Unos científicos estadounidenses trabajan en el desarrollo de unos cacahuetes que no produzcan alergias

La alergia a los frutos secos es una enfermedad peligrosa que puede ser letal para la persona que la padece. Sin embargo, el mayor riesgo es que el producto se introduzca en el cuerpo humano de forma accidental, sin el conocimiento de la persona. Este es el motivo por el que un grupo de investigadores ha empezado a buscar una solución en la raíz del problema: los propios frutos secos.

En lugar de buscar otro tratamiento o método para prevenir la alergia a los cacahuetes, los expertos del Departamento de Agricultura de EE. UU. han decidido cambiar su objetivo y eliminar de los cacahuetes su componente potencialmente dañino.

Christopher Mattison, un biólogo molecular del Servicio de Investigación Agrícola, afirma que ha roto literalmente la estructura de la proteína del fruto seco que provoca la alergia.

Se ha informado que los científicos fueron capaces de incorporar la proteína del anacardo a la estructura del cacahuete y, con esto, al menos, han conseguido reducir los efectos de la reacción alérgica.

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor