Podrían ser usados en el futuro en tratamientos contra la osteoporosis

Los arándanos ayudarían a fortalecer los huesos, según estudio

Algunos compuestos en arándanos podrían tener un efecto poderoso en la formación de los huesos fuertes y sanos, si los resultados de estudios con ratones de laboratorio también aplican a los seres humanos.

Jin-Ran Chen y sus colegas están explorando esta idea en investigaciones patrocinadas por el Servicio de Investigación Agrícola (ARS) en el Centro de Nutrición de Niños de Arkansas (ACNC por sus siglas en inglés) en Little Rock. Chen es un investigador principal y científico en el Laboratorio del Desarrollo Óseo del centro, y un profesor asistente en el Departamento de Pediatría de la Universidad de Arkansas para las Ciencias Médicas, también en Little Rock.

Chen se especializa en investigaciones sobre cómo la dieta durante la infancia, la niñez y la adultez temprana afecta el crecimiento y desarrollo de huesos y el riesgo de desarrollar la osteoporosis y otras enfermedades degenerativas de los huesos más tarde en la vida.

Los estudios de Chen con ratones jóvenes sugieren que los polifenoles, los cuales son compuestos que les dan a los arándanos sus colores de azul, púrpura y rojo, podrían tener un papel en la formación de huesos fuertes. Estos estudios han abierto la puerta a nuevas investigaciones que podrían revelar si los arándanos podrían ser usados en el futuro en tratamientos para aumentar el desarrollo de la masa ósea y para ayudar a prevenir la osteoporosis.

Con resultados publicados en 'Journal of Bone and Mineral Research' (Revista de Investigaciones sobre Huesos y Minerales) en el 2010, esta investigación mostró que los animales que consumieron raciones que contuvieron el 10 por ciento del polvo de arándanos liofilizados tuvieron significativamente más masa ósea comparados con otros ratones que no recibieron los arándanos en su dieta.

Cuando los investigadores expusieron cultivos de células que forman los huesos (los osteoblastos) a la sangre de los animales, ellos descubrieron que la sangre de los ratones que consumieron el polvo de arándanos fue asociada con un aumento en el desarrollo de los osteoblastos en células óseas funcionales.

La sangre de los ratones que consumieron los arándanos tuvo niveles altos de ácidos fenólicos derivados de los polifenoles. Esta investigación sugiere que los ácidos fenólicos podrían tener un efecto en la formación de huesos en los ratones. Estudios adicionales se necesitan para determinar si estos beneficios podrían ocurrir en los seres humanos, según Chen.ARS

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor