mayores rendimientos, que extienden el calendario de recolección hasta finales de julio y principios de agosto en la zona productora de Lérida”.

Por otra parte, PSB está trabajando para obtener en los próximos años variedades con cierre pistilar total en platerina, una especie de fruta de hueso que todavía no ha conseguido consolidar ninguna variedad que ofrezca garantías de calidad. “Hay mucha demanda de platerina actualmente. Las grandes cadenas buscan disponer de platerinas para atraer a los consumidores de fruta de hueso. Creemos que es un producto con mucho potencial para el futuro”, concluye Thomas Chevaillier.



Para más información:
Thomas Chevaillier
(Contacto en Francia, España y resto de países excepto Italia)
T: +34 620 810 125
thomas@psbproduccionvegetal.com

Vincenzo Cerbone (Contacto Italia):
T: +34 646 47 97 23
vincenzo@psbproduccionvegetal.com




Fecha de publicación :
Author:
©



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2018