Una cadena de suministro de productos frescos dedicada al servicio del consumidor “Del campo a la Mesa”

“Del campo a la Mesa”

Para entender y valorar adecuadamente el precio de las frutas y hortalizas frescas, los consumidores deben ser conscientes de que el paso "del campo a la mesa” no es tan sencillo como parece en un principio. Varios de los actores que forman parte de la cadena de suministro, miembros de Freshfel, desempeñan un papel clave para hacer posible que los consumidores tengan a su disposición una gran diversidad de productos frescos, llenos de sabor, con la mejor calidad posible, y disponibles en todo momento y lugar. Además, teniendo en cuenta que se trata de productos frescos y perecederos, el sector se esfuerza por que la cadena de suministro sea lo más corta posible y solo tan larga como sea necesario.

En la sociedad actual, los consumidores son exigentes y se han acostumbrado a tener acceso a productos frescos en cualquier momento y en cualquier lugar, sin importar si se trata de un gran supermercado o una pequeña tienda de ultramarinos. Para asegurar y ofrecer una amplia gama de frutas y hortalizas frescas, sabrosas y con un alto nivel de calidad directamente “del campo a la mesa”, el proceso no es ni tan corto ni tan sencillo como se suele pensar. Ramón Rey, Presidente de Freshfel explica "Los consumidores a menudo consideran las frutas y hortalizas frescas como productos tradicionales. Al tratarse de alimentos no procesados, paradójicamente los consumidores consideran que estos productos son "demasiado caros", ya que el valor añadido que ofrece la estructura de la cadena de suministro no es evidente.

Parece como si los consumidores estuvieran dispuestos a pagar los costes de fabricación, los gastos de marketing y de embalaje de otros productos de alimentación, pero cuestionan estos costes cuando se trata de productos frescos. En este sentido hay una clara necesidad de mejorar la comunicación para explicar que detrás del producto fresco hay una cadena de suministro compleja y comprometida para ofrecer lo mejor a los consumidores."

La cadena de suministro de frutas y hortalizas se compone de diversos actores, que tienen un papel crucial que desempeñar en el manejo de cerca de 100 millones de toneladas anuales en la Unión Europea de 27 Estados Miembros. En primer lugar, los productores ofrecen las cantidades y calidades demandadas por el mercado, y desarrollan su actividad en las explotaciones agrarias en las fases de cultivo y recolección. Una vez cosechado el producto, se requiere la participación de los envasadores y comerciantes que lo reciben, comprueban su calidad y homogeneidad, y realizan una labor de clasificación, limpieza, empaquetado, etiquetado, etc. Debido a que los productos frescos se ponen a la venta en una amplia gama de establecimientos (supermercados, mercados en la calle, restaurantes, comedores, escuelas, hospitales, etc.), los proveedores y mayoristas tienen que ofrecer a cada cliente una especificidad adecuada de cantidades y calidades. Finalmente, estos puntos de venta, como por ejemplo los supermercados, son

responsables de la variedad y la comercialización en la oferta de estos productos, evitando la generación de residuos, mermas, etc.

Freshfel estima que en el conjunto de esta cadena (excluyendo a los productores) participan activamente unas 550.000 personas, empleadas mayoritariamente en PYMES. Además, otras actividades económicas relacionadas, como las empresas de semillas, de sistemas de protección de los cultivos, de logística o de todo tipo de envases y embalajes, ofrecen servicios de valor añadido muy importantes en todas las fases de la cadena desde el campo a la mesa.

Por lo tanto, el precio de las frutas y hortalizas frescas no sólo se forma por la oferta y la demanda, sino que viene influenciado por diferentes factores de coste que actúan dentro de la cadena de suministro, tales como los factores de producción, los costes laborales en todas y cada una de las etapas, la primera puesta en el mercado, así como los costes de estructura (logística, energía, mermas, etc.) Luc Clerx, presidente de la División de Promoción, Comunicación y Marketing de Freshfel comenta "Los debates a nivel de opinión pública con frecuencia simplifican el recorrido del campo a la mesa, sin dar el reconocimiento que merecen al papel que juegan todos los agentes que participan en la cadena de suministro, que permiten asegurar un producto sabroso, sano y de alta calidad.

Al final, las simplificaciones conducen a transmitir una idea equivocada a los consumidores que hace que éstos no evalúen de forma correcta el valor del precio que pagan por las frutas y hortalizas frescas. Debemos tener en cuenta que la cadena de suministro ya es hoy tan corta como es posible y solo tan larga como es necesario, dado el alto nivel de competitividad y la experiencia y conocimientos disponibles a lo largo de toda la cadena.”

Más información: http://www.freshfel.org

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor