La fusión de Fyffes se enfrenta a su segunda amenaza de propuesta

Fyffes, el distribuidor de bananas con sede en Dublín, y Chiquita, su rival estadounidense con el que se propone fusionarse, están preparándose para el último intento de dos multimillonarios brasileños de hundir la fusión de 1.000 millones de dólares con una oferta en efectivo por Chiquita.

Los analistas del mercado opinan en su mayoría que Joseph Safra, un banquero brasileño, y José Luis Cutrale, un magnate del zumo de naranja están planeando una segunda y mayor oferta en efectivo por Chiquita, que el pasado jueves rechazó una oferta de 611 millones de dólares hecha anteriormente esa misma semana. La fusión con Fyffes valoró Chiquita en unos 526 millones de dólares.

Para tener alguna oportunidad de éxito, los brasileños deben hacer una nueva oferta a tiempo para que la considere el consejo de Chiquita con anterioridad al 17 de septiembre, fecha en la que Fyffes y Chiquita han programado una reunión de accionistas en Dublín y los EE. UU. para ponerle el sello de aprobación a la fusión propuesta.

Chiquita comunicó el jueves por la noche que sigue comprometida con la fusión con Fyffes “en estos momentos”.

Si se completa como está planificado antes de finales de año, el presidente de Fyffes, David McCann, asumirá el papel de director general de la mayor compañía bananera del mundo.

Postores decepcionados
Los señores Cutrale y Safra están “muy decepcionados” con el rechazo del consejo, según han comunicado. “El Grupo Cutrale y el Grupo Safra están considerando todas las alternativas para proporcionar a los accionistas oportunidades de enviar un mensaje claro al consejo de Chiquita de que deberían entrar en debate sobre la propuesta Cutrale-Safra”.

Los analistas creen que los brasileños tienen el poder de dejar al margen a Fyffes, que es más pequeña como propuesta de fusión. Sin embargo, una subasta de Chiquita podría atraer a otros postores como Pepsico o Fresh Del Monte.

BB&T Capital, una compañía financiera estadounidense, cree que Cutrale y Safra volverán pronto con una oferta en efectivo mayor, después de la sorpresa de que su oferta de 13 dólares por acción fuera rechazada esta pasada semana.

“Creo que 15 dólares captarían la atención del consejo y abrirían potencialmente el diálogo entre las dos compañías”, asegura el analista Brett Hundley.

Se piensa que los brasileños están tratando de sacar provecho del reciente clima hostil de los EE. UU. hacia los llamados acuerdos de “inversión de impuestos”, en los que las compañías estadounidenses compran firmas extranjeras para poder trasladar su sedes al extranjero y ahorrar así en impuestos corporativos. ChiquitaFyffes tiene propuesto tener la sede en Dublín. Hundley, no obstante, afirma que la inversión es probablemente solo un factor menor de la fusión y el ahorro se estima en solo 5 millones de dólares por año.

Fuente: irishtimes.com

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor