Ana Beltrán, gerente de Hispalco:

"El kiwi va a ser un cultivo en alza en Valencia"

No muchos saben de la existencia del cultivo del kiwi en la provincia de Valencia, más conocida por productos como los cítricos o el caqui. No hace muchos años que se cultiva kiwi en Valencia y su producción no es abundante, pero lo cierto es que ofrece grandes ventajas a nivel organoléptico y comercial. Esta es la segunda campaña en la que la comercializadora valenciana Hispalco, con sede en Puçol, está apostando por el kiwi valenciano, una fruta que para algunos agricultores, representa una alternativa a los cítricos, y cuya popularidad se esperan que crezca en los próximos años.

Ana y José Beltrán, en la gerencia de esta empresa familiar.

 

“El año pasado empezamos a comercializar por primera vez kiwis valencianos y estamos encantados con la aceptación de nuestros clientes en Europa. Gracias a las características endafoclimáticas de Valencia, con alta humedad y suelo fértil, los kiwis destacan a primera vista por su espectacular calibre, e internamente, por tener un núcleo dulce y cien por cien comestible. Su sabor es muy similar a los kiwis cultivados en Nueva Zelanda y en el norte de España”, cuentan José Beltrán y Ana Beltrán, CEO y gerente de Hispalco. “Además, su cosecha arranca alrededor de un mes y medio antes que Italia, lo cual ofrece una ventana comercial interesante. Todo esto nos lleva a pensar que será un cultivo en alza en Valencia”, añaden.

De momento, la empresa trabaja con kiwi Hayward, que es la que se encuentra en los mercados con más frecuencia, aunque actualmente están trabajando en llegar a acuerdos para la comercialización de otras variedades como el kiwi amarillo y el kiwi con pulpa roja. Hispalco ofrece kiwi desde octubre empezando en Valencia, hasta el mes de mayo, de orígenes como Portugal, Italia y Francia.

De acuerdo con Ana Beltrán, una de las características que hacen interesante al kiwi, teniendo en cuenta que actualmente hay una creciente preocupación por el bienestar, la salud y el cuidado del medio ambiente, es que esta fruta requiere de poco, o incluso ningún tratamiento antes y después de la cosecha, por lo que puede comercializarse como residuo 0 .

“Pueden utilizarse fertilizantes orgánicos mientras crece, pero sobretodo necesita un suelo fértil y con abundante agua. El kiwi es na fruta que de por sí es resistente a muchas plagas debido a su peluda piel, que la hace poco atractiva a los parásitos. Además, al crecer en viñas y colgar de lianas, la hace prácticamente exenta de problemas de hongos”, explica.

A diferencia de otros cultivos valencianos, el kiwi se cosecha todo de una sola vez en las fincas, y luego se procede a su conservación- que puede alcanzar perfectamente los 8 meses sin problemas-, su confección y comercialización a lo largo de la campaña.

“Las condiciones de almacenamiento son importantes. En frío convencional, el kiwi cosechado puede guardarse en cámaras durante cinco meses con niveles de humedad de hasta el 90% y a una temperatura de entre -0,5 y 0,5 grados Centígrados. Con la utilización de atmósfera controlada puede almacenarse hasta 8 meses”, señala José Beltrán.

La empresa valenciana vende sus kiwis principalmente en Alemania, Francia, Italia y los países que forman la Benelux.

“Distribuimos sobre todo a través de mercados mayoristas, dado que defendemos nuestras marcas propias, y no creemos en el modelo de programas cerrados, como ocurre con muchas cadenas de la gran distribución. Buscamos proveedores que nos puedan ofrecer una calidad Premium en toda la gama de frutas y hortalizas. Aunque vendemos directamente a los marquistas, procuramos llegar también al consumidor final a través de un etiquetado distintivo y acciones en redes sociales. Nuestra marca nos permite vender a precios superiores a los convencionales, lo cual también repercute en mayores precios para el agricultor”, indica Ana Beltrán.

"Por esta razón, somos exigentes con nuestros proveedores, que saben que para almacenar kiwi no debe compartir cámara con otros productos como la manzana y la pera, frutas tropicales, banana, melones, naranjas, fruta de hueso etc. Ya que desprenden mucho etileno y aceleran la maduración de la fruta, lo que puede generar problemas en destino y reclamaciones. Nos aseguramos también de que el cliente final cumple con las buenas prácticas de almacenamiento del producto y por eso preguntamos si lo piensan vender rápido a su llegada en condición de 'listo para comer' o pretenden almacenarlo e ir sacando al mercado durante una semana o más días. Trabajamos con clientes durante más de 20 años y saben que nuestra política no es la de 'el cliente siempre tiene la razón', sino que pedimos que confíen en nosotros para obtener los mejores resultados", continúa Ana Beltrán.


Hispalco envasa sus kiwis españoles, portugueses y franceses de más calibre en cajas de madera y cartón con alveolo de 40x30 cm, en lugar de las habituales cajas de 50x30 cm que suelen encontrarse habitualmente en el mercado. Para los calibres pequeños utilizan cestas, tarrinas y graneles. 

En la foto de arriba, el departamento de ventas y en la de abajo, el departamento de ventas exclusivamente para productos Bio de Hispalco.

Para más información:
Ana Beltrán 
HISPALCO, S.A.
C/ Barranco Pascual, 45. Pol. Ind. Campo Aníbal.
46530 Puzol, Valencia. España.
M: +34606686319
T: +34 963404422
abeltran@hispalco.com
www.hispalco.com

 


Fecha de publicación :
Author:
©



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2018