España: Poryecto para luchar contra el fraude y la piratería varietal en cítricos

A pocas semanas para arrancar el periodo más intenso de la campaña citrícola, los primeros tratos de mandarinas cerrados entre agricultores y comercios evidencian que los precios son algo más bajos que en la temporada anterior. No es que sea un mal año, ni mucho menos, pues los productores hace años que reivindican precios justos. Y, aunque el oasis dentro de este desierto son las nuevas variedades que están sujetas a royalties, el aumento de los casos de "fraude" y de "piratería varietal" ha llevado a varias grandes empresas del sector a mover ficha y desarrollar una herramienta que permite identificar con exactitud, a través de marcadores moleculares, las diferentes variedades.

Go Citrus
En el proyecto, denominado Go Citrus, participa la Asociación Profesional de Exportadores de Frutos (Asociex) a través de su sociedad Investigación Citrícola de Castellón (Iccsa), encargada de desarrollar nuevas variedades. Asimismo, otras grandes firmas pri­vadas del mundo citrícola respaldan este proyecto a título par­ticular –como Anecoop o Eu­rosemillas–, bien aliadas –como el caso de GCM, formada por Vicente Giner (de Be­niarjó), Cañamás Hermanos (Oliva y l’Alcudia) y Martinavarro (Almassora)–, o a través de filiales, como Génesis Innovation Group, del grupo murciano AMC y el Institut Valencià d’Investigacions Agràries.

Según fuentes de estas compañías, tanto en el campo castellonense como en el conjunto de España se detectan en los últimos tiempos ciertos casos de "fraude" consistentes en la plantación y comercialización de variedades protegidas por royalties, como la orri, tango o nadorcott, que en el mercado se pagan mejor que las mandarinas tradicionales.

Hasta el momento, la lucha contra la piratería varietal se venía dando fundamentalmente en el campo y en los centros de manipulación, a través de sistemas de etiquetado e identificación varietal de los lotes. No obstante, el nuevo sistema permitirá incrementar los controles en los puntos de venta y agilizará la obtención de resultados, pues en apenas 48 horas "será posible determinar con total exactitud a qué variedad pertenece una naranja o mandarina".

El director técnico del Iccsa, Juan Carlos Claramonte, explicó que, pese a la expansión de variedades protegidas, "hasta ahora no existía un mecanismo claro de identificación que permitiera defender los derechos de los agricultores que pagan royalties y en caso de conflicto podía haber dudas irresolubles".

Así, Claramonte añadió que Go Citrus permitirá "crear una base de datos que no solo servirá para combatir el fraude sino para defender a los consumidores, pues será fácil detectar casos de productos que según la publicidad contienen variedades protegidas o con sello de calidad –como la clemenules– y finalmente contienen otros cítricos", sentenció.



Fuente: elperiodicomediterraneo.com

Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2018