Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Los supermercados del R.Unido advierten de problemas con el suministro de verduras

Los consumidores han sido advertidos de que habrá escasez de verduras de invierno nacionales en vísperas de Navidad, ya que los agricultores del Reino Unido gravan en sus productos los costes de las devastadoras inundaciones y de las malas condiciones meteorológicas.

Los supermercados han dicho que quizá se vean obligados a importar algunos de los ingredientes básicos para la tradicional cena de Navidad (principalmente patatas y coles de Bruselas), y que las zanahorias locales tendrán menor tamaño debido a las difíciles condiciones de cultivo. Las provisiones de coliflor también son impredecibles, y es probable que los minoristas tengan que adquirir lombarda del exterior a partir de abril.

Los primeros pronósticos de la Asociación de Productores Británicos (BGA, por sus siglas en inglés), sugieren que habrá una quinta parte menos de coles de Bruselas este año a causa del tiempo, y para las chirivías también ha sido una mala temporada. Las patatas han sufrido tanto la sequía de verano (que puede producir decoloración) como las inundaciones, lo que ha provocado que sea difícil cosecharlas. Aunque la situación ha empeorado en fincas agrícolas del Reino Unido donde las fuertes lluvias han detenido el crecimiento de las coles de Bruselas y ha podrido gran cantidad.

Los datos nacionales de Morrisons, basados en el testimonio de los agricultores, muestran que el cultivo de coles de Bruselas ha descendido alrededor de un 30 % de forma global y obligará a los minoristas a realizar algunas importaciones, aunque el objetivo es que el 100 % de las coles de Bruselas de estas Navidades sean del Reino Unido y lo más probable es que no se incluyan coles preparadas. El supermercado afirma que el volumen de patatas del país ha descendido alrededor de un 20 % de forma general respecto del año pasado, lo que también podría forzar a importar; el cultivo de zanahorias ha descendido un 15 % debido a la escasez de luz solar y a las malas condiciones de cultivo. El volumen del cultivo nacional de chirivías también ha descendido un 15 %. 

Andrew Garton, director de producto y horticultura en Morrisons, ha dicho: "Debido a que compramos más fruta y verdura directamente de los agricultores británicos que cualquier otro supermercado principal, sabemos lo difícil que ha sido este año para ellos. El volumen de los cultivos británicos ha descendido de forma global, pero estamos haciendo todo lo posible para garantizar que el cliente pueda comprar productos de este país. Eso significa que debemos ser flexibles al aceptar productos con algunos defectos, pero que saben igual de bien que sus homólogos de aspecto perfecto".

Marks & Spencer, que el mes de diciembre vender más de 50 millones de coles de Bruselas, ha dicho que sus proveedores están haciendo todo lo que pueden para poder suministrar el 100 % de coles británicas este invierno, aunque no puede dar nada por sentado, pues las condiciones meteorológicas son inciertas.

Algunos supermercados han sido más optimistas. La portavoz de Asda ha dicho: "No esperamos que haya problemas con la disponibilidad de las verduras clásicas navideñas este año. Ha habido algunos desafíos durante toda la temporada en los que hemos trabajado codo con codo con nuestros productores, pero confiamos en que haya buenos cultivos de verduras británicas. En Asda no subiremos los precios de estas verduras navideñas".

Por otro lado, la Unión Nacional de Agricultores ha advertido de que el mal tiempo causará estragos financieros en la industria que costará más de 500 millones de libras a los agricultores británicos, y muchos de los daños no son asegurables.

Ha dicho que alrededor del 13% del cultivo nacional de patata, 822 200 toneladas en 19 500 hectáreas, ha sido destruido o seguía en la tierra dos meses después de las primeras inundaciones, con un posible coste de 97 millones de libras. La unión ha dicho que el cultivo de cereales y de remolacha azucarera han sufrido suertes similares. Además, la cosecha de grano del próximo año podría ser varios millones de toneladas menor que en 2000 a causa de las malas condiciones de cultivo y a la anegación de las tierras, para lo que se calculan pérdidas de 300 millones de libras para los productores.


Fuente: TheGuardian.co.uk (en inglés)


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor