Japón actúa para calmar los temores de exportación de alimentos

Productos agrícolas de Japón son etiquetados con detalles incluyendo el lugar de origen en un esfuerzo por alentar a los consumidores – tanto local como en el extranjero - para continuar comprando fruta, verduras y otros productos agrícolas y marinos japoneses.

Ha habido una fuerte disminución en los envíos, en particular desde el norte de Japón, a raíz del terremoto y el tsunami del 11 de marzo, que afectó gravemente el complejo nuclear de Fukushima Dai-ichi. Los expertos han sido incapaces de recuperar el control total de los reactores nucleares, que continúan con fuga de radiación a la atmósfera y el océano Pacífico.

La región de Tohoku en el noreste de Japón es conocido por su variedad en la agricultura. Sus pueblos costeros han sido la fuente de gran parte de los peces, mariscos y algas marinas de la nación, mientras que sus pastores producen leche y carne. También es una fuente importante de arroz, frijoles de soja fermentados utilizados en natto, salsa de soja, vino de arroz 'sake' y una amplia variedad de verduras y frutas.

El 21 de marzo, el gobierno impuso una prohibición indefinida para la espinaca y otras verduras de la Prefectura de Fukushima después de pruebas que mostraron altos niveles de radiactividad. A la semana siguiente, la prohibición se extendió a 25 productos de 35 investigados - incluyendo col y coliflor-.

Varios países se apresuraron a imponer restricciones de importación procedentes de Japón, entre estos están Australia, Singapur, Hong Kong, Filipinas, Canadá, Corea del Sur y EE.UU., para productos lácteos y verduras de las granjas cerca de los reactores.

Pero los agricultores fuera de la zona de riesgo dicen que sus medios de subsistencia están en peligro debido a los temores infundados sobre la posibilidad de contaminación. Por esta razón, la industria agrícola también pidió ayuda al gobierno, que condujo a la prevista introducción de las etiquetas para los productos.

"Informaremos totalmente a los demás países de la condición en la planta de Fukushima y así tratar de evitar las reacciones excesivas de las prohibiciones de importación injusta", dijo Takeaki Matsumoto, Ministro de Exteriores japonés en una conferencia de prensa el 1 de abril. Este mismo día, los miembros de una cooperativa agrícola de Fukushima organizaron un mercado de cuatro días al aire libre en Tokio para demostrar la seguridad de sus productos.

Las restricciones deben basarse en las normas científicas internacionales y el plan para etiquetar productos japoneses se llevaría a cabo en un futuro próximo, agregó el Sr. ministro.

Basado en información de: www.independent.co.uk

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor