Trucos psicológicos que hacen los supermercados para que compremos más

A casi todo el mundo le habrá pasado ir al supermercado con la lista de la compra hecha de las cosas que realmente necesitamos y volver con artículos de más que no estaban contemplados en un principio. Sin que tú lo sepas, los supermercados nos guían en todo momento y nos dirigen desde que entramos por la puerta hasta que salimos por ella.

Carteles colgando el techo, ofertas de 2x1, la disposición de los productos en las estanterías, los artículos que están en la linea de caja, las promociones especiales al principio de los pasillos y, en definitiva, todo está friamente calculado para que gastemos más de lo que teníamos pensado.

Which?, una asociación de consumidores, ha realizado un experimento llevando a clientes a comprar a los grandes almacenes, llevando unos auriculares con cámara integrada para grabar cómo se dejan influenciar en el momento de la compra.

Todos fueron con la lista de la compra hecha de antes y salieron con artículos de más que no habían contemplado. Las conclusiones a las que llegaron los expertos son muy reveladoras.

Conclusiones reveladoras
Las tácticas de venta se emplean hasta en la distribución del supermercado. Por ello, las frutas y las verduras casi siempre se ponen cerca de la entrada para crear un ambiente fresco y saludable. En cambio, el pan, el azúcar o la leche, productos de primera necesidad, estarán siempre desterrados al fondo para que tengamos que recorrernos todos los pasillos y quedar tentados a coger otros artículos.

La investigación, además, se encontró con que algunas tiendas, en vez de frutas, promovían productos de capricho, como pasteles y tartas, en la entrada para alentar al comprador a llevarse uno de esos productos antes de pasar por caja.

El experimento demostró que los compradores leen las estanterías como si de un libro se tratase, es decir, dirigen sus ojos de izquierda a derecha y luego hacia abajo. Por eso, los productos que se encuentren a la altura de nuestros ojos son lo primero vemos, y por ello, las grandes marcas ese interesan para que los supermercados los posicionen allí.

También por eso, los artículos que ofrecen el precio más barato se encuentran en los estantes inferiores.

Los clientes, conejillo de indias, hacían más caso a los carteles que colgaban en las estanterías y se llegó a la conclusión de que la manera en que los carteles se mueven y sus colores hacen que se perciban antes y se les preste atención. Y aunque en un primer momento no se cojan esos productos, es muy probable que, pasado un tiempo, se vuelva a ir a donde estaba la oferta y terminar comprándola.

Fuente: europapress.es

Fecha de publicación: 17/04/2014

 


 

Otras noticias en este sector:

15/06/2018 Países Bajos: La cadena Jumbo se suma al etiquetado láser
13/06/2018 España: El 56% de los consumidores, dispuestos a comprar por voz
12/06/2018 Carrefour y Google firman una alianza estratégica
11/06/2018 Diseño innovador para la sección de frutas y hortalizas
04/06/2018 Suiza: Coop distribuye manzanas chilenas por el 25 aniversario de Naturaplan
21/05/2018 En España ya no serán gratuitas las bolsas de plástico
18/05/2018 Polonia: Carrefour promueve su estrategia Food Transition y firma los primeros contratos
18/05/2018 Italia: 80 nuevas tiendas Lidl en dos años
17/05/2018 Alemania: Penny vacía sus estanterías
14/05/2018 El doble de frutas y hortalizas en una tienda de Albert Heijn
08/05/2018 Reportaje fotográfico del tour por los retailers en la CPMA
03/05/2018 España: ¿Se fusionarán Carrefour y Lidl?
30/04/2018 Las cadenas británicas Sainsbury's y Asda se fusionarán
19/04/2018 China: Pagoda llega a Yunnan