Bart Beemsterboer, de CropTracer:

"Pudimos desarrollar el sistema de trazabilidad gracias a nuestra experiencia como productores de mango en Australia"

La combinación de una empresa de producción de mango y un proveedor de un sistema de gestión de la cadena de suministro no es algo que se vea todos los días. Para el holandés Bart Beemsterboer, sin embargo, lo es. Viniendo del mundo del e-learning, su contable les recomendó a él y sus socios que invirtieran en una empresa australiana de producción de mango. La empresa ahora es responsable de alrededor del 10% de la producción nacional con 17 empresas de producción, y con alrededor de 60.000 árboles. Al mismo tiempo, la empresa está presentando CropTracer al mercado, una plataforma de trazabilidad inteligente, con la que los productores de frutas y hortalizas registran todo el proceso, desde la producción hasta el comercio mayorista.

"Desarrollamos CropTracer a partir de nuestros antecedentes como productores. Conocemos, como productores de mango, lo que se necesita tanto para el productor como para el envasador, el transportista y el retailer, y vinculamos estos conocimientos a nuestra empresa de software Aries Technology. Nuestros clientes retailers en Australia demandaban más información sobre cosas como nuestras cifras de crecimiento, registros de rociado y detalles de cosecha. Con CropTracer no solo podíamos ser totalmente transparentes para nuestros clientes, sino también simplificar la gestión de nuestra empresa. Al fin y al cabo, continuamos desarrollando el software para el sistema de gestión de la cadena de suministro que es hoy", dice Bart.



"Con CropTracer es fácil ver dónde se produce el producto, qué sustancias (agentes de protección de cultivos y fertilizantes) se usaron para la producción, qué transportista llevó el producto y quién lo envasó. Las temperaturas de almacenamiento y transporte también están incluidas. Está en nuestra filosofía hacer que la cadena de frutas y hortalizas sea más transparente, para poder salvaguardar mejor la calidad y seguridad de nuestros productos. A través de CropTracer, todos los interesados pueden ver dónde se encuentra el producto en la cadena, lo que hace que sea muy fácil ver de manera retroactiva quién es el productor, dónde se produjo (geográficamente) el producto y qué otras partes transportaron, procesaron o comercializaron el producto. Todos los datos específicos relacionados con las anotaciones de tiempo, sustancias utilizadas, temperatura de almacenamiento, placas de matrícula, etc., se registran con precisión y se vinculan a los códigos de barras o códigos QR".



"Mientras que en los Países Bajos la legislación relacionada con la trazabilidad todavía se limita a indicar quién es el proveedor de antes en la cadena y quién es el cliente de después, va mucho más allá en Australia. Sin embargo, también estamos estudiando si existe un mercado holandés para un sistema similar. Por ahora, en Holanda, los datos necesarios se ofrecen a demanda de los retailers. Nosotros hemos tomado un enfoque diferente y ofrecemos todos los datos de trazabilidad a nuestros socios de la cadena como productores, para que puedan utilizar los datos que les parezcan interesantes. Todo el sistema se basa en la conveniencia del productor. No pretende necesitar mucha mano de obra, pero ahora podemos organizar la trazabilidad por producto".

"Trabajamos con tecnología comparable a Linkedin o Facebook, lo que significa que los productores pueden conectar directamente con otros productores, envasadores o retailers. Además del módulo de transporte que hace que toda la cadena sea intuitiva para el supermercado o agente de carga, los productores también pueden comerciar directamente desde el sistema, lo que le da al productor un papel aún más importante en la cadena. Blockchain será el próximo paso que demos", explica Bart. "Por ahora, el sector hortofrutícola ha tenido una respuesta relativamente conservadora. Pero que podamos mostrar los beneficios del sistema con nuestra empresa de producción fomenta la fe en el mercado".



"Mientras tanto, el mercado de mango de la empresa también va muy bien", expresa Bart, quien es director de marketing internacional de CropTracer. "Hemos abastecido a la cadena de supermercados Woolworths en el mercado nacional durante años, y también a terceros con nuestra propia estación de envasado Berry Creek. Hemos exportado a destinos como Singapur y Hong Kong, en los que trabajamos conjuntamente con los comerciantes holandeses Levarht. El siguiente paso es ver si hay un mercado en Europa para nuestros mangos australianos, ¡pero todavía estamos empezando!

Para más información:
Bart Beemsterboer
CropTracer
T: +31 646212155
bart.beemsterboer@croptracer.com 
www.croptracer.com


Fecha de publicación :
©



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2018