Herramientas

Anuncios

Anuncio de empleosmás »

Especialesmás »

Top 5 - ayer

Top 5 - semana pasada

Top 5 - mes pasado

Noticias adicionalesmás »

Noticias económicasmás »





Evolución del consumo alimentario en los Estados Unidos

A pesar de que la dieta de los estadounidenses está siendo cada vez más sana, los hábitos alimenticios todavía están lejos de las recomendaciones del USDA en la Pirámide Alimenticia. De manera general se puede decir que la dieta media se compone de un elevado porcentaje de carbohidratos y grasas y consecuentemente muchas calorías.

La decisión de: qué, cuanto y dónde comer, esta cada vez más influenciada por aspectos sociológicos, juntamente con

económicos-sociológicos. Así el nivel de consumo de frutas y verduras esta por debajo de los niveles recomendables y de manera más acusada cuanto mas baja es la renta disponible. En 2004-2005, el gasto en alimentación en un hogar de cuatro personas era de 2.500 dólares, en los grupos de mayor poder adquisitivo, y prácticamente la mitad en los grupos de menores ingresos.

La diferencia fundamental se encuentra en el consumo fuera del hogar ya que según se incrementa la renta, se incrementa éste, siendo poco significativa la diferencia en el consumo en el hogar. En cualquier caso, el consumo de alimentos fuera del hogar está incrementándose de manera constante en todos los estratos, habiendo superado ampliamente el 38% del gasto en alimentación que había en 1998.

De acuerdo con un estudio de ACNielsen, en 1999 el gasto en consumo alimenticio de los estadounidenses era de 223.000 millones de dólares anuales, de los cuales el 15,3% eran frutas y verduras, el 18,3% carne y pescado, 17 % cereales y el 10% en comidas preparadas. En cuanto a frutas el mayor consumo era de plátanos, seguido de naranjas y manzanas, y en verduras y hortalizas el orden de consumo en cantidad era: patatas, tomates, cebollas, maíz dulce y alubias judías.

En el año 2005, el Departamento de Agricultura en su propósito de mejorar la dieta de los estadounidenses, presentó la guía de alimentación “My Pyramid”, que reemplazó a la anterior Pirámide Alimenticia y que incorporó las “Directrices Alimenticias para los americanos” elaboradas conjuntamente con el Departamento de Salud. El programa ofrece muchas posibilidades, como por ejemplo ¨My Piramid Plan¨, que ayuda a elegir los alimentos y las cantidades necesarias para cada persona en función de sus características específicas.

Para acercarse a la dieta recomendada, los consumidores deberán modificar sus hábitos alimenticios de manera considerable. El ajustarse a las recomendaciones de la Pirámide puede llevar a cambios importantes en la producción

y comercialización agraria, mitigados por la posibilidad de sustituir alimentos entre si.

De manera esquemática se puede prever que, reducir el consumo de azúcares a los niveles recomendados, podría reducir la superficie de caña de azúcar en 300.000 ha y en 500.000 ha la de remolacha.

Estas superficies muy localizadas en Florida, Lousiana, Dakota del Norte y Minnesota se deberían trasformar hacia la producción de frutas y verduras.

La reducción en el altísimo consumo de grasas y aceites afectaría a la superficie de soja, con posibles disminuciones de hasta 5 millones de ha, que lógicamente serian menos por la posibilidad de aumentar las exportaciones.

En cuanto a la fruta se debería consumir el doble y considerando que se cubriese este aumento con producción interna, se deberían dedicar a esta producción 1,5 millones de has mas.

El seguir las recomendaciones de la Pirámide en cuanto a verduras debería conducir no solo a un incremento, sino también a una redistribución de productos. Las estimaciones del USDA sugieren la necesidad de incrementar las superficie dedicada a esta producción en 1-1,5 millones de ha.

El consumo en productos lácteos debería crecer un 22% y el de cárnicos un 5%, aunque consideran que los cambios en estas producciones deben orientarse más hacia cambios en el tipo de producto que hacia las cantidades.

Por último, en relación con los cereales se considera que de forma global el consumo se ajusta bastante bien a las recomendaciones por lo que los ajustes necesarios deberán ser pequeños en comparación con otras producciones.

Los cambios en la demanda del tipo de cereal estarán muy influenciados por los cambios en las otras producciones y será necesario ajustar las superficies de los distintos cereales sin modificar sustancialmente la superficie total.

Fuente: http://www.agroinformacion.com


Fuente: www.agroinformacion.com

Fecha de publicación: 04/03/2008

 


Reciba las noticias diarias en su correo gratuitamente | Oprima aquí


 

Otras noticias en este sector:

17/04/2014 UNIVEG y Mahindra ShubhLabh Services inician una empresa conjunta
17/04/2014 Hagranop produce, refrigera y comercializa zanahorias por toda Europa
16/04/2014 Chile: Fedefruta tiene nuevo presidente
15/04/2014 Chile: Las ventas de Hortifrut aumentan un 22% en el cuarto trimestre de 2013
15/04/2014 España: Verdifresh factura un 3,3% más en 2013
15/04/2014 La mala imagen fuerza a Monsanto a cambiar de estrategia
15/04/2014 Los socios son clave para Oppy
14/04/2014 Acuerdo de distribución de Timorex Gold en Perú con TQC
14/04/2014 BanaBay anuncia la incorporación de una demandada fruta tropical a su gama
11/04/2014 España: La cooperativa almeriense CABASC celebra su 50º aniversario
11/04/2014 Varekamp Coldstores Holland obtiene la certificación OEA
11/04/2014 Stockton Israel recibe el premio For Life, del Programa de Certificación de Responsabilidad Social
09/04/2014 Zespri prepara su estrategia de empuje en Oriente Próximo
09/04/2014 Stemilt incorpora Heritage Gold a la celebración de su aniversario
09/04/2014 España: Alejandro Monzón, nuevo presidente de Anecoop
09/04/2014 Stockton Group presenta Timorex Gold® en Guatemala
07/04/2014 Seeka busca expandir los mercados de los aguacates
07/04/2014 España: “Todo lo que no aporte valor al producto está de más”
04/04/2014 España: Nueva identidad visual de Nunhems como Bayer CropScience Vegetable Seeds
04/04/2014 Italia: Promoción de productos con la iluminación adecuada