La desaparición del mango mexicano

Se está haciendo más difícil el cultivo de mangos, y algunos agricultores están abandonando el cultivo. Solía ser fácil cultivar mangos: caían lluvias cada año, las abejas y otros polinizadores hacían su trabajo, y entonces los mangos estaban listos para recoger, pero este año una combinación de fuertes lluvias y las temperaturas extremas causó que el árbol floreciera antes de tiempo, lo que hace que se produzcan pequeños mangos sin semilla que son esencialmente inútiles.

En los últimos dos años, el cultivo de mango Ataulfo (variedad de color dorado vendido como mangos 'champagne' en EE.UU.) ha caído un 60%. Como resultado, muchos productores están arrancando sus árboles de mango y en su lugar plantan caña de azúcar o palma, los cuales son cultivos de rápido crecimiento que le dan una cosecha más regular, a pesar que requieren fertilizantes y plaguicidas más costoso.

El agricultor Roberto Fourzali Moisés dijo que cerca de la mitad de su cosecha de este año es mala. Un mango bien formado obtiene hasta US$2 en los mercados estadounidenses, mientras que los más pequeños no se pueden vender. Este problema hizo eco a través de Chiapas, el mayor productor de mango Ataulfo que en ninguna otra parte de México. México provee 60% del total de mangos consumidos en EE.UU.. "Por lo general, se obtiene 150 pesos por caja, ahora llegamos a 40 o 30 pesos por los más pequeños. Ha sido un gran desastre", dijo Eusebio Carlos Ortega, presidente de la Asociación de Productores de Mango del Soconusco en Tapachula. Chiapas es el hogar de cerca de 6.000 productores, que envían alrededor de 200.000 toneladas de mangos a los EE.UU. y Canadá cada año. La variedad Ataulfo llega al mercado alrededor de febrero o marzo. El Sr. Ortega acusa al tiempo extraño, pero también dice que los agricultores tienen culpa. La región tuvo un gran auge de algodón hace unos años, y los agricultores utilizaron muchos pesticidas y fertilizantes que con el tiempo agotó el suelo y acabó con muchos de los insectos polinizadores.

Un estudio realizado en el 2008 por los investigadores agrícolas en la Agencia para el Desarrollo Internacional de EE.UU. reveló que la producción de mango por hectárea en la región del Soconusco se había reducido desde cerca de 15 toneladas en 1995 a 2 o 3 toneladas en el 2008. Los expertos externos dicen que la combinación de mala gestión y cambios climáticos están afectando a los mangos y otros cultivos comerciales importantes de Chiapas.

Basado en información de: globalpost.com

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor