Resumen del mercado global del kaki

En los Estados Unidos, la temporada del kaki casi ha concluido, mientras que en China y Europa la cosecha está en pleno apogeo. Debido a las graves condiciones meteorológicas, España tiene un 40% de producción menos de lo normal, aunque esto no ha conducido a los incrementos de precio esperados. En todo el mundo, parece que cada vez son más los consumidores que descubren los kakis: fuentes de América, Europa y Australia hablan de aumento de la demanda, y muchos países ven oportunidades de conquistar nuevos mercados. España opina que China tiene posibilidades de convertirse en su mayor mercado.

España: Los volúmenes han caído un 40%
La campaña española del kaki no ha comenzado con buen pie para muchos productores valencianos, quienes han visto cómo sus cultivos quedaban gravemente dañados por las heladas y las tormentas de granizo. De hecho, la producción española menguará en torno a un 40% este año.

“La falta de producción es notable este año, ya que aunque hay nuevas plantaciones que entran en producción en España, no van a ser suficientes para compensar las pérdidas de volumen”, comenta un productor y exportador valenciano. "No obstante, y a pesar de la falta de oferta, los precios no están a los niveles que correspondería".

De acuerdo con el productor, el crecimiento del cultivo del kaki en los últimos años en España, ha sido más bien descontrolado, y por eso el mercado está cada vez bajo más presión.

“No ha habido apenas ningún control en el crecimiento de la superficie de kaki, y es algo que suele ocurrir en este país, ya que , cuando algo parece que funciona, muchos se lanzan a la aventura sin tener los conocimientos necesarios. El año pasado la sobreoferta en ciertos momentos de campaña derivó en precios medios de hasta 15 céntimos por kilo en el peor de los casos, que no cubren ni siquiera los costes de producción. Este año, debido a las heladas y el granizo, podría equilibrarse el mercado, pero si el año que viene se da una cosecha normal, podría venir una debacle”, indica el productor y exportador. “Por esta razón, algunos agricultores están ya abandonando este cultivo prematuramente. En el futuro sólo permanecerán en este negocio los especialistas y profesionales”.

Aunque será complicado reemplazar la pérdida del mercado ruso, que tan importante era para el kaki con alrededor de un 30% de la cuota, el sector está diversificando sus mercados en varios continentes, aunque el gran objetivo es China. "Países escandinavos, Norteamérica y también América Latina, con destinos como Canadá, Estados Unidos, Perú, Colombia etc. Son países en los que todavía se desconoce bastante el kaki y donde crece su interés, por eso vemos que hay potencial. En Asia, estamos creciendo en mercados como Hong Kong y esperamos que pronto se pueda abrir un protocolo de exportación con China, donde ya conocen el kaki y valoran mucho nuestra variedad, sería un mercado exponencial para nosotros”.

El sector sigue en la búsqueda de nuevas variedades de kaki, y aunque van apareciendo variedades interesantes, distan de las cualidades organolépticas del Rojo Brillante y no cumplen uno de los principales objetivos, alargar el calendario de cosecha. “Estamos llegando al límite en lo que respecta a alargar los meses de cosecha de kaki, que hasta ahora está siendo posible gracias a los avances en soluciones poscosecha y mejores técnicas de cultivo. Hace pocos años terminábamos la campaña a principios de diciembre y ahora ya podemos comercializarlo hasta marzo”, señala el productor, quien opina que Perú puede ser un origen interesante para extender la campaña, de hecho, ya hay empresas españolas que están invirtiendo en este país con tal propósito.

De acuerdo con el exportador, el kaki es un buen producto, delicioso y atractivo, fácil de comer y con numerosos beneficios para la salud. “Todavía falta mucho por recorrer con el kaki, pero han de hacerse las cosas bien, como empezar las campañas con kakis que reúnan los niveles de azúcar y la coloración idónea para asegurar que tenga éxito y permita a toda la cadena y durante toda la campaña, mantener precios que nos beneficien a todos. Igualmente, es necesaria una buena planificación de la campaña para evitar momentos de sobreoferta, sobre todo en los primeros tramos de campaña”.

Italia: Menores volúmenes y buena demanda
La producción italiana de kaki todavía no ha aprovechado todo su potencial. Si nos referimos a los kakis de pulpa dura (Rojo Brillante), la oferta es claramente menor que la demanda. La campaña de kaki Rojo Brillante lleva ya unos 15 días en marcha en el centro y el sur de Italia, y continuará hasta el 20 de diciembre. Los precios han subido cerca de un 20% con respecto al año pasado. También en la Emilia-Romaña la cosecha comenzó a mediados de octubre. El kaki Rojo Brillante es una alternativa cada vez más interesantes para los productores. No obstante, para el kaki Tipo se prevé que la producción registre un descenso histórico con respecto a la temporada pasada.

"Se prevé una buena campaña 2018 en términos de calidad y calibre, sobre todo en comparación con el año pasado, cuando tuvimos que hacer frente a una abundancia de calibres pequeños", explica el director de una cooperativa. "Ahora hemos vuelto a unos calibres medios satisfactorios. La calidad del producto es alta y en esta fase inicial, la fruta no presenta problemas o defectos notables2.

Al igual que en España, los árboles han sufrido las adversidades meteorológicas en las diferentes etapas fenológicas: heladas en abril, ráfagas de viento que provocaron la caída de hojas y frutos, y fuertes lluvias acompañadas de temperaturas altas. El descenso de los volúmenes este año, por lo tanto, no es ninguna sorpresa.

Hay un mercado estable para los kakis Tipo, la variedad más tradicional y aromática, que tiene la pulpa blanda y se consume con una cuchara. La cosecha casi ha finalizado ya. La campaña empezó bien, después decayó un poco a causa de unas temperaturas anómalas. El calor fuera de estación registrado en octubre no solo ha provocado problemas en los campos y en la maduración, sino que también ha influido en las ventas, pues la demanda ha perdido ritmo. Ahora, el mercado se está recuperando. La variedad Tipo se vende principalmente en envases de 2 o 4 piezas. La cubierta del envase es esencial para proteger la fruta y, por lo tanto, tiene mucho éxito en el canal minorista.

En general, los precios del kaki no cambian mucho de un año para otro. Incluso si España tiene menos producto de lo habitual, no habrá picos de precios.

Los jóvenes prefieren el kaki de pulpa dura por su sabor dulce y delicado, su textura crujiente y lo fácil que resulta su consumo. Poder cortarlo en porciones, pelarlo y comerlo sin ensuciarse las manos es un valor añadido. También debería ser posible la apertura de nuevos mercados en el extranjero.

Alemania: Precios bajos pese a la alta calidad
La temporada del kaki todavía continúa con mucha fuerza en el mercado mayorista alemán. A pesar de que la calidad es buena, los precios son relativamente bajos en comparación con años anteriores. El kaki español aún tiene con diferencia la mayor cuota de mercado, si bien los kakis italianos están empezando a ganar terreno en el comercio mayorista alemán. La desventaja de Italia, sin embargo, es que alcanza su máximo volumen de oferta unas semanas más tarde que España. También el kaki Sharon es un producto cada vez más interesante, sobre todo en el sector mayorista ecológico. Este producto se ofrece desde hace semana y media y proviene principalmente de España.

Países Bajos: Los kakis no se han encontrado con mucha competencia
Después de unas semanas sin contratiempos en la oferta de kaki, el volumen disponible en la actualidad es algo inferior, en parte a raíz de lo que ha llovido en Valencia, y esto está provocando una recuperación de los precios. Ahora mismo, los kakis se venden por 5-5,50 euros (por 5 kilos). Según los importadores holandeses, en las últimas semanas los productores han utilizado mucho etefón para que la coloración y el sabor de la fruta fueran más uniformes. Una ventaja adicional de los kakis es que no se han encontrado con mucha competencia. En el mercado no queda fruta de hueso, hay escasez de buenos mangos y las uva son caras, así que los kakis están en buena posición para despertar más interés.

Francia: Buena demanda de los kakis clásicos
Un mayorista de Rungis dice que en estos momentos hay muchos kakis disponibles en el mercado. "Estos volúmenes no son fáciles de vender, pero al final conseguimos venderlo todo". Este mayorista está especializado en los kakis clásicos. "Son mucho más escasos y por eso la demanda es relativamente alta". Casi todos los kakis del mercado francés provienen de España. Los consumidores de la fruta son, en su mayoría, de ascendencia asiática y latina.

EE. UU.: Los huracanes merman los volúmenes de producción
En los Estados Unidos, los volúmenes de kaki disponibles varían mucho en función de la zona. En la costa oeste, los volúmenes son considerables, pero en la costa este solo se encuentra esta fruta en pequeñas cantidades. Carolina del Norte ha sufrido dos huracanes en los últimos meses: a mediados de septiembre, Florenec, y a principios de octubre, Michael. Como resultado, los volúmenes se han reducido. "Hemos tenido una temporada muy corta", dice un productor. "Además, este año hay más bien poca fruta en los árboles". Los volúmenes se estiman un 15-20% más bajos que otros años. Puesto que las temperaturas no empezaron a caer hasta que no pasó el huracán Michael, la fruta comenzó a adquirir coloración más tarde. Varios productores afirman que la demanda de kakis ha crecido mientras tanto. Los precios también han subido ligeramente.

China: Más demanda que oferta
La temporada china del kaki está en pleno apogeo. La cosecha empezó hace dos semanas en Taiwán, Shaanxi y Hebei. En Taiwán, este año ha habido más producción gracias a unas condiciones meteorológicas favorables. La demanda de kakis es mayor que la oferta, por lo que el precio pagado por la fruta también ha aumentado, pero solo para determinadas variedades. Los precios de los kakis de Taiwán y Shaanxi, por lo general, son muy altos este año. En el caso de otras variedades, el precio ha caído con respecto al año pasado. La competencia también es feroz, ya que están llegando al mercado muchos kakis diferentes al mismo tiempo. No se dan grandes fluctuaciones de precio, se mantiene muy estable por lo general.

Australia: La demanda crece cada año
La temporada australiana del kaki finalizó en junio, mes en que llegaron al mercado los últimos lotes. La demanda de esta fruta en Australia está creciendo significativamente, según la asociación del sector, que afirma que el producto ha pasado de ser una fruta de nicho a convertirse en una fruta muy demandada en los últimos años. Según Persimmons Australia, el mercado nacional crece cada año, a medida que los consumidores van conociendo la fruta y la van probando.

A nivel nacional, en la actualidad hay 120 productores que producen en conjunto en torno a 2.500 toneladas de kakis anuales. La oferta esta temporada ha sido bastante similar a la del año pasado en cuanto a volumen, pero en los próximos años el sector espera todavía más fruta en el mercado, pues los árboles más jóvenes de los estados del sur están empezando a entrar en producción. Según las estadísticas de Hort Innovation, en el año con cierre en junio de 2017 se produjeron 2.516 toneladas y el valor de producción se situó en 10,5 millones de dólares. Las exportaciones sumaron un total de 143 toneladas, un 38% de las cuales se dirigieron a Malasia. En el último tramo del invierno y en primavera, se importaron 492 toneladas, en su mayoría de Nueva Zelanda.

El 95% de la producción australiana está formada por variedades dulces, las principales Jiro y Fuyu. La variedad más importante de kakis clásicos es Hachiya.

Sudáfrica: La situación hídrica parece mucho mejor que el año pasado
Los kakis de Sudáfrica se cosechan en el Cabo Occidental. Ahora la temporada está en una fase muy temprana. Los huertos acaban de podarse y la floración acaba de comenzar. Se espera que alcancen la plena floración a mediados de noviembre. La situación hídrica parece mucho mejor que el año pasado, aunque los kakis no se han visto tan afectados por la sequía como otros cultivos.


Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2018