Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Unos investigadores de Ohio tratan de mejorar los tomates

Hace varios años, Esther van der Knaap aisló y clonó un gen que controla la forma de los tomates, que ya contiene todo tipo de promesas para los productores. Sin embargo, la investigadora de la Universidad Estatal de Ohio no se detuvo aquí, porque si les preguntamos a los agricultores sobre sus tomates, dirán que el tamaño también importa.

Por esa razón, Van der Knaap anunció recientemente que su laboratorio ha aislado y clonado el gen que controla el tamaño. "Controla varias características importantes, de hecho", señala. 

Además de controlar el tamaño de los tomates, este gen —llamado SIKLUH — ayuda a controlar cuántos tomates produce una planta y cómo de rápido se maduran. Van der Knaap explica que imagina tomateras personalizadas adaptadas perfectamente a las diferentes regiones productoras y mercados. "Quizá sea ventajoso tener frutos un poco más pequeños que maduren más rápido", dice.

Dicho esto, en el invernadero del Centro de Investigación y Desarrollo Agrícola ubicado en Wooster de la Universidad de Ohio no se cultivan tomates de tamaños desorbitados. De hecho, Van der Knaap y su equipo de investigadores fueron en la dirección opuesta y crearon tomates cada vez más pequeños.

Sus hallazgos, publicados hace poco en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, abren la puerta a la mecánica molecular que comenzó miles de años atrás cuando el fruto se domesticó, y siglos atrás cuando la reproducción cruzada comenzó a producir variedades diferentes.

El gen regula la división celular. En los tomates más grandes, es probable que el gen exprese una enzima más específica para crear más células. Mediante estudios posteriores, habrá que determinar la proporción real de enzimas en el crecimiento.

"Un gen SlKLUH más activo retrasa la maduración: los tomates más grandes tardan más tiempo en crecer. Las plantas que obtienen tomates más grandes también producen menos ramas y frutos", explica Chakrabati.

Cinco años de reproducción cruzada de los diferentes tipos de tomates ayudaron a Van der Knaap a reducir una lista de 500 genes candidatos a tan solo uno. Ese fue SlKLUH, que se sometió a pruebas usando técnicas que lo desactivaron progresivamente para producir tomates más pequeños. 

El equipo intentó crear un tomate más grande, pero los intentos de sobreexpresar el gen no produjeron cambios visibles en el tamaño. el experimento podría haber desencadenado una respuesta inmune en la planta que suprimió el crecimiento. Los próximos experimentos tendrán el objetivo de aumentar el tamaño del tomate, según cuenta Van der Knaap, y explorar la posibilidad de manipular el gen para crear plantas que se adecuen mejor a los agricultores. 

Fuente: dispatch.com

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor