Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Consecuencias limitadas para el comercio hortofrutícola

Argentina, al borde de la bancarrota de nuevo

La economía argentina es inestable desde hace años, pero tras un veredicto de la Corte Suprema estadounidense, el país está de nuevo al borde de la bancarrota. Los limones argentinos son especialmente importantes para el comercio hortofrutícola. Si Argentina cayese como país exportador, esto conllevaría una subida de precios, ya que los otros países productores de cítricos no podrían suplir sus volúmenes. Se necesitan medidas radicales para contrarrestar esta situación.

La semana pasada la Corte Suprema estadounidense sentenció al país sudamericano a pagar a un cierto número de cobradores de deudas con valores de antes de la crisis, de principios de 2000. Se llegó un acuerdo de devolución para gran parte de la deuda estatal de aquellos años, lo que significa que una gran parte de la deuda fue condonada. Varios fondos de cobertura estadounidenses compraron las deudas justo después de la crisis y no se adhirieron al acuerdo de devolución y solicitaron el 100% de la deuda. La Corte se mostró a favor de los cobradores de deudas y Argentina tiene que pagar 1.300 millones de dólares en pagos atrasados antes de final de mes, una suma que no tiene. La bancarrota se cierne sobre el país.

Un importante país para el limón
Las consecuencias para el sector hortofrutícola tras la bancarrota serán limitadas. Marcel van Rooijen, de Verdi Import, afirma que Argentina ha perdido la importante posición que tenía en fruta de árbol hace unos quince años. “Hemos visto cómo caían los volúmenes durante años”. Argentina también ha perdido su posición en la exportación de carne. Solo la soja es todavía un producto importante para la exportación. “Esto es porque la demanda internacional todavía excede a la oferta”, explica Eddy Jager, de Jaguar.

Argentina es un jugador importante en el mercado de los cítricos en lo que concierne a los limones. “La posición en cuanto a la competencia de Argentina es dramática”, continúa Eddy. “Todavía tienen una posición razonable en el mercado del limón porque Argentina suministra grandes volúmenes y el poder de los grandes volúmenes desempeña su función. Su posición en la competencia de las naranjas y las mandarinas no es tan buena”.

Causas económicas más profundas
Ambos comerciantes observan que el país tiene problemas desde hace un tiempo y que solo la aplicación de medidas drásticas podría darle la vuelta a la situación. Marcel afirma que el país dificulta más la exportación con todo tipo de impuestos. “La situación es muy frágil y empeora cada año. El Gobierno financia el gasto con las tasas de exportación. Esto encarece mucho las exportación, lo que provoca que los volúmenes decrezcan y entonces son necesarias tasas mayores para conseguir los mismos ingresos”. Esto atrapa Argentina en un círculo vicioso.

Eddy Jager indica que el país lleva años enfrentándose a la hiperinflación. “Oficialmente, la inflación está en el 8-9%, pero en realidad lleva en el 25-26% desde hace años. Los aumentos en los créditos con el mismo porcentaje se han convertido en algo normal, lo que ha hecho bajar la posición competitiva”. También observa que el país tiene escasez de reservas de dólares. “El Gobierno controla la moneda circulante. Solo se pueden comprar dólares con permiso. Debido a la escasez de moneda corriente, la exportación está casi estancada”.

Las exportaciones argentinas hacen uso de todo tipo de trucos para sobrevivir. Ha surgido un mercado en la sombra, el llamado ‘dólar blue’, con el que comercian los locales. La tasa de cambio oficial entre el peso argentino y el dólar estadounidense está en alrededor de 8 a 1. En el ‘dólar blue’, un dólar está entre 11 y 12 pesos. “Los exportadores tratan de sobrevivir así”, explica Marcel. “Si se ciñen a las leyes, no tienen ninguna posibilidad de supervivencia”. Pero solo los argentinos pueden acceder a este mercado en la sombra, los comerciantes extranjeros tienen que operar a través de los canales oficiales.

Soluciones
Para romper este círculo vicioso, Marcel cree que todo el sistema debe cambiar. “La única forma de salir de esto es que se cambie el curso de acción y el Gobierno estimule la exportación. Exportando lo máximo posible se obtiene moneda extranjera. Ahora mismo se está luchando contra esto y no parece que la situación vaya a cambiar pronto”.

La devaluación del peso argentino y abandonar la tasa de cambio establecida con el dólar es la única solución, según Eddy, que supone que será necesaria una devaluación del 30-35% para reparar la economía de nuevo. “La población sufrirá, y como hay elecciones en noviembre, las decisiones impopulares se están posponiendo. No tiene buena pinta”.


Contacto:
Verdi Import
Marcel van Rooijen
Koopliedenweg, 38
2991 LN Barendrecht
Tel.: 0031 180 61 88 11
Correo e.: marcel@verdiimport.nl
Web: www.verdiimport.nl

Jaguar
Eddy Jager
Postbus, 4146
2980 GC Ridderkerk
Tel.: 0031 180 75 05 00
Correo e.: eddy.jager@jaguartfc.nl
Web: www.jaguarfreshcompany.com

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor