Cathy Burns, presidenta de PMA

"Debemos ayudar a los consumidores a hacer de la elección saludable la más sencilla"

En la inauguración de PMA Fresh Connections Southern Africa, celebrada en Pretoria el 13 y 14 de agosto, Cathy Burns, presidenta de PMA, ofreció un discurso en el que resumió los motores que están dando forma a la industria de la distribución alimentaria como la conocemos hoy en día.

"He tenido la suerte de pasar los últimos diez años en Sudáfrica, un país que es rico en historia y donde he tenido la oportunidad de mantener fascinantes conversaciones cargadas de optimismo sobre el futuro del país. También he podido experimentar por primera vez los muchos formatos minoristas de Sudáfrica, incluidos el mercado agrícola e informal".



Según Cathy, la Produce Marketing Association (PMA) cuenta con ricos recursos de investigación y desarrollo, que a menudo derivan en nuevas percepciones que pueden ayudar a despertar creatividad en torno a formas de hacer negocios o de motivar a los emprendedores a correr algunos riesgos.

"Es esencial estar muy al día de lo que ocurre en el mundo. Sin duda, en algunas partes del mundo se está dando un crecimiento débil o un descenso en el sector minorista. En la UE, por ejemplo, se produce una consolidación y contracción del sector minorista, así como una base tributaria más elevada, lo que supone un obstáculo para el gasto del consumidor; Japón se sigue recuperando de las consecuencias del terremoto y está tratando de estabilizar su producción, y la India sufre una mediocre falta de apoyo para las inversiones en el extranjero".

"Mientras, en los Estados Unidos hay cierto optimismo en cuanto a una recuperación del mercado, aunque no demasiado entusiasta; Australia y Nueva Zelanda están experimentando una presión sobre los precios minoristas, y Sudáfrica sufre una alta tasa desempleo y un 6% de inflación minorista".

"Por otro lado, en otros países sí que hay crecimiento. Brasil y China van bastante a la par en términos de expansión de la clase media, y África tiene un enorme potencial de crecimiento, aunque al mismo tiempo existen desafíos relacionados con la infraestructura y la cadena de suministro".

Cathy explica que en los mercados en desarrollo hay minoristas multinacionales, tales como Walmart, Carrefour o Tesco, que están siendo muy enérgicos en cuanto a planes de crecimiento y a dónde invertir su dinero. "¿Qué está provocando estas tendencias minoristas? ¿Es la oferta y la demanda, el crecimiento poblacional o las preferencias de los clientes?".

“En general, el factor más beneficioso es la estabilidad política, que junto con las mayores oportunidades para el comercio de mercado cruzado hacen que el acceso al mercado sea mucho más sencillo, y las compañías se aprovechan de ello. No cabe duda de que los inversores consideran el mundo agrícola, con su crecimiento estable durante los cinco últimos años, una apuesta segura para el futuro. Tan solo el año pasado, los ingresos generados por las exportaciones en todo el mundo alcanzaron 1,8 billones de dólares y se prevé que continúen aumentando".

"El aumento de la población y la urbanización de los países en vías de desarrollo también son factores determinantes", asegura Cathy, "pues la población impulsa el consumo y las sociedades urbanizadas, que generalmente cuentan con salarios más altos y un mejor acceso a la educación, es más probable que tengan más acceso a ingresos disponibles y pasen de cultivar a comprar sus alimentos y otorgar una mayor importancia a las marcas. De hecho, se prevé que la clase media mundial pase de 1.700 millones a 4.900 millones para 2020".

Respecto de las fuerzas motrices clave de la industria minorista actual, Cathy afirma que "el multiculturalismo es la primera gran fuerza y que es probable que las multinacionales hoy en día no te coloquen en una posición de liderazgo si no tienes algo de experiencia global. En un mundo multicultural, los paladares también cambian, y el acceso a los diferentes tipos de comida, no solo en los restaurantes, sino también en casa, ha cambiado la dinámica de consumo. Las compañías deberían considerar lo que pueden hacer para prepararse para la diversidad y atraer a los consumidores de todo el mundo".

“Otro aspecto muy importante es la transparencia. Los consumidores de todo el mundo esperan una profunda personalización; quieren poder elegir los productos que quieran, cuando quieran y a qué precio. Más importante aún, quieren saber qué contienen sus alimentos. Las tecnologías que antes no teníamos permiten a los minoristas crear conexiones con los productores locales mediante señalización, internet o códigos QR; la tecnología ha permitido, además, que las asociaciones de consumidores tengan un peso mucho mayor". 

La presidenta de PMA afirma que "lo único de que disponemos como minoristas es la relación con los clientes. Al fin y al cabo, lo que más nos intimida y apasiona es ganarnos su confianza, porque los consumidores están conectados y confían los unos en los otros".

El tercer aspecto clave, según Cathy, es la conveniencia. "La gente dispone de menos tiempo y trata de llevar estilos de vida más activos, por lo que ir al supermercado no es su principal prioridad. El reto está en convertir esta en una experiencia única, atenta y atractiva; las estadísticas muestran que 2.300 millones de consumidores ya hacen la compra en internet cada año".

"Sin embargo, el reto de la conveniencia es también que es muy personal; para algunos, significa ser capaz de preparar platos de forma sencilla; para otros, tiene que ver con el envase, las raciones, la posibilidad de elegir dónde comer. Existen también grandes oportunidades en ayudar a las personas a elaborar platos nutritivos a precios asequibles, teniendo también en cuenta que los hogares se están reduciendo".

La última gran fuerza motriz de la industrias minorista hoy en día es la salud. Cathy asevera que "nos encontramos en una verdadera crisis en lo que a la salud se refiere. Los consumidores están más informados también sobre cómo influye la alimentación en su organismo, pero lo que es evidente es que tenemos un problema con la obesidad, que afecta a 1.500 millones de personas en todo el mundo".

Cathy afirma que "la industria hortícola es una de las mejor equipadas para abordar este problema, aunque también debe hacer frente al poder de marketing de las grandes marcas. De media, los niños ven 5.500 anuncios de comida basura al año, pero menos de cien de alimentos saludables. Aquí residen las grandes oportunidades de marcar la diferencia".

"En cuanto a los consumidores que buscan alimentos saludables y nutritivos, ¿cómo de creativos estamos siendo? ¿Qué innovaciones estamos utilizando? Y, ¿cómo pensamos promocionar y comercializar nuestros productos; nuestros excelentes y saludables productos? La verdadera oportunidad se encuentra en la innovación, pero yo los invito a hacerlo con un objetivo, a establecer una relación de confianza con los consumidores y a ayudarlos a hacer que la elección saludable sea la más sencilla", concluye Cathy Burns.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor