Los agricultores españoles valoran las medidas de la CE al tiempo que las consideran insuficientes

La decisión de la Comisión Europea de adoptar medidas extraordinarias empezando por aprobar 125 millones en ayudas al sector hortofrutícola europeo ha sido acogida por los agricultores españoles con optimismo, pese a que, de momento, coinciden en que no parece que vaya a paliar satisfactoriamente las pérdidas que supondrán las restricciones de la Federación Rusa.

El secretario general de Asaja, Pedro Barato, ha valorado la concreción económica —en referencia a la ayuda de 125 millones de euros— porque “era lo que pedíamos”, aunque ha admitido que "con esa cantidad no se puede solucionar el problema pero sí contribuir a ello". Según ha indicado, el objetivo es diseñar un modelo parecido al que se puso en marcha con la crisis de los pepinos por la bacteria E. coli en la que se establecieron calendarios de actuaciones y precios.

Barato ha hecho un llamamiento para que “entre todos se consiga recuperar al sector hortofrutícola, el más afectado actualmente por el embargo ruso".

Desde COAG, Miguel Blanco, su secretario general, ha señalado que la ayuda de 125 millones es “un paso adelante”, aunque pide que se adopten medidas con la máxima urgencia ante la caída que hay ya de los precios.

Según ha subrayado, desconocen las cuantías por agricultor o si todos los productores podrán adherirse a ese fondo anunciado hoy por Bruselas. Además, a su juicio, se debería haber adoptado “ya” una de las medidas que vienen reclamando, como es la retirada de la producción de los mercados.

Por su parte, el secretario de Agricultura de UPA, Ignacio Senovilla, ha salido de la reunión asegurando que "nos vamos sin saber qué decir a los productores de frutas porque lo único que han hecho ha sido darnos información que ya nos habían dado los medios de comunicación”.

Ha asegurado que este conflicto “no ha hecho nada más que empezar” y se está tardando “mucho” en dar una respuesta. "Los precios de algunas frutas llevan semanas hundidos”, lamentaba además Senovilla.

El director de Cooperativas Agro-alimentarias, Eduardo Bahamonde, ha valorado que la CE haya establecido un presupuesto adicional “porque así ha reconocido que el problema es consecuencia de una decisión política”. Además, han instado al Magrama y a la CE a que se adopten con “urgencia” las medidas “concretas” que se consideren oportunas porque “mientras más esperamos, mayor es el impacto para el sector”.

Más tajante ha sido el comunicado de la Conselleria de Presidencia y Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua de La Comunidad Valenciana, en el que “vemos negativamente la ausencia de cítricos y caqui, que aunque no se encuentran en plena temporada, se trata de dos productos que entrarán en campaña próximamente y que resultan de gran importancia para la economía valenciana”.

Desde la Federación de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas y Hortalizas (Fepex), su vicepresidente Antonio Chavero, ha asegurado que están “un poco decepcionados” con la CE ante “su lentitud” para actuar.

No obstante, se ha mostrado confiado en que la Comisión plantee “pronto” acciones concretas que “sean eficaces” para solventar el problema generado por el embargo ruso.

Está previsto que la semana que viene el Magrama mantenga una nueva reunión con los productores para seguir analizando la evolución de la situación.


Fuente: Revista Mercados


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor