Alternativas para los fungicidas en el control de la enfermedad pos-cosecha

Frutas de hueso, como melocotón, nectarines y ciruela son cultivos principales en California y España. Las pérdidas de fruta ocasionadas por las enfermedades pos-cosecha son los principales problemas de los productores y de marketing de frutas de hueso.



Principales enfermedades fúngicas

Pudrición parda, es la enfermedad pos-cosecha en frutas de hueso más importante, causada por especies de hongos del género Monilinia (M. fructicola, M. laxa, M. fructigena). Dependiendo de las condiciones climáticas y de manejo pos-cosecha, hay otras enfermedades de alta incidencia pos-cosecha en frutas de hueso que causan moho y pudrición, cuyos agentes patógenos son Botrytis cinerea, Geotrichum candidum, Rhizopus stolonifer, Mucor piriforme, Alternaria alternata y
Penicillium expansum.


     
1. Botrytis cinerea                           2. Geotrichum candidum


     
3. Rhizopus stolonifer                      4. Mucor piriformis



     
5. Alternaria alternata                      6. Penicillium expansum

El control efectivo depende de un sistema integrado basado en el manejo adecuado de tratamientos fungicidas antes y después de la cosecha y prácticas adecuadas del manejo de la cosecha, el saneamiento efectivo de las frutas y las instalaciones de la empacadora y almacenamiento y transporte adecuados.

Investigación de alternativas para fungicida Los tratamientos fungicidas suelen ser fundamentales para controlar eficazmente las enfermedades de las frutas de hueso almacenadas por un largo período antes de su comercialización. Sin embargo, las preocupaciones sobre los riesgos para la salud humana y los problemas ambientales asociados con residuos de fungicidas han aumentado la necesidad de encontrar y desarrollar alternativas a los fungicidas convencionales.

Durante los últimos años, los grupos de investigación han evaluado soluciones a muchos aditivos alimentarios comunes, con compuestos GRAS (Generally Recognized As Safe) y de baja toxicidad para tratamientos alternativos para el control de enfermedades pos-cosecha de frutas y verduras. Los resultados muestran que la temperatura, la concentración de productos químicos y la duración del tratamiento para el control de la descomposición se debe determinar para cada producto químico y cada sistema huésped-patógeno.


Flavorcrest melocotones.

Para el estudio, fueron probadas 24 sustancias químicas, en su mayoría sales minerales y sales de ácidos orgánicos clasificados como aditivos alimentarios o como GRAS de acuerdo a las regulaciones de EE.UU. y la UE.

Todos los productos químicos se adquirieron de Sigma-Aldrich Chemical Co. (St. Louis, MO). La investigación consistió en tres fases. La primera consistió en exámenes primarios de estos productos químicos, poniendo a prueba su eficacia en 3 diferentes concentraciones en contra de siete agentes patógenos pos-cosecha. Un estudio cualitativo con una escala de 4 puntos fue establecida para evaluar la eficacia del tratamiento o su capacidad de control en las especies de frutas analizadas:

1. 0, sin control;     
2. +, Control ligero (menos de 50% de reducción de la incidencia de enfermedad);
3. + +, Control moderado (más del 50% pero menos del 80%);
4. + + + Un buen control (más del 80% de reducción de la enfermedad)

La segunda fase de investigación consistió en probar la eficacia dependiendo de los primeros resultados de los compuestos seleccionados en solución acuosa a temperatura ambiente o caliente (55 a 60°C), en el que las frutas se sumergieron durante 60 segundos. En los nectarines, algunos se lavaron con agua del grifo a baja presión durante aproximadamente 5 segundos para evaluar el efecto de lavado sobre la eficacia del tratamiento.


Nectarines Summer Fire.

Después de los tratamientos, los frutos se almacenaron a 20 ± 1 ° C y 90% ± 5% de Ru, después de 3 y 7 días de incubación, se registró la incidencia, gravedad y fitotoxicidante. Basándose en los resultados de los experimentos anteriores, la tercera fase consistió en la evaluación de los tratamientos integrados mediante la combinación de aditivos alimentarios antifúngicos con un fungicida sintético, tal como fludioxonil, para estudiar la viabilidad de la mezcla de nuevo fungicida
que contiene dosis reducidas de la convencional fungicida.

Sin embargo, los mejores compuestos carecían de eficacia y persistencia cuando se probó contra la pudrición parda en las frutas sumergidas durante 60 segundos en solución acuosa a temperatura ambiente; sorbato de potasio y benzoato de sodio redujo la incidencia de pudrición parda en menos del 40%. El enjuague de frutos tratados con agua de grifo reduce la eficacia de los compuestos hasta un 30%, mientras que el calentamiento de las soluciones de 55 hasta 60°C aumentó su eficacia.

La eficacia de los compuestos químicos en soluciones acuosas fue inferior a los tratamientos en soluciones acuosas sin aditivos. Los investigadores han planteado la hipótesis de que el agua caliente es más eficaz por sí sola que los compuestos de baja toxicidad. Sin embargo, la aplicación de soluciones calientes para las frutas de hueso es aún muy limitada, debido al riesgo elevado del daño en la fruta.

La eficacia de los compuestos químicos probados difieren significativamente según el agente patógeno, especies frutales, cultivos, y las condiciones externas y fisiológicas de la fruta de hueso. El sorbato de potasio y benzoato de sodio fueron los compuestos más eficaces para controlar la pudrición parda.

Los seis compuestos ensayados redujeron significativamente la incidencia de la pudrición ácida en los nectarines 'Spring Bright': sodio y sorbato de potasio fueron los compuestos químicos más eficaces en la reducción de incidencia de la enfermedad en alrededor 85%. Las mezclas de fludioxonil con sorbato de potasio y benzoato de sodio no fueron eficaces para controlar la pudrición parda, el moho gris y pudrición ácida.

Resultados
Los resultados de la investigación indican que el uso potencial de los compuestos de baja toxicidad para controlar las enfermedades pos-cosecha en las frutas de hueso está actualmente limitada. Se está realizando un trabajo adicional para caracterizar la inmersión en agua caliente eficaz y segura para los nectarines, melocotones y ciruelas de California. Lo cual podría ser una alternativa útil para el manejo de frutas orgánicas y para la exportación de producciones de frutas de hueso de California a los países donde está prohibido el uso de fungicidas convencionales pos-cosecha.

Estudio original: Palou L., Smilanick J.L., Crisosto C.H., "Evaluación de aditivos alimentarios como alternativa o complemento de productos químicos a los fungicidas convencionales para el control de las principales enfermedades pos-cosecha de frutas de hueso", 2009, Journal of Food Protection, Edición N° 72 (5), Pag. 1037-1046. Para más detalles: http://ucce.ucdavis.edu/files/datastore/234-1293.pdf

Fecha de publicación: 08/05/2012
Autor: Angie Lyris
Derechos de reproducción: www.freshplaza.es


© 2014 FreshPlaza. Todos los derechos son reservados.