Una exposición en París revela la "vida social" de las plantas tropicales

París revela la "vida social" de las plantas en una exposición que explica las consecuencias que la expansión de la agricultura tropical tuvo en Europa y en los países colonizados desde finales del siglo XVI.

"Tropicomonía" toma como punto de partida el descubrimiento de la piña y el cuadro de Hendrick Danckerts titulado "El rey Carlos recibe la primera piña cultivada en Inglaterra" (1675), para proponer un recorrido por la trayectoria de las plantas tropicales desde su lugar de origen hasta los mercados.

Esta exposición, que podrá verse hasta el próximo 21 de julio en la sede de la organización de "Bétonsalon" en París, ha contado con la colaboración del Centro de Cooperación Internacional en Investigación Agronómica para el Desarrollo (Cirad).

Se basa en los conceptos de "vida social" y "cultural biográfica" de los antropólogos contemporáneos Arjun Appadurai y Igor Kopytoff para demostrar que el comercio de objetos puede transformar la economía, la política y la cultura de una sociedad.

"Tropicomanía" ilustra "la relación existente entre el colonialismo y la introducción de plantas tropicales en el mercado y en el ámbito académico", subrayó hoy a Efe una de sus comisarias, Flora Katz.

"Estas plantas no sólo sirvieron como instrumento de opresión, sino también de liberación, como pensaba el portugués Amílcar Cabral, quien animó a la población de Guinea-Bissau a emanciparse de las colonias a través del fomento de la agricultura", añadió la experta.

Además, la muestra busca "descentralizar la palabra exotismo y demostrar que los otros también podemos ser nosotros los europeos", resaltó Katz.

Prueba de ello es una de las ocho postales realizadas con motivo de la Exposición Colonial, celebrada en 1907 en el Jardín Tropical de París, en la que aparece un mujer negra que señala al espectador para indicarle que "él es el exótico".

"Tropicomanía" presenta también las obras de seis artistas, como la acuarela de "Esto no es un albaricoque" (2009), de la brasileña Maria Thereza Alves, reflejo de cómo las expediciones europeas "destruyeron el conocimiento y el léxico local de las colonias", según los expertos.

La artista se inspira en sus experiencias durante su visita a un mercado en la selva del Amazonas, cuando todos los vendedores ambulantes le respondieron que era un "albaricoque" al preguntar sobre el nombre de una docena de frutas de diferente forma, tamaño y color.

La exposición se completa con recortes de periódicos y revistas científicas, fotografías, mapas, libros y guantes, además de dos vídeos que transmiten "la fascinación y la curiosidad que las plantas tropicales llevan despertando en Europa desde el siglo XVI".

Fuente: Terra.com.co

Fecha de publicación: 26/04/2012

 


 

Otras noticias en este sector:

15/06/2018 La UE anuncia un examen común de la calidad de los alimentos
14/06/2018 Tanzania: Presentan un pan de batata
07/06/2018 La FDA y el USDA alinean los estándares de seguridad del producto
25/05/2018 Los cultivos modificados con CRISPR no se consideran OGM
25/05/2018 "Hay que lograr que la receta fitosanitaria sea obligatoria en toda España"
07/05/2018 Los cítricos europeos amenazados por la devastadora enfermedad citrus greening
03/05/2018 Chile: Investigarán el uso de ozono para reducir la contaminación en berries
03/05/2018 Sumitomo lanza un fungicida para bananas
02/05/2018 España: Un zumo de naranja aporta más del 50% de la vitamina C diaria que necesita una mujer
27/04/2018 España come un 40% menos de frutas y hortalizas de las recomendadas
23/04/2018 El cocinado en microondas mejora las propiedades funcionales de las zanahorias
19/04/2018 China: Se ha detectado White Rot en las plantaciones de ajo de Jinxiang
19/04/2018 La innovadora técnica australiana espera combatir las plagas de mosca de la fruta