Costa Rica: Piña sustentable para Holanda y el mundo

“El 2015 lo veo como un año muy positivo, hasta el momento hemos logrado vender todo lo que producimos, exportamos entre 12 y 14 contenedores por semana. Y las lluvias recientes no nos han afectado, hemos tenido unas semanas excelentes de producción y clientes muy contentos, ya que aumentó el precio de mercado por la caída en la producción de las otras fincas y nosotros no bajamos el volumen de nuestros envíos”, explica Richard Huizinga, presidente de Altamira Pinneapple.



“En este momento tenemos en producción 200 hectáreas rodeadas por bosque. Este es un símbolo de nuestra política: buscamos producir la piña de la mayor calidad con el menor impacto ambiental posible”, afirma Richard.

La compañía, considerada entre las más sustentables del mundo, cuenta con 150 empleados, produce y exporta 1.500.000 cajas al año, destinadas en un 99% a Holanda.

“Buscamos los productos agroquímicos más naturales y amigables con el medioambiente. No queremos crecer mucho como empresa, porque de esta forma podemos mantener un trato personal con todos nuestros empleados y controlar de mejor manera el cultivo”, afirma Richard.

La empresa siempre busca innovar y sumar las últimas tecnologías a la producción. Recientemente ha adquirido una barra pulverizadora controlada totalmente por GPS. La computadora dosifica exactamente la cantidad de productos agroquímicos necesarios por metro cuadrado y de esta manera elimina la posibilidad de contaminación y sobredosis. Así se garantiza que los productos queden aplicados en la plantación y no invadan los caminos o fuentes de agua cercanas.

“Honestamente, al comprador solo le importa el precio, no hay importadores que valoren que seamos más sustentables que otros, ¡eso es extraño! Pero esta forma de producir hace que tengamos muy buena fruta y los clientes nos busquen”, señala Richard, y añade: “El año pasado mantuvimos valores Brix siempre por encima de 16 o 17, esto demuestra que ser sustentable también mejora la calidad de la fruta”.

La sustentabilidad es un tema delicado en cultivos tan intensivos como la piña, en Costa Rica hay empresas con demandas por tala de árboles o contaminación de fuentes de agua, y esta alarmante situación ha ocupado a los medios locales e internacionales recientemente.

“Son muy pocas las empresas que no siguen las reglas, de las 40.000 hectáreas que hay en producción quizás 500 o 1.000 no están siendo cultivadas en la forma debida. Estas fincas manchan el buen trabajo del resto. Todos podemos mejorar en algo, pero hay un esfuerzo y un interés real por usar las buenas prácticas agrícolas en la gran mayoría de los campos”.



Cada año el margen de ganancias para los productores de piña se achica. ¿Cómo se hace para ser competitivo en costos cuando se hacen grandes inversiones para reducir el impacto ambiental?

“Tecnificarse es la respuesta. Nosotros estamos llevando adelante un proyecto de GIS (Global Information System), en el que utilizando drones generamos mapas digitalizados de la finca, lo que nos permite saber exactamente nuestra superficie; el uso de la barra pulverizadora por GPS permite que cada mililitro de producto agroquímico se aplique en el cultivo; estimular a nuestros empleados con salarios competitivos y buen trato para evitar la rotación y aumentar la productividad, esta serie de estrategias nos permite cuidar hasta el último centavo siendo social y ambientalmente responsables”.




Más información:
Richard Huizinga
ALTAMIRA PINEAPPLE
rhuizinga@altamirapineapple.com
www.altamirapineapple.com



Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2018