"Una nueva tecnología promete calcular la vida útil "verdadera"

Una de las causas del desperdicio de alimentos es que se deterioran antes de lo esperado. Por supuesto, enviar productos frescos es el objetivo de cada productor. Sin embargo, de qué manera llega y cuan fresco permanece en la tienda, está fuera de su control. Además, al retailer también le interesa que el producto permanezca fresco y sabroso para que el cliente lo disfrute y repita sus compras.

Zest Labs, una empresa en San José, California, ha creado una solución llamada Zest Fresh, que permite a los productores y transportistas saber cuánto tiempo permanecerá fresco cada palé de sus productos. Utilizando los sensores IoT, colocados en cada palé durante la cosecha, y el análisis basado en la nube, Zest Fresh tiene en cuenta las temperaturas en el momento de la cosecha, la duración de corte a enfriamiento, así como las condiciones en cada punto hasta el receptor, y en base a estos datos, calcula cuál es la vida útil "verdadera".

"Los sensores IoT utilizan el análisis predictivo, el aprendizaje automático y otras funciones para calcular la frescura de la vida útil restante para cada palé", dijo Kevin Payne, de Zest Labs. "Hemos registrado los productos de diferentes zonas para determinar la duración máxima de la frescura. Se nos puede considerar como una solución para la gestión de la frescura poscosecha. A pesar de que un lote de productos provenga de la misma plantación el mismo día, las condiciones en las que se cosecharon y finalmente colocaron en el refrigerador puede variar significativamente. Un palé de fresas recogidas a las 7:00 a.m. y colocadas en el refrigerador a las 8:00 a.m. tendrá una vida útil diferente a la del palé recogido a las 2:00 p.m. durante el calor del mediodía y colocado en el refrigerador al final del día. Esto hace que la vida útil 'verdadera' sea diferente para cada palé".


Kevin Payne y Todd Clayton, de Zest Labs

Envío de palés a los destinos óptimos
La recopilación y el análisis de datos son geniales, pero han existido diferentes métodos durante mucho tiempo. Zest Labs notó que la diferencia de su tecnología Zest Fresh es que se puede hacer algo para resolver el problema de manera proactiva. "Muchas soluciones tienden a ser reactivas, lo que significa que se puede actuar tras darse un problema", explicó Payne. "Sin embargo, creemos que ofrecemos la única solución proactiva, al usar las predicciones y permitir que el remitente tome decisiones basadas en percepciones e información".

Fundamentalmente, la idea es utilizar la información para enviar palés a los destinos más apropiados según la frescura calculada. Lo más obvio es que cuanto mayor es la vida útil restante, más lejos se pueda enviar el producto. "Cuando la vida útil calculada de un palé es, por ejemplo, 3 días más corta que la de otro, puede enviarse a un receptor que esté más cerca, para maximizar la vida útil del receptor", agregó Payne. "Se recopilan datos continuamente y se leen en puntos de ruta predeterminados, como en el traslado al refrigerador y al camión, salida del almacén, llegada al receptor, etc., lo que presenta una vida útil dinámica, actualizada en cada intervalo para ofrecer la vida útil más precisa en cualquier momento".

Payne señaló además que los productores pueden usar los datos para supervisar sus procesos y asegurarse de que se cumplan, ajustando los procedimientos en consecuencia. "Zest Fresh permite a los trabajadores supervisar el proceso del producto con herramientas en tiempo real que reflejan cada paso, como el inventario, el tiempo y la temperatura del producto durante el periodo previo a la refrigeración, congelación y envío", explicó. "También notifica cuando se exceden los parámetros preestablecidos, señalando a los trabajadores los problemas más serios en tiempo real".


El código ZIPR
Para ayudar con el proceso de monitoreo, Zest Fresh recopila, almacena y muestra todos los datos en un código único y generado automáticamente, llamado "Código ZIPR" (Zest Intelligent Pallet Routing), el primer medidor de frescura del sector. El código ZIPR hace referencia a la vida útil dinámica restante de los palés individuales, para que los usuarios puedan ver y administrar la información de ese palé.

"Zest Fresh combina los datos y aplica una puntuación para crear el código ZIPR de cada palé", explicó Payne. "Este código ZIPR se combina con los pedidos pendientes para garantizar que cada palé tenga suficiente frescura restante para satisfacer las necesidades del retailer. El código garantiza que los envíos de los clientes se carguen correctamente y que la calidad se rastree durante la entrega, brindando al productor visibilidad de la calidad entregada".

"El código ZIPR se puede integrar en una solución de administración de almacenamiento, proporcionando alertas y actualizaciones sobre si el palé todavía está en buenas condiciones y en la ruta adecuada", agregó. "Está diseñado para ser autónomo e inalámbrico".

Cuestiones prácticas
La empresa dijo que los sensores en sí son pequeños y fáciles de manejar. Se pueden insertar en los palés en cualquier momento, dependiendo de si el productor desea monitorear toda la cadena de suministro, o sólo ciertas secciones.

"Los sensores IoT son aproximadamente del mismo tamaño que una baraja de cartas y se colocan en el palé en la finca o en cualquier punto de la cadena", describió Payne. "Son reutilizables y también se pueden usar para ciertos tramos. El software para ver la información se basa en la nube, con puntos de acceso en el escritorio y los móviles. Un técnico los instala y todo lo que se necesita es energía y una conexión de red".



El "panel de control" de Zest Fresh

Zest Labs busca estar a la vanguardia de la tecnología, por lo que Payne compartió que Zest Fresh ofrece la tecnología Blockchain para aquellos que lo deseen. "Me preguntan a menudo sobre Blockchain, que es básicamente una forma segura de intercambiar y compartir información", expresó. "Podemos ofrecerlo, aunque no es obligatorio".

¿Qué tipo de productos y dónde?
Según Payne, el tipo de producto más común para el que los productores utilizan Zest Fresh son las frutas altamente perecederas como las berries, lo que no es una sorpresa ya que estas frutas son las más sensibles a los cambios de temperatura y los tiempos de enfriamiento inadecuados. Actualmente, la empresa está trabajando con productores en América del Norte, y también ha trabajado con proveedores en América Central y del Sur.

"Zest Fresh se puede utilizar para cualquier tipo de producto, sin embargo, la mayoría de los productores y retailers comienzan usándolos para productos altamente perecederos como las berries, seguidos por las hortalizas de hoja verde", dijo Payne. "También hemos visto interés por parte de productores de uvas, cerezas y frutas de hueso. En este momento, nuestra tecnología se utiliza en toda América del Norte, y también hemos trabajado con productores en Centro y Sudamérica. Buscamos estar a la vanguardia de la tecnología y modernizar la cadena de suministro para el sector de productos frescos".


Para más información:
Kevin Payne 
Zest Labs
Tel: +1 (408) 200-6527

Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2018