Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

"Pat Dekker: "El comportamiento de compra japonés es diferente al de los occidentales"

Los Países Bajos se encarga del 15% del total de importaciones japonesas de pimientos

En abril comienza la exportación anual de pimientos a Japón y continuará hasta mediados de noviembre. Cerca del 95% de las exportaciones totales a Japón son los pimientos, especialmente las variedades rojo, naranja y amarillo. Se exportan principalmente cajas de 5 kg., ya que los importadores requieren cantidades pequeñas y pimientos de tamaño uniforme, para su venta unitaria en los supermercados.

Lo que caracteriza a Japón son las tiendas de conveniencia, que se encuentran en cada esquila de la ciudad. Estas tiendas venden casi todo y están abiertos las 24 horas del día. "Japón difieren en el comportamiento de compra de los occidentales" dice Pat Dekker de The Greenery. "Ellos no compran alimentos con una semana de antelación, compran verduras y pescado fresco casi todos los días. La presentación es mucho más importante que en los países occidentales. El producto debe estar en perfectas condiciones."

Durante los últimos tres años el suministro de los Países Bajos abastece el 15% de la importación total de pimientos a Japón. Debido a la creciente competencia, es difícil incrementar este porcentaje piensa el Sr. Dekker. "Corea del Sur es el proveedor más importante durante todo el año. Debido a su posición con menos gastos logísticos, por lo que los pimientos son más baratos. Los pimientos son empacados manualmente y ha crecido, lo que resulta en una caja uniforme." Nueva Zelanda, lo mismo que los Países Bajos está relativamente lejos, pero tiene un cultivo de mejor calidad. Sólo habrá competencia cuando ambos países produzcan pimientos al mismo tiempo. Además el cultivo de pimientos japoneses está aumentando.

El terremoto y el tsunami y el problema con la central nuclear tendrá mucha influencia sobre la venta de productos en Japón. Pero esto no está muy claro todavía. "Por el momento el uso de la energía es menor y por lo tanto las tiendas cierran más temprano, los restaurantes están cerrados y las empresas hortícolas de corte pueden trabajas menos horas y, como resultado la demanda, entre otros, de los pimientos se ha reducido”, concluyó el Sr. Dekker.

Basado en información de: Coforta Magazine

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor