Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

EE. UU. (Florida): Intentan salvar la industria citrícola con las espinacas

Los productores de Florida están preocupados por una enfermedad que asola los campos: la virescencia de los cítricos. Ricke Kress, presidente de Southern Gardens Citrus cree que la solución para salvar la industria del zumo de naranja reside en los naranjos modificados genéticamente. "Si no conseguimos una cura, es posible que desaparezca", afirma Kress. Pero Kress opina que la industria dará con una solución.

La virescencia de los cítricos se encontró por primera vez en los campos de Florida, en Southern Gardens, en 2005, poco después de que Kress llegara a la empresa. Desde entonces, ha destruido más de un cuarto de los árboles de la compañía. "Hemos perdido más del 25 por ciento de nuestros árboles, más de 700 000 desde que se halló la enfermedad", añade Kress.

La industria del zumo de naranja de Florida, valorada en 2000 millones de dólares, es la número dos del mundo después de todo el país de Brasil. Por tanto, Southern Gardens Citrus decidió luchar y recurrió a los investigadores de las universidades para dar con una solución, una solución genética. Han probado combinando un gen de cerdo, un gen sintético e incluso un gen de un virus con el naranjo. Sin embargo, hasta ahora, la solución más prometedora para librarse de la virescencia es un gen procedente de una espinaca. "Todos hemos crecido con las espinacas", señala Kress.

"La virescencia de los cítricos es sin duda una gran amenaza para esta industria en todo el mundo, no solo en Florida", explica el doctor Calvin Arnold, director de laboratorio del Laboratorio de Investigación Hortícola del USDA (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos) en Fort Pierce. El doctor Arnold es muy consciente de la investigación que Kress y de su equipo en Southern Gardens Citrus están haciendo con el gen de la espinaca y dice que "esos genes de espinaca tienen una alta probabilidad de ser muy seguros".

También subraya que uno de los proyectos de investigación del Gobierno que parece muy prometedor es el que utiliza un gen de un familiar de los cítricos: el Poncirus trifoliata o naranjo trifoliado. En su opinión, la ciencia logrará salvar la industria citrícola.

Ricke Kress explica que hasta el momento, los árboles con el gen de la espinaca siguen siendo sanos, pero todavía tendrán que pasar al menos cinco o seis años hasta que se pueda obtener zumo de naranja de los frutos producidos por estos árboles. Sin embargo, es consciente de que también tiene que convencer a los escépticos de que una naranja modificada genéticamente es segura. "Si no les comunicamos y explicamos a los consumidores el proceso de lo que estamos haciendo, no servirá para nada", asevera. Para Ricke Kress, una de sus prioridades, además de encontrar una solución para la virescencia, es encontrar un modo de convencer a los consumidores de que modificar la naranja quizá sea la única forma de salvarla.


Fuente: winknews.com

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor