Guerra química

EE.UU.: Defectos de nacimiento relacionados con los pesticidas de tomate

Según la página web 'The Ecologist', los bebés nacieron con deformidades severas después de que sus madres fueron expuestas a plaguicidas en cada cosecha de tomates. Barry Estabrook informó sobre el caso que conmocionó a EE.UU.. Tower Cabins es un campo de trabajo al sur de Immokalee en el suroeste de Florida utilizado para el cultivo de tomate. Justo antes de Navidad hace unos años, tres mujeres embarazadas, esperaban los niños con siete semanas de diferencia. El primer bebé, Carlitos, hijo de Abraham Candelario (20 años) y su esposa Francisca Herrera (19 años), nació el 17 de diciembre, con una condición extremadamente rara llamada síndrome de Tetra-Amelia, que le dejó sin brazos y piernas.

Seis semanas después, a algunas cabañas de distancia, nació Jesús Navarrete de Sostenes Maceda, el tenia el síndrome de Pierre Robin, una deformidad de la mandíbula inferior. Como resultado, su lengua estaba en constante peligro de caer en la garganta, poniéndolo en riesgo de asfixia y tuvo que ser alimentado a través de un tubo de plástico. Dos días después nació Jorge, hijo de Maria Meza, él tenía un oído, un riñón, el paladar hendido, y no poseía nariz, ano, y los órganos sexuales no eran visibles. Un par de horas más tarde, tras un examen minucioso, los médicos determinaron que Jorge era en realidad una niña y sus padres la nombraron Violeta. Sus defectos de nacimiento fueron tan graves que sólo sobrevivió tres días.

Además de vivir dentro de cien metros el uno del otro, Herrera, Maceda, y Meza tenían una cosa en común. Todas trabajaban para la misma empresa, Ag-Mart Produce, Inc., y en el mismo campo de tomate. Los consumidores conocen Ag-Mart, principalmente a través de su marca registrada UglyRipe, que se vende en envases de plástico plegable adornada con tres personajes sonriendo, bailando, llamados Tom, Matt, y Otto. "Los niños les encanta comer esta delicia nutritiva", dice la publicidad de la compañía.

En los campos de cultivo, un letrero en la entrada advirtió que el campo había sido rociado por no menos de treinta diferentes productos químicos durante el período vegetativo. Muchos de ellos fueron calificados como "altamente tóxico", y al menos tres, el herbicida metribuzin, el fungicida mancozeb, y el insecticida avermectina, se sabe que son "toxinas en el desarrollo y la reproducción", según la Red de Acción en Plaguicidas. Ellos son teratogénicos, lo que significa que puede causar defectos de nacimiento.

Violaciones de seguridad

Si se utilizan, La Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. ordena 'intervalos de entrada restringida', (REI - tiempo que debe transcurrir entre el momento de aplicar plaguicidas y la entrada de trabajadores a los campos). En los tres casos, de acuerdo con 'The Ecologist', las mujeres dijeron que fueron obligadas a recolectar, violando las regulaciones REI. A pesar de las regulaciones se requiere el uso de gafas protectoras, guantes resistentes a productos químicos, delantales de goma, y respiradores de vapor. Las tres mujeres dijeron que no habían sido advertidas de los posibles peligros a la exposición de los productos químicos y no llevaban equipos de protección, a menos que cuente sus inútiles intentos para evitar la inhalación como pañuelos para tapar la boca.

Basado en información de: theecologist.org

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor