Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

"Geert Leffers: "Si las cosas se hicieran solas, me habría quedado en casa"

China: Un neerlandés ayuda a levantar 60 hectáreas de Venlo en Daxing

El neerlandés Geert Leffers está participando actualmente en uno de los mayores retos de su carrera: la construcción de un gran invernadero para el cultivo de tomates en Daxing, en los suburbios meridionales de Pekín, China. El proyecto está en marcha con la construcción de las primeras 5 hectáreas de invernadero de alta tecnología y, con unas 55 hectáreas todavía por delante, se ha convertido en la corona de la carrera de Leffers antes de su jubilación. Hemos hablado con él sobre los desafíos a los que se enfrenta en China.

Leffers cuenta con una dilatada carrera en el desarrollo de invernaderos. Nacido en Brasil en el seno de una familia neerlandesa, regresó a los Países Bajos para aprender todos los entresijos de la horticultura tras acabar su servicio militar. Después de adquirir experiencia en Westland trabajando en un invernadero de fresias, volvió a Brasil para fundar su propia empresa. Comenzó con el cultivo a campo abierto, pero pronto se abrió camino con su primer invernadero de segunda mano, que importó de los Países Bajos. Tras lograr cultivar tomates en Brasil durante una década, regresó a los Países Bajos por segunda vez. "Trabajando para los instaladores y contratistas neerlandeses como Brinkman y PB Techniek, adquirí mucha experiencia en la construcción de invernaderos y fui responsable de muchas instalaciones técnicas de agua en proyectos nacionales y extranjeros". Leffers ha instalado en China, los Estados Unidos (Village Farms Monahans, Texas) y los Países Bajos. 


El proyecto en Daxing

Después de participar en muchos proyectos, Leffers se puso en contacto con los desarrolladores del proyecto en China. Beijing Dongzheng Agriculture. Co. Ltd. lo contrató como gerente técnico para desarrollar sus planes de inversión en la horticultura china. El grupo tiene grandes planes con sus 60 hectáreas, pero sabían que tenían que contratar conocimientos neerlandeses. "El grupo tiene pensado desarrollar un invernadero de 60 hectáreas en el Parque Agrícola Nueva Zelanda en el distrito de Daxing. El grupo tiene su origen en la promoción urbanística y no tiene experiencia en agricultura, por lo que me contrataron como gerente técnico".

Geert Leffers

Los planes del grupo parecen funcionar bien, la construcción de las primeras 5 hectáreas de invernadero Venlo ya está en marcha. Leffers espera que los primeros cristales lleguen en la segunda semana de junio, pero según él, nada es lo que parece en China: el proyecto ya lleva siete meses de retraso con respecto a la planificación.

"Existen muchos retos que abordar y a veces me lleva mucho tiempo", señala Leffers en referencia a los grandes retrasos como resultado de las barreras lingüísticas y la burocracia. "Cuando me contrataron, dejé claro que quería que todo se hiciera según lo planeado. Pero en China, al Gobierno local que le gusta interferir en los más mínimos detalles, lo que da lugar a grandes retrasos y discusiones. Esto es algo que hay que evitar, pues lleva mucho tiempo. Además, la barrera lingüística también consume mucho tiempo y en ocasiones se consigue lo contrario de lo que se pedía".


Leffers con contratistas chinos

Pese a los grandes retrasos y todos los esfuerzos extra, Leffer sigue manteniendo una actitud muy positiva respecto al proyecto. Ve el proyecto como un gran reto que le gustaría superar antes de jubilarse. "Ahora mismo estamos en medio de la construcción de las primeras 5 hectáreas, en 2015 queremos completar otras 5 hectáreas y en las próximas fases tenemos la intención de construir 10 hectáreas cada año. Es un proyecto largo que requiere mucho asesoramiento y esfuerzo. Aunque, por otro lado, si las cosas se hicieran solas, me habría quedado en casa en los Países Bajos".



El objetivo de Leffers es construir unas instalaciones prósperas. "Se sabe que en China se ha invertido mucho en horticultura. A lo largo de los años se han realizado muchos proyectos, pero en muchos casos no han sido prósperos debido a que de ellos se encargaron las personas equivocadas. Esto es algo que hay que tener en cuenta".



Bajo la responsabilidad de Leffers no está solo el desarrollo técnico, también participa en la elección de los cultivos correctos. "He visitado muchos productores neerlandeses y evaluado algunas variedades, ahora mismo tenemos en mente un tomate en rama y un sabroso tomate cherry. Los primeros plantones nos los suministrará un propagador local, pero tenemos pensado construir nuestro propio invernadero de propagación de 4.000 metros cuadrados".



"Todavía nos queda mucho por hacer", asegura Leffers. "Cuando se construye aquí, hay que pensar día a día. Cada día cuesta mucho dinero; a veces no hay dinero disponible para hacer lo que se necesita. Yo estoy acostumbrado a cierto retraso, pero los retrasos en China son inconcebibles. a veces hay que enfadarse mucho para conseguir lo que se necesita".

Más información: Geert Leffers (correo e.)



Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor