EU: Polémica sobre el etiquetado de productos biotecnológicos

Varios grupos y asociaciones de productores y comercializadores de productos orgánicos están presionando a la administración estadounidense y en concreto a la
FDA, Food and Drug Administration, para que modifique su política de etiquetado y obligue a que se incluya en ésta el origen de los productos genéticamente modificados.

Periódicamente se han introducido en el Congreso borradores de Ley para
obligar a definir en la etiqueta el origen biotecnológico de un producto o alguno de sus componentes sin que hasta ahora se haya aprobado ninguna de estas propuestas. La norma actual sobre etiquetado data de 1992 siendo
la FDA la agencia responsable de velar por su cumplimiento.

La Organización de Industrias Biotecnológicas no quiere incluir el origen biotecnológico de estos productos alegando que este hecho puede confundir a los consumidores haciéndoles creer que son productos diferentes cuando no lo son. Según esta Organización la Unión Europea está frecuentemente a la cabeza de
los intentos de imponer etiquetas de Biotecnología en diferentes foros internacionales como por ejemplo el Codex.

Esta organización insiste en que no existe justificación científica para incluir estos aspectos en las etiquetas de los alimentos y alegan que cuando algún proceso de
biotecnología cambia la composición nutritiva del alimento esto se especifica en el etiquetado.

Otro aspecto ampliamente resaltado por la industria es el importante coste que supondría este etiquetado. En relación con esto la oficina del U.S.Trade Representative manifestó recientemente que ellos continuaran manifestando sus preocupaciones sobre los requerimientos de otros países para incluir en las etiquetas aspectos de cómo se producen los alimentos antes que aspectos científicos de estos.

Por su parte la organización “Just label it “ha recogido más de un millón de firmas en apoyo de su petición para que la FDA modifique su norma sobre etiquetado. Según
esta organización en una encuesta realizada por ellos el 90% de los consumidores apoyan que se incluyan estos aspectos en las etiquetas. Otra encuesta de
International Food Information Council sobre este punto difiere de la anterior y cifra en el 18% el porcentaje de consumidores que desean más información en las
etiquetas de los alimentos.

A favor de este nuevo etiquetado se han mostrado 10 Senadores y 45
miembros de la Cámara de Representantes que han firmado una carta dirigida a la directora de la FDA , Marga retHamburg, manifestando “La FDA tiene una clara oportunidad de proteger el derecho de los consumidores de elegir libremente con que
alimentamos a nuestras familias”.

Fuente: Embajada de España en Washington

Fecha de publicación: 25/04/2012

 


 

Otras noticias en este sector: